Preguntas fáciles, respuestas díficiles


Ayer realicé un taller de entrevista de trabajo. Cuando realizamos las preguntas, me llamó la atención que a preguntas sencillas (para mí), la persona no supiera que decir. Por eso, pensé que tenía que hacer un post sobre cómo responder a las preguntas más difíciles.

¿Por qué tú y no otro? Esta pregunta es un fácil que te caiga. Si no es ésta será una parecida. Cuando te den a elegir entre tú y otra persona, la respuesta tiene que basarte en aspectos profesionales y personales. Tienes que ser tú el contratado. Destaca lo que sabes hacer, lo que puedes hacer, lo puedes aprender,… y sobre todo, habilidades personales como la valía, el esfuerzo, el compromiso, la responsabilidad,…

Dime un defecto. Nadie es perfecto. Tenemos un defecto. Dilo sin miedo. Es mejor ser una persona “defectuosa” que perfeccionista. Los defectos pueden transformarse en una oportunidad. Es decir, ponlo en positivo.

Tus logros. Uff¡¡ esta es difícil. La mayoría de las personas con las que hago los simulaciones, no saben que han hecho, que han logrado. Y si les pides datos, se pierden. Piensa en todo lo que has aprendido y has hecho en tu vida laboral. Intenta llegar a cuantificarlo. Dale un valor cuantitativo. También puedes destacar algo personal. Como por ejemplo, superé una enfermedad, o terminé mis estudios con una nota de xxx

Qué te parece nuestra empresa. Aquí tienes que tener información sobre ella. Mira la web, mira los foros, busca información. Haz un análisis. Destaca lo que veas más interesante para tu puesto, y menciona lo que no te guste. Por ejemplo: A pesar de tener un buen producto, su web es complica de navegar.

Cómo te ves dentro de unos años. Se hace para ver las expectativas que tiene la persona. Lo normal es responder en sentido generalista, no interesa la verdad dónde estarás porque nadie lo sabe, ni tampoco contestes algo que sea irreal. Se trata de ver el desarrollo profesional y personal. Por ejemplo: me veo trabajando. Me veo en un puesto mejor. Pero nunca “me veo viviendo en la luna”.

¿Por qué está empresa? Por sus valores, por su trabajo, por sus productos, por el sector en el que esta, por … siempre por algo que realce a la empresa. Nunca decir que es porque no tengo nada, porque no hay otra, porque es la única opción.

Por qué dejaste tu último trabajo. Porque … lo que sea. Dilo sin miedo. Pero si no quieres, échale la culpa a la crisis. Por reducción de personal, mi departamento se redujo. Yo llegue más tarde, me fui antes. También, porque se terminó el contrato y no me renovaron. Pero nunca por enfados con los jefes, no aguantaba más, no me gustaba, no … negativo.

Háblame de tu anterior empresa o anterior jefe/a. Destaca que te llevabas bien con él/ella, que estabas contento en la empresa, que el ambiente era bueno, etc, pero nunca hables mal de nadie, y si es de la competencia, jamás.

Y finalmente, ¿tienes alguna pregunta? Te dejo un artículo que ya publicamos en el blog. Preguntas que puedes hacer en la entrevista

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Mi nombre es Isabel Loureiro. ¿En qué puedo ayudarte?

Anuncios