Consejos para mejorar tu currículo


Seguro que en estos días te estás preparando para el año nuevo. ¡Sólo quedan 16 días!

Sabemos que nuestro currículo es nuestra tarjeta de presentación, lo que quiere decir, es nuestra primera impresión.

La elaboración de nuestro currículum es muy importante. Ya comentamos en otros post que si quieres lo puedes hacer usando una plantilla que hay en internet. Esta opción no te la recomiendo. El currículo personal e intransferible. Es tuyo. Por eso tienes que hacer tu “hoja de vida” como tú quieras.

Siempre escuchamos que tienes que diferenciarte, hacerlo distinto que la inmensa mayoría. Esto no quiere decir que lo hagas en colores, que lo hagas en folios amarillos, … cualquiera otra manera que lo hacen destacar. Eso no es destacar.

Hoy quiero que hagamos un resumen de aspectos que debemos cuidar a la hora de realizar mi currículo.

Lo más importante es el contenido. En un golpe de vista tenemos que saber quién eres y si vales para el puesto. Para ello, estructúralo, ordénalo. Define el objetivo. Marca los logros. En función de la empresa/puesto, cambia los bloques o reorganiza el currículo.

Tiene que haber alguna red social. Sí. Tienes que adjuntar alguna red social, tienes que estar en google. Tengo que buscarte y ver tu perfil en alguna red social, por lo menos en Linkedln y después en la que tu quieras.

Describe tus trabajos/puestos, definiendo las tareas, responsabilidades, funciones. Como dije antes añade los logros (si pueden ser cuantitativos mejor).

Añade si eres voluntario en cualquiera ONG. Pero lo tienes que poner como si fuera un puesto de trabajo, no una afición.

Lo que sepas hacer aunque no tengas “curso” ponlo. En concreto, me refiero a todo lo relacionado con TIC, redes sociales e idiomas.

Bien una vez que tengas todo esto, ahora empieza a mirar el continente. Cuida el tipo de letra (tipología), el color, la calidad del papel (si lo presento en papel), la foto, …

Otra cosa que no debes olvidarte es que tienes que ser conciso y tiene que ser corto. Mejor dicho, el tamaño tiene que ser adecuado a la experiencia y el puesto.

No olvidemos que el objetivo del currículo es provocar la entrevista. Si no llega la entrevista, no vale el currículo. Y en la entrevista es donde ampliamos más datos y concretamos aspectos que la empresa valora.

El currículo es tuyo. Es tu vida laboral. No copies, sé tú.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios