¿Por qué me rechazan las invitaciones en Linkedln?


Linkedln es una red, profesional, pero una red. Como red que es no basta con tener un perfecto perfil cubierto para que los demás, sobre todo los que no te conocen muchos, acepten tus invitaciones.

Cuando envíes una invitación a alguien lo que tienes que hacer es personalizar el mensaje, no enviarlo de manera estándar. Todos y todas recibimos todos los días cientos de invitaciones a través de nuestros contactos, y la verdad es aburrido leer lo mismo, y por eso ni se leen eso mensajes. Te recuerdo que siempre en este blog hablamos de trabajar tu marca personal, y enviar un mensaje estándar es “venderte mal”. Haz un mensaje personalizado, con contenido, y aportando algo que haga ver tu perfil. Y eso te ayudará a que se acepten sus invitaciones.

Una vez que vi tu mensaje, tu contenido, te busco, y ¿qué me encuentro? … no me gusta lo que vi. Siempre decimos que cuides tu imagen en la red. Que lo que vendes sea acorde con lo que haces. Este aspecto es muy importante sobre todo para los reclutadores.

En Linkedln se construye una red de contactos, no se busca empleo. No es una agencia de colocación. Y por eso, no acepto tu invitación, porque yo no ofrezco empleo. Esto es el mayor problema de todos los que están en Linkedln, que están más preocupados por la “colocación” que por la construcción de la red de calidad, es decir, de confianza.

Otro defecto que tenemos es que no contestamos la aceptación de la invitación. Y eso molesta mucho. Siempre decimos que no podemos dejar de cumplir las normas de educación social en las redes sociales. Si aceptan mi invitación, tenemos que dar las gracias por ello. Y muchas veces se nos olvida, e incluso si las contestamos lo hacemos tiempo después.

Para finalizar, te diría que cuides los detalles, eso es lo que importa, no el número de contactos en Linkedln, sino la confianza que trasmitas, recuérdalo ¡¡¡¡

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios