Un currículum perfecto en 4 pasos


Ya sabemos que a través del currículum mostramos todo lo que sabemos y lo que podemos aportar al puesto que queremos. También sabemos que el objetivo del currículum es provocar la entrevista. Si no nos llaman, es que el currículum no está bien.

También sé que hay mucha leyenda urbana de cuál es el currículum perfecto que me dé el puesto que yo quiero. Y la verdad que ese currículum no existe, ya que la regla fundamental es adaptarlo al puesto y a la empresa a la que se lo envio.

De todas formas vamos hoy a comentar cuatro aspectos que no podemos olvidar cuando realizamos nuestro currículum.

El uso del currículum es venderte. Si, leíste bien. La empresa tiene que comprarte, sino no sirve el currículum. No le des vuelta. Tiene que captar la atención del seleccionador. Piensa que el currículum es tu publicidad, tu folleto, tu anuncio.

Como cualquier producto que se presenta ante el cliente, debe reunir una serie de cualidades como son:

  • Transmitir un mensaje claro y directo. Lo que soy.
  • Contar algo que merezca la pena leer. Lo que sé hacer
  • Captar la atención en menos de 10 segundos. Sencillo

No es fácil, lo sé, pero con constancia y experiencia, seguro que lo harás bien.

Seguimos con la publicidad. Cuando se realiza un folleto o anuncio, tenemos que tener en cuenta quién lo va a ver y a quién va destinado. No tiene por qué ser la misma persona. Es lo que se llama “adaptar el currículum al puesto”.

Bien, la única forma de hacer un buen currículum es diferenciarte de los demás. Destaca (como quieras) que sabes hacer por lo que valga la pena contratarte. Y, sobre todo, qué puedes hacer en un futuro. Te lo digo porque lo habitual es que en el currículum se ponga lo que hice o supe hacer en un pasado, pero nunca (o casi nunca) se trasmite el valor de futuro. Es decir, lo que puedo hacer.

Para ayudarte, si estás pensando en “darle una vuelta” a tu currículum, es contestar unas preguntas:

  • Por qué tienes que leer mi currículum. La respuesta es simple: porque eres el candidato mejor. Bien, pues cuéntamelo en el currículum.
  • Qué buscas/necesitas. Tienes que decirle a la empresa que no sólo eres el mejor, sino que es lo que están buscando, y, además, te adaptas perfectamente a la empresa.
  • Qué se necesita para el puesto. Todos los trabajos tienen unos requisitos para el puesto. Demuestra que los tienes y que además tienes esas habilidades y competencias necesarias para el puesto.

Y ahora llega lo más difícil. Hacerlo todo para ser leído en menos de 10 segundos. No le des vueltas, está comprobado que los seleccionadores (todos) si lo que leemos a golpe de vista (máx.10 segundos) no nos gusta, pasamos a otro. Tú también lo haces, ¿no? Entonces no cambias de canal cuando llegan un anuncio que no te llena en menos de 3 segundos, ¿no?

Recuerda que tienes que conseguir que la persona que va a leer tu currículum piense: “vale una entrevista”. Pero no te olvides que no se trata de impresionar en base a un montón de cursos, de empresas donde trabajamos, o de una gran experiencia, sino de dejar ver lo que puedes hacer en esa nueva empresa a dónde quieres ir.

Si después de leer el artículo, necesitas a alguien que valore tu currículum, no dudes en ponerte en contacto con orientación laboral

Mi nombre es Isabel Loureiro.

Anuncios