Tu dirección de email dice mucho de ti


En la actualidad nuestra dirección de email es nuestra identificación. Ya hemos comentado en otros post que tu email tiene que identificarse contigo. Cuando buscamos empleo es mejor tener un email acorde con tu búsqueda y que contenga tu nombre y tu apellido/s. La razón fundamental, y no nos cansaremos de repetir, es demostrar seriedad y credibilidad como candidatos a una oferta o a un puesto. Por lo contrario, los emails que no se ajustan a ti pueden dar una imagen de inmadurez o de no seriedad ante una empresa.

Tu email puede restar valor a tu currículum. Imagínate que envías el currículum por email. En la bandeja de entrada de la empresa aparece la dirección de origen. No es lo mismo leer en la lista de entrada luis.gonzalez.lopez@ que principevaliente@. Quien gestiona los emails de la empresa, piensa que es spam y lo borra. Por eso es mejor una dirección de email que diga quién envía el email.

El email solo es un canal de comunicación con el candidato (por eso se pone en los datos de contacto del currículum). Los que leemos los curriculums hemos visto todo tipo de emails y podemos decir que la mayoría denotan falta de madurez, e incluso nos parece que se están tomando un poco a cachondeo la selección. Siempre te hemos dicho en este blog que te creas una dirección de email apropiada para la búsqueda de empleo.

Hay tres reglas fundamentales cuando creas un email.

  • Utiliza una de las grandes empresas del mercado como Hotmail, yahoo o gmail. El dominio gmail o yahoo es usado para asuntos más formales, mientras que Hotmail es usado por muchos jóvenes para asuntos privados.
  • Usa tu nombre completo (nombre y apellido). No pongas apodos, diminutivos, nombres de fantasía, etc
  • Si tu nombre ya está utilizado por otro, explora combinaciones, pero no pongas números, guion bajo, … usa punto, guiones alto, invierte el orden (apellido y después nombre)

Espero que el post de hoy te ayude.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios