La verdad sobre los portales de empleo


Ayer me preguntó una de las personas que oriento que si de verdad funcionaban los portales o eran todo una mentira. Lo que le contesté fue que si, pero como todo que está masificado, tenemos que tener cautelas.

Hoy hablamos de aspectos que tenemos que tener en cuenta en estos portales como lo que vamos a comentar.

Hay ofertas que son gancho. Me refiero que tienen publicadas durante mucho tiempo ofertas que son masivas e incluso los que seguís las ofertas veréis que siempre salen las mismas. Incluso, cuando te inscribes a una y pasado tiempo te vuelves a inscribir a otra, te dicen que ya estas inscrito. Así que es la misma.

Y eso desde mi punto de vista es para mantener la base de datos. Pero no quiero decir que sean reales, sino que no las dan cerrado.

Las ofertas que publicitan son de perfil bajo. Si realizas unas búsquedas verás que la mayoría se requiere un perfil de cualificación bajo, con pocas horas y sueldos precario. Desde mi punto de vista los portales no son para todos las personas que están buscando un empleo.

Otro aspecto a analizar es que cuando nos registramos nadie acredita que lo que pongamos sea cierto. Por lo que muchos empresarios desconfían de los datos que aparecen en los curriculums que reciben.

El lugar de residencia es un filtro. Aunque puedas escoger ofertas de empleo que cualquier lugar, el empresariado solo filtra los que son del lugar de la empresa, ¿por qué? Porque los puestos (como decíamos antes) son de baja cualificación y de suelo reducido. Dan por hecho que nadie se traslada de ciudad por ese sueldo.

Para finalizar, os diría que os registréis. Que miréis las ofertas. Pero si aparece la empresa, enviarles vuestro curriculum por email o poneros en contacto con ellos. También deciros que existe muchos portales, y los que funcionan son los que las empresas acudirán para seleccionar. Así que seguro que los hay que funcionan, de verdad.

Autora. Isa Loureiro Varela.

Anuncios