Mi salario: la retribución flexible


La retribución flexible es un sistema retributivo que permite que el empleado elija parte de los elementos que componen su retribución, destinando parte de su salario bruto al pago de determinados productos o servicios.

Estos productos o servicios se consideran retribución en especie. La Ley del IRPF los considera exentos de tributar, pero tienen un límite del 30% de la retribución bruta anual, y también define los productos y servicios que son rentas en especie, que son los que son susceptibles de incorporar a la retribución flexible.

Para que nos aclaremos, la retribución flexible es que la empresa compra los bienes o servicios que el trabajador ha seleccionado previamente, se lo entrega y le descuenta de su nomina su importe. Pero no puede ser cualquier producto, solo aquellos que tienen un tratamiento fiscal ventajoso como son la guardería, el transporte o la comidaTampoco puede ser cualquier importe. El valor de todos los productos o servicios elegidos por el empleado no puede superar el 30% de su salario bruto anual.

Pero el gran beneficiario es el empleado, porque el valor de los servicios o de los productos que son descontados de la nomina no se incluyen en la base imponible del IRPF. La primera consecuencia es que se reduce el tipo impositivo, y con ello mayor liquidez con el mismo sueldo.

Pero también desde aquí quiero decir que la retribución flexible es una solución, pero ni es la única ni la más adecuada para todos los casos.

Creo que la empresa tiene que hacer un pequeño esfuerzo para poder explicar esto a sus empleados. Sé que es un gasto porque en el mundo empresarial el tiempo es dinero. Pero es mínimo en comparación con la satisfacción de la empresa y trabajador. Vale la pena explicarlos a los empleados.

Os dejo un video donde se explica muy claramente la retribución flexible.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Fuente: http://saracepeda.com/

Anuncios