Me viene grande mi puesto


Hay un principio dentro de las organizaciones en donde un empleado es ascendido hasta un puesto en donde no es competente y se mantiene en él. Es el Principio de Peter (Laurence J.Peter, 1969).

Lo que nos quiere decir es que en una organización puedo desempeñar distintos puestos e ir asumiendo responsabilidades, pero llega un puesto (una responsabilidad/un desempeño) en el que yo no puedo ser tan competente como se espera de mi.

Lo que quiero que hablemos hoy es que cuando estoy en la búsqueda de empleo y marco mis objetivos y defino mis competencias, tengo que tener en cuenta que puede haber puesto, que siendo válido para ellos, puede ser que no los pueda ejercer como se espera de mí, por multitud de razones, muchas de ellas ajenas a mí.

  • La “titulitis”. Pensar que una persona es buena en un puesto porque tenga un titulo es un error. Hay que valorar las competencias personales (y si también las profesionales) para desempeñar un puesto o aceptar una responsabilidad.
  • La antigüedad. Se nos valora por llevar años trabajando en un puesto en una empresa, simplemente. Y no sabemos si podremos desempeñar con responsabilidad el siguiente puesto.
  • No se realiza la valoración del puesto. La empresa siempre piensa en la persona para desempeñar un puesto que en las competencias (profesionales y personales) que necesita ese puesto. Se espera que una persona pueda realizar unas funciones perfectamente por aspectos ajenos al puesto como llevar tiempo en la empresa, lo conoce todo el mundo, es querido por la plantilla, me cae bien, …. Y eso es un error.
  • No tenemos unos objetivos laborales definidos, ni la empresa ni nosotros. La empresa no realiza un seguimiento a sus empleados (el día a día nos come) y los trabajadores seguimos en el puesto hasta que llegue el final (porque es lo que hay). No marcamos objetivos, y eso es muy peligroso, porque todos nos acomodamos.

Para finalizar  el post de hoy, recordar cuando defináis vuestros objetivos, vuestras competencias, si sois capaces de desempeñar ese puesto, aceptar esas responsabilidades, y adaptarse a la política de la empresa. Os recuerdo que hay factores que podéis moldear vosotros, y en cambio otros que no vais a poder modificar.

Espero que os haya ayudado. Ya me diréis.

Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios

Un pensamiento en “Me viene grande mi puesto

Los comentarios están cerrados.