No desprecies Linkedln para tu búsqueda de empleo


Ayer una persona me dijo que Linkedln no sirve para nada. ¡Eso no es cierto¡ Linkedln es una red donde tus contactos son laborales, no es un portal de ofertas. No entiendo ese desprecio, salvo que no comprendieron el gran potencial que la red tiene para el desarrollo profesional.

La mayoría de las personas abrieron un perfil (completo o incompleto, adecuado o inadecuado) y se han sentado esperando que la red les haga visible. ¡Ese es el error¡ En ese caso, era mejor no tener perfil, la verdad.

Como seguro que estás aprovechando estas vacaciones para ordenar tus recursos para buscar trabajo, repasa tu perfil de Linkedln. Una vez que lo tengas completo y adecuado, lo que tienes que hacer es usarlo adecuadamente. Lo que significa es: Interactuar.

Para poder tener un buen perfil, no te olvides de:

  • Pon una foto. No me gustan aquellos perfiles que no veo quién es. No se trata de poner una foto de portada de revista, sino una imagen que hable de ti, pero que se te vea. Una foto normal, simple.
  • Únete a los grupos de tu sector o de tu ocupación. Si eres contable y buscas trabajo de contable, no te apuntes a “veterinarios sin fronteras”(aunque te guste los animales). Salvo que, como te gusta mucho los animales, quieres ser contable voluntaria en una clínica en cualquier parte del mundo.
  • Participa en los grupos. Aporta información de cualquier aspecto, pero relacionada con el contenido del grupo, cumpliendo las normas dictadas por el administrador del grupo.
  • Personaliza la URL de Linkedln. No te quedes con la dirección estándar que te da Linkedln. Antes del estrato tienes la URL de tu perfil. Modifícala y ponle tu nombre (https://es.linkedin.com/in/nombredelperfil)
  • Busca los contactos adecuados. No aceptes a todo el mundo, sólo los sean relacionados con tu profesión, cualificación, sector.
  • Define tus habilidades y tus competencias para que los contactos te la validen. Podemos discutir si la validación es adecuada o no, pero procura que la lista de habilidades sea correcta y no permitas que destaque una habilidad no acorde con tu perfil.
  • Pide recomendaciones a tus contactos. Aquí la cantidad no es sinónimo de bueno. Más vale pocas y bien, que muchas y mal. Recuerda que cuando un contacto te manda una recomendación, puedes decidir si la publicas o no.

Te adjunto más artículos del blog relacionados con Linkedln (o Linkedin)

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios