Por qué contratar a personas con edad


Hoy fui a una entrevista. Buscaban a una persona que pudiera desempeñar unas tareas que requieren un conocimiento amplio de una materia. El entrevistador me reconoce que “no quieren becarios”, porque quieren un perfil con experiencia en este puesto, con estabilidad, con madurez, y para eso buscamos personas con una edad.

Por eso hoy quiero hablar de contratar personas con una amplia experiencia en el mercado laboral, con una cualificación alta, a pesar de pasar de los 45.

La verdad es que la experiencia es fundamental para todo en la vida. También es cierto que por muy joven-maduro que seas, la diferencia de edad te garantiza que vivas experiencias tanto personales como profesionales que aún no has vivido.

No puedo separar las experiencias personales de las profesionales, porque creo que lo positivo y negativo de la vida van en la misma mochila y pesan lo mismo.

La mayoría de los rechazos para ni entrevistar a las personas que tienen experiencia y una edad es brutal. No vamos a mentir.

Estoy convencida que una mujer (podíamos hablar de los hombres, pero lo voy a hacer en primera persona) puede ofrecer una experiencia de vida (personal y laboral) que se traduce una estabilidad laboral que para el puesto al que me presenté necesitan.

La estabilidad laboral es algo fundamental porque ninguna empresa quiere personas que entren y salgan de su empresa. Es una pérdida de dinero para la empresa tener un trabajador durante un periodo de tiempo, enseñándole cómo funciona y se trabaja la empresa, y que cuando ya está trabajando de manera independiente, se marche, incluso a la competencia. Además de ser mala imagen de cara a la clientela la rotación excesiva de trabajadores, porque no saben quién les atiende. Los clientes no querrán hablar o tratar con esos empleados, sino con los jefes, porque cómo no se van a quedar, no pierdo el tiempo.

Una buena estrategia empresarial, desde mi punto de vista, puede ser ocupar los puestos estructurales con personas de perfiles senior. No sólo por la productividad y la imagen de empresa cara a los clientes, sino por la mejor estabilidad de la plantilla.

Las personas que pasamos de los 45 no tenemos más bajas que los jóvenes, ni las mujeres más que los hombres. La salud no es una cuestión de edad ni de sexo. La calidad de vida, los hábitos saludables, ayudan a que una persona esté y se encuentre mejor que otra.

Da igual todas las ayudas o subvenciones que dé el estado. Si el perfil profesional que quieres cubrir tiene que tener una alta cualificación y una profesionalidad, tendrás que acudir a personas con edades altas. Te garantizarán productividad y competitividad en el mercado. Tendrás una estabilidad que favorecerá a que tu equipo esté cohesionado. Lo demás son habladurías.

Es algo difícil y hay que luchar contra mentalidades obsoletas. Por la situación en la que vivimos han cambiado las relaciones laborales. Estamos en una etapa de transito. No podemos perder, como empresas, el talento que hay ahí fuera.

La edad es un número asociado a unas etiquetas. El trabajador cualificado es válido en su campo y lo seguirá siendo aunque pasen los años. No nos olvidemos de la capacidad de adaptación que tenemos, ya que nuestra experiencia vital nos ha hecho adaptarnos a todas las circunstancias vividas ¡y nos adaptaremos a ésta, también!. Es lo que nos ha llevado a superarnos todos los días, y a llegar a donde estamos ahora.

Si tienes más de 45 años, tienes más posibilidades de ser contratado

Mirémonos todos al espejo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Nunca dejes tu extracto de Linkedin en blanco


En el extracto de Linkedin es donde tenemos que describir nuestras habilidades, capacidades y competencias para ser visibles en la red. No podemos poner por poner. Hay límite: 2.000 caracteres. Así que la redacción es complicada.

Lo que figure en el extracto un resumen de mi perfil profesional, lo que puedo hacer, lo que sé hacer. Es decir, quién soy yo.

Cuando alguien entra en tu perfil, lo primero que ve es el extracto, y con lo que lea se hará una idea de tu perfil profesional. Entonces, continuará o no leyendo el resto del perfil.

Es el único espacio del perfil del Linkedin en donde podemos ser creativos, mostrarnos como somos. Puedes adjuntar el enlace a tu videocv o a tu web o blog. En el extracto está nuestra diferenciación.

Tenemos que darle un toque personal. Los profesionales (trabajadores y empresas) somos personas. No podemos mostrarnos fríos ni distantes. Tenemos emociones y debamos gestionarlas.

Antes de ponerte a redactar tu extracto, tienes que tener en cuenta lo siguiente: encontrar-gustar-contactar.

Es el proceso que seguimos en las búsquedas. Primero, aparecemos. Después, ven nuestro extrato. Finalmente, si lo que leyeron les gustó o es lo que andan buscando, pues leen nuestro perfil (que es nuestro currículum). Has logrado el objetivo: ¡provocar el contacto!

¿Qué significa contactar? Te enviaran email para realizar la entrevista, o unirte a la red de contactos, o tener una colaboración profesional.

Las personas que oriento, cuando veo sus perfiles, muchos de ellos son un resumen de su currículum (estudios, experiencia) pero esa no es la función. Lo que tienes que hacer es resumir tu perfil, pero con tus palabras. Eso con tus palabras, como si fueras tú quién lo dijera. Por eso, no copies los de otros perfiles semejantes al tuyo.

A esta altura de post comienzan las preguntas: ¿qué pongo?, ¿qué hago?, ¿qué cuento? ….

La verdad que no sé que debes poner. Porque somos nosotros los únicos que sabemos lo que somos y lo que sabemos hacer. El extracto es muy personal.

Lo que tengo claro es que el extracto te muestres como persona que sabe ejercer un trabajo. No como solo un trabajador. Destaca tus competencias personales y relaciónalas con las profesionales. Muestra tus fortalezas y debilidades.

Pautas para redactar tu extracto

  • Habla en 1º persona. Es tu perfil. Eres tú.
  • Dime cuál es tu objetivo profesional
  • Destaca tus competencias, tus puntos fuertes, lo que te hace diferente frente a los demás competidores.
  • Acuérdate de los que estuvieron contigo, del equipo, de los compañeros/as, de los colegas (de profesión). Sobre todo de los que aprendiste algo que es importante para ti.
  • Hazlo tuyo. Habla de los valores, de los objetivos, de los logros,…
  • No te olvides de tu pasión, de lo que realmente te ha hecho feliz,….

Recuerda: sólo tienes 2.000 caracteres (espacios incluidos)para decirle al mundo: quién eres. Dile que vale la pena que siga leyendo. Es tu tarjeta de visita.

Ponte a redactar

Lo que tenemos que tener claro es que el extracto no es una carta de presentación. Ni tampoco un resumen de mi currículum. No es una bio. Es una tarjeta de presentación. Aclarado esto, empezamos a redactar.

Lo haces para decir quién soy y qué me diferencia de los demás perfiles parecidos al mío. Tiene que decir algo porque sino los seleccionadores no siguen leyendo el resto del perfil.

El contenido del extracto

Tiene que contener los siguientes puntos:

  • ¿Quién es?: estudios, habilidades, capacidades, hobbies…
  • ¿Qué haces/sabes hacer? puesto, funciones, tareas, responsabilidades,…
  • ¿Qué ofrece/aportas? Porque vale la pena contratarnos para la empresa por conocimientos, competencias, experiencia, formación, etc.

Tienes que tener claro que no redactas tu extracto para tener el perfil completo. Por otro lado, si el extracto no aporta valor al perfil tampoco sirve para mucho. La verdad, mejor no lo hagas.

Qué no poner en el extracto

Tienes que tener claro que unas veces podrás acertar y en otras veces equivocarte. Bien, va en el aprendizaje. Todo lo que hagas o digas en Linkedin va a tener una repercusión positiva o negativa en el mercado laboral. No te agobies. Es el día a día.

Por eso quiero contarte lo que recomendamos que no pongas (por si acaso):

  • Llenar por llenar 2.000 caracteres. Sin contenido. Bla, bla, bla, bla,
  • Sé concreto, breve, no te enrolles, no te lies.
  • Tiene que hacer algun enlace a algo. A un blog, a un videocv, a alguna red (facebook o twitter)
  • Que no sea un ladrillo. Que sea fácil de leer.

Y …. Un email para contactar (¡Por favor!)

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

EnRedados para Orientar


La semana pasada acudí al IV Simposio de Orientación laboral e Intermediación en Murcia para poder contar mi experiencia como orientadora profesional en las redes sociales. Pasamos la tarde del viernes comentando la experiencia en la orientación en la red a través de nuestros blogs.

Después compartimos opiniones sobre la Orientación Profesional en el marco de la Cartera de Servicios para el SPE del RD 7/2015, 16 de enero.

He tenido la gran oportunidad de compartir mesa y conocer en persona (ya los conocía virtualmente) a Xose Alberte Cea, Sergio Ibáñez, Juan Carlos Muñoz Parreño. Todo moderado y coordinado por Pilar Martinez Clares, apasionada por la orientación profesional.

También acudió Victor Candel que se unió al debate, y yo personalmente pude conocer y compartir experiencia y vivencias en las orientación profesional y el selección.

Tengo que agradecer, y lo haré siempre que me den una oportunidad, a todo el equipo de Pilar Martínez: Miriam. Natalia, Javier, Cristina, César, Chencho, por todo. Por sentirme parte de un equipo.

El Simposio pretende reflexionar sobre la orientación profesional y las funciones del orientador en las redes sociales.

En la primera parte, ¿Cómo activar una red social en orientación laboral?, los cuatro orientadores blogueros contamos nuestra experiencia en la red. El por qué nace nuestro blog, quién lo lee, para qué tenemos un blog sobre orientación laboral.

En la segunda parte, EnREDados para orientar, se debate si las redes sociales y mi blog en concreto se pueden realizar la carta de servicios establecidas en el art. 8 de RD 7/2015.

Desde mi punto de vista, la orientación presencial y digital son complementarias, no excluyentes. El Real Decreto permite que la orientación profesional se pueda realizar de manera individual o grupal, tanto presencial como por medios virtuales.

Una de las funciones que tiene que realizar el orientador profesional en esta nueva economía digital es fomentar y motivar a las personas orientadas que deben adquirir competencias digitales para poder incrementar su empleabilidad.

Las personas desempleadas y las ocupadas tienen un servicio integral de orientación profesional a su disposición en los servicios públicos de empleo en toda España, definidos en el art.8 de dicho Real Decreto.

Es un gran avance porque la orientación profesional pasa a ser un eje estratégico dentro de las políticas activas, como nos contó la Directora del Servicio Público de Empleo de Murcia.

Además se definen los contenidos mínimos de cada uno de los servicios comunes, iguales para todos en el territorio español, de carácter gratuito, donde se garantiza la igualdad de acceso.

También se permite los servicios complementarios que establezcan los servicios públicos de las comunidades autónomas, que se determinaran en función de las características del territorio.

Por otra parte, también hablamos de las competencias que tiene que afrontar el orientador ante su profesionalidad. El simposio se desarrolla dentro del Máster de Orientación de la Universidad de Murcia.

En lo que estábamos de acuerdo es que el orientador/a profesional tiene que adaptarse a los nuevos tiempos cada vez más cambiantes. Las competencias digitales son vitales para no quedarse “fuera”.

El orientador/a tiene que ser el facilitador del desarrollo de las competencias que tiene la persona orientada, que le ayude a identificar las opciones laborales y a elegir entre ellas de manera autónoma. El orientador/a tiene que lograr que la persona orientada consiga poder tomar sus propias decisiones de manera independiente.

Tenemos que reivindicar nuestra profesionalidad como orientadores profesionales. Tenemos que ser actores en el nuevo mercado laboral. Nuestro trabajo reduce las diferencias, y por supuesto ayuda a acceder al mercado laboral a los desprotegidos.

Ha sido para mi una gran experiencia. Una maravillosa oportunidad de conocer orientadores profesionales digitales. Poder compartir experiencias y conocimientos. Yo sigo dando las gracias por dejarme aprender.

Pero volvemos a la realidad, si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Buscar trabajo es muy duro


Hoy quiero darle un toque humano a la búsqueda de empleo. Sé que buscar trabajo es muy duro y solitario.

Estoy convencida que si le diéramos el lado humano a la selección de personal, nuestra sociedad seria un poquito mejor.

Lo que me planteo es que la falta de respuesta cuando envías el currículum o no contestar al resultado del proceso de selección o entrevista, lo que provoca es la desesperación de la persona que busca un empleo. Y cuando se repite, día a día, lo que hace es que se abandone lo de buscar trabajo.

Siempre diré que buscar trabajo es muy duro. Lo fue siempre, pero ahora además de ser duro es muy complicado. No hay ofertas. Y las ofertas que hay, se presentan demasiados candidatos. Por lo que la búsqueda de empleo se ha convertido en una carrera de obstáculos.

En estos tiempos las personas que buscan trabajo lo tienes que afrontar con voluntad, constancia, fuerza y mucha positividad. Además de pedir ayuda a los orientadores laborales.

Sin embargo, hoy la búsqueda de empleo es un camino competitivo. La tardanza en lograr un nuevo trabajo provoca que las personas pierdan su motivación, aparezca la desesperación, etc.

Cuando una persona envía su currículum a una empresa para responder una oferta o ofrecese para ocupar un puesto, la empresa en ningún momento responde. Y cuando descarta a un candidato (sobre todo al final del proceso de selección) no explican el por qué de su decisión.

La falta o nula información en los procesos de selección, lo único que provoca que el candidato tenga que “imaginarse” que es lo qué buscan las empresas y qué ellos no tienen. Por mi experiencia esa imaginación llevan a pesar a los senior que quieren jóvenes para pagarles poco, y los jóvenes que quieren “personas con más experiencia”.

Desde la orientación laboral, en concreto en este blog, se afirma que hay que adaptar el currículum a cada oferta y a cada empresa. No envíes currículum masivos, a cualquier oferta, a todas las empresas. Va a seguir siendo muy difícil que encuentres un trabajo, pero te vas a desmotivar antes.

Si el candidato se lo trabajó. Adapto el currículum, se envío de acorde a la oferta, pasó la primera criba, llego a la entrevista, …. Por qué no decirle la razón por la que no se seleccionó. Sobre todo cuando la persona llama (o envía email) para preguntar si han finalizado el proceso.

Sé que en estos tiempos, las personas que están seleccionando están desbordados. Sé que hay muchas empresas que, por su tamaño, el encargado de la selección es la misma que se encarga de otra/s tarea/s. Y al final de la jornada “no voy a llamar ni enviar email a xxx personas, porque no puedo más”.

Por otro lado, sé que hay grandes profesionales en la selección de candidatos. Sé que todas las ofertas se realizan con el mayor respecto para el candidato. Pero también sé (y estos profesionales también lo saben) que no todos lo hacen. No puede ser una excusa la falta de recursos para realizar la selección.

Yo no quiero que se respondan personalmente a todos los candidatos de una oferta, ya que nos podemos pasar una jornada laboral realizando esta tarea, y hay más funciones que tenemos que finalizar. Pero tienen que ponerse en el lugar de la persona que ha realizado un esfuerzo en enviarle su currículum.

Qué pasaría si un cliente potencial realiza una consulta o pide un presupuesto, seguro que se contesta, aunque saben que la venta no la van a cerrar. En la selección de personal es lo mismo. Además la persona descartada también puede ser un cliente potencial.

A las personas que buscan trabajo, les obligan a que tengan competencias “humanas”. Estamos cansados de oir que: las empresas son familias, los trabajadores somos personas, queremos empresas más humanas, …. Y cuando realizamos la selección se olvidan toda esa “humanidad”.

Estar buscando trabajo es un trabajo muy duro. Lo único que quiero pedir desde mi pequeño blog es que seamos más humanos a la hora de seleccionar. Nuestras empresas son parte de nuestra sociedad. No hagamos una sociedad sin sentimientos.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Jornadas de orientación e intermediación en Murcia


Únete al 4º Simposio de orientación e intermediación en Murcia

Participo como ponente en la jornada del viernes 15 con

  • D. Xose Alberte Cea
  • Dña. Isabel Loureiro
  • D. José Carlos Muñoz Parreño
  • D. Sergio Ibáñez Laborda

Programa. inscripciones y más información

Nos veremos en Murcia.