La edad no es un obstáculo para no tener un empleo


Cuando orientamos a una persona de más de 45 años, lo primero que te dice es que “no hay ofertas para mí”. Y es verdad. Si miramos las ofertas en portales, bolsas o prensa, vemos que quieren personas de menos de 45 años, mejor dicho, de 40 años.

Si consideramos que el acceso a un empleo comprende desde la difusión de la oferta, la intermediación, la selección, hasta la contratación. Entonces la mayoría (por no decir la totalidad) de las ofertas publicadas deberían tener “una infracción grave” según establece el art. 16.2 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social que sanciona “establecer condiciones, mediante la publicidad, difusión o por cualquier otro medio, que constituyan discriminaciones favorables o adversas para el acceso al empleo por motivos de sexo, origen, incluido el racial o étnico, edad, estado civil, discapacidad, religión o convicciones, opinión política, orientación sexual, afiliación sindical, condición social y lengua dentro del Estado

Pero este mal no es un caso especial de España. En el resto de la los 27 países de la UE también ocurre. La tasa de empleo de la UE-28 para las personas con edades comprendidas entre los 55 y los 64 años ha aumentado del 39,9 % de 2003 al 50,1 % de 2013. Esta tasa sigue estando por debajo de la tasa de empleo de las personas con edades comprendidas entre los 22 y los 64 años. La edad media de salida del mercado de trabajo aumentó de los 59,9 años de 2001 a los 61,5 años en 2010.

En España, el empleo crece en los grupos a partir de 40 años, siendo el aumento más elevado en el grupo de mayores de 54, con 92.000 ocupados más este trimestre. La ocupación desciende entre los menores de 40 años. La bajada más importante se observa en el grupo de 20-24 años, con 53.700 ocupados menos. (Datos de la EPA del último trimestre del 2015).

Aumentar el empleo y prolongar la vida laboral de las personas de más edad han sido objetivos muy importantes de las políticas de empleo, tanto a nivel nacional como europeo, desde finales de los 90.

Los cambios normales relacionados con la edad pueden ser tanto positivos como negativos para los trabajadores de mayores de 45 años. Atributos como la sabiduría, el pensamiento estratégico, la percepción holística, la capacidad de deliberar, así  como la experiencia laboral y los conocimientos técnicos, aumentan a medida que tenemos más edad.

Sin embargo, las capacidades físicas y sensoriales sí que van disminuyendo con el paso de la edad. Por lo contrario, estos cambios no son uniformes, debido principalmente por diferencias de estilo de vida, nutrición, condición física, predisposición genética a la enfermedad, nivel educativo, trabajo y otros factores.

¿Cuáles son las ventajas al contratar a personas de más de 45 años?

  • Cuentan con una amplia red de contactos formada por clientes, proveedores y colegas de profesión, además de amistades, construida a lo largo de su carrera profesional, que les ha permitido conocer y trabajar con gente de distintos ámbitos.
  • Cuentan con importantes dotes de liderazgo al contar con unas habilidades comunicativas superiores a las de sus compañeros/as más jóvenes, especialmente en la comunicación cara a cara.
  • Están más concentradas e implicadas en su trabajo, ya que no están buscando una “siguiente oportunidad”, al contrario que los/as profesionales que acaban de iniciar su carrera profesional.
  • Tienen mayor lealtad para con la empresa (lo que resulta más rentable por ejemplo a la hora de invertir en formación para los/as empleados/as) y un mayor sentido ético que sus compañeros/as jóvenes.

Término como empecé, la edad no debe ser una losa para tener un empleo en nuestra sociedad.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios

2 pensamientos en “La edad no es un obstáculo para no tener un empleo

  1. Hola Isa
    En el segundo párrafo hay un error que desvirtúa el sentido del texto. La Ley mencionada no “ordena” sinó que “sanciona”.
    Un saludo

Los comentarios están cerrados.