“Trabaja duro y saldrás adelante”


Todos los trabajadores se han preguntado en un momento u otro de sus trayectorias cómo es posible que, aun esforzándose al máximo, no les vaya particularmente bien, mientras ven cómo aquellos que se escaquean con una mayor frecuencia u obtienen peores resultados no dejan de ascender en la pirámide laboral.

Harvey J. Coleman desarrolló el conocido como “modelo PIE”, que alumbró por primera vez en 1996 y que desde entonces ha sido utilizado con cierta frecuencia en el management.

Quizá no sean las que más nos gustase seguir en un mundo perfecto, pero sí pueden ayudarnos a repensar nuestro papel en la empresa cuando notemos que nos hemos estancado o que nuestro puesto está en peligro. “PIE” no es más que un acrónimo de “performance” (“rendimiento”), “image” (“imagen”) y “exposure” (“exposición”), los tres conceptos clave que detallamos a continuación.

PIE: los 3 secretos del éxito laboral (y hacer bien tu trabajo es sólo el 10%)

 

 

 

Anuncios