Las características del plan de acción para buscar un empleo


Cuando elaboramos un plan de acción para buscar trabajo, tenemos que tener en cuenta las características que lo definen. Como son:

  • Firme. Se tiene que cumplir. Lo elaboras, lo planificas, lo organizas, y también lo ejecutas. Tienes que tener en cuenta todos los obstáculos con los que te vas a encontrar (el camino no es fácil, lo sabemos). Lo mejor es para que cada tarea o actividad que realices tenga sentido y que te lleve a la consecución del objetivo definido.
  • Sostenible. El plan no es para abandonar. Tiene que ser pensado para que lo lleves a cabo y no lo abandones a los dos días.
  • Eficaz. El objetivo básico de un plan de acción para el buscar trabajo tiene que ser mejorar tu empleabilidad. Pero no se puede hacer en dos días. Entonces, el plan de acción tiene que ser eficaz no sólo para el objetivo principal que es encontrar un empleo, sino que tiene que ser eficaz, en su ejecución.

Una vez que conocemos las características del plan de acción para buscar un empleo, tenemos que organizar las tareas o actividades que diseñamos. Vamos a ver cómo tienen que ser:

  • Fáciles. Las tareas tienen que ser fáciles, sobre todo al principio, porque si son difíciles de llevar a cabo, me desmotivan, y no las realizo. Elige las tareas pensando en cuáles te cuesta menos, cuáles tienes a mano, de qué recursos dispones, qué personas pueden ayudarte, … será mejor para obtener resultados.
  • Únicas. No es hacer por hacer. Tienes que hacer las tareas que te ayuden a ti, no que lo haga todo el mundo. Las tareas a realizar tienen que ser hechas para ti, para conseguir tu objetivo.
  • Adaptadas. Las acciones a realizar tienen que adaptarse al sector en el que busques trabajo y al puesto que optas. Piensa en todo momento en el resultado que quieres conseguir, así lo conseguirás.
  • Temporalidad. Todas las tareas tienen que tener un tiempo para realizarse. Eres tu el que marca el ritmo. Clasifícalas en a corto, medio o largo plazo. También puedes ordenarlas en fijas (en aquellas que tienes que hacer si o si como ir a una entrevista) y las flexibles aquellas que puedo ir cambiando en función de las necesidades (ver un vídeo de cómo se hace un currículum). Lo importante es que se realicen para llegar al objetivo que es encontrar un empleo.
  • Sin agobiar. Las tareas no pueden agobiarte ni tampoco estar todo el día haciendo las tareas. Tienen un tiempo de duración (1 hora, por ejemplo), un horario de 8 a 9 de la mañana, y un número (solo son 2 al día). Sin estrés
  • Evalúa. Tienes que realizar el seguimiento de cómo vas. Si vas bien, continua, pero si no vas como querías, debías volver a plantear volver a rediseñar tu plan de acción.

orientación laboral info

¿Quieres tu plan?

Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Anuncios