La culpa la tiene la asertividad


La asertividad es decir SI cuando quieres decir NO. En el mundo laboral es muy habitual no ser asertivo, pero cada vez más demandan trabajadores que digan lo que opinan, pero de la manera adecuada. Para ello, necesitamos tener habilidades comunicativas.

Pero la asertividad no sale de nosotros por diferentes situaciones:

  • Por mi culpa. Es muy católico. La culpabilidad es porque nos enseñan a aceptar opiniones y comportamientos que incluso nos pueden perjudicar. La culpa es nuestra si decimos lo que opinamos. No puede ofender a nadie que opines y que digas lo que sientes. Eso si, con respecto a los demás.
  • No me critiques. No estamos acostumbrados a oír críticas. Nos enseñan a decir sólo lo bueno, y sobre todo delante de los demás. Pero es bueno que nos digan lo que hacemos bien, y lo que hacemos mal. Nos puede ayudar a mejorar.
  • Con una excusa. Nos enseñan desde pequeños a dar explicaciones por hacer o no algo. Excusas. Nos sentimos más cómodos si al NO ponemos una excusa, así no es tan NO.

Ser asertivos tiene muchos beneficios tanto para las personas como para las empresas. Tendrás más confianza, mejor autoestima, serás referente de opinión, te tendrán en cuenta, …

Te dejo un post de técnicas para mejorar mi asertividad. Inténtalo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios