¿Cómo hablo de mí?


Sí has leído bien. La pregunta es ¿cómo hablo yo de mí? Siempre decimos (en este blog) que los mayores desconocidos somos nosotros mismos. Y claro, como me veo yo. Nuestro lenguaje verbal y corporal habla de mí. Hay personas que andan derechos, porque están seguros de sí mismos, y otras que van pidiendo permiso cada vez que dan un paso.

Cuando estoy orientando, lo primero que pregunto es que me digan algo de ellos. Tengo que decir, que es la pregunta más difícil de la entrevista. Y cuando realizamos la formación de inserción, el presentarse en público (por muy reducido que sea) es un paso muy complicado.

Volvamos al título, ¿Cómo hablas de ti?

Como hables de ti mismo a veces es determinante, porque es muy importante que esa conversación interior sea positiva porque es beneficioso y te va a aportar autoestima (seguridad, confianza, proyección, vitalidad) y optimismo. ¡Por qué yo lo valgo!

Por el contrario si el lenguaje es negativo, lo que te vas a conseguir es bajar tu autoestima y con ello: desmotivación, inseguridad, desconfianza, ….. y acabarás viendo que no serás capaz de hacer nada, y te echas las culpas de todo: ¡Por mi culpa!

Es importante que hables en presente: ¡Yo puedo! Y no en condicional: ¡lo haría si ..! El presente es ahora, lo puedo hacer, puedo, voy a hacer…, y si lo consigues depende de ti. Por ejemplo: voy a pasear. Depende de mí que salga y me ponga a andar. Por lo contrario, si fuera en condicional seria: iría a pasear si hiciera sol. Entonces, para salir de casa a dar el paseo dependes si hace un día bonito,… pues en casa porque viene una borrasca.

En resumen: aprende, estudia, aplícate, fórmate, practica, profundiza, ejercítate, … en hablar de ti y, además, en positivo, y en presente. Ya verás cómo te ayuda. Confía en tus capacidades, en tu experiencia, en tus conocimientos,…. Créete que eres muy valioso.

Y ya finalizo, es muy importante (y ya lo contamos en otros post de este blog) que te rodees de gente positiva, alegre, simpática, con buen rollo. La risa es contagiosa, prueba y ya verás que bien te sientas.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

Anuncios