Estamos parados, no desesperados.


Empieza septiembre. Empieza la rutina. Empezamos con los nuevos propósitos. Cuando estamos desempleados, nuestro primer propósito es encontrar un empleo. Las empresas también se marcan sus propósitos. Y como nos pasa a nosotros, también buscan trabajadores para sus puestos vacantes. Pero no todo el mundo es bueno. Así que empezarán a publicarse muchas ofertas que no son tan verdaderas como creemos.

Después de ese descansito que necesitaba y que aproveché, quiero que hablemos de cómo descubrir las ofertas falsas.

Lo que pretenden las empresas que publican ofertas falsas es aprovecharse de las personas que buscan un empleo. Por lo que yo puede investigar, y por mi experiencia, se trata de realizar una base de datos que después se usará para otra cosa que no se llamarte para una entrevista.

Nos encontramos con ofertas que son publicadas en prensa local o en portales a nivel nacional que te ofrecen un empleo a cambio de dar una cantidad de dinero para comprar sus productos, y después tu los vendes. O “trabajar desde casa” haciendo algo que te va a dar mucho dinero. Adquirir unos cursos que te van a dar un empleo. Y otras, … ¡Cuidado!

Ten, además, cuidado con los teléfonos donde hay que llamar. Los teléfonos 80X/90X te arruinan, no te dan empleo.

¿Cómo detecto a una empresa sin escrúpulos?

  1. Busca su nombre en Internet. Si aparece en foros que la critican y te ponen alerta, ni te molestes en llamar, enviar el currículum o ir a la cita.
  2. Desconfía si no tienen página web. Toda empresa seria que se precie tendrá una página, aunque sea sencilla.
  3. Verifica que tienen teléfono fijo y que no tienes que llamar a través de un 8XX ó 9XX
  4. Alerta con las ofertas que se venden como atención al cliente, comercial, ventas, desde casa, sé tu propio jefe, curso para trabajar en … (suelen ser comercial a puerta fría puro y duro, con contrato mercantil o como autónomo, y no hay puesto)
  5. Ojo a aquellas empresas que te piden número de cuenta, algún tipo de ingreso… ¡Nadie paga por adelantado, nosotros tampoco!
  6. Cuidado con los anuncios de Casting para modelos, actores, etc. A lo mejor quieren algo diferente.
  7. Utiliza Google y todas sus herramientas. Una empresa sólida y seria suele aparecer con su foto, son su página, con sus redes, etc. Tiene que aparecer información suya, sobre todo lo que venden, lo que producen, lo que hacen.
  8. Los cursos de formación no homologados. Atención a esto. Si quieres hacer un curso, ¡genial! Si lo que necesitas es una certificación oficial para desempeñar una profesión, asegúrate antes de que el centro elegido está acreditado. Algunos te hacen pagar un dineral, te dan el curso, y cuando por fin tienes tu título… Las empresas te dicen que no es oficial, osea, que todo tu gozo en un pozo. Denuncia a la Academia.
  9. Teletrabajo. Gasta primero para que te envíen los elementos para montar bolígrafos,  luego envía bolígrafos y ya te los pagan. Algunos todavía están esperando a que les envíen las partes de los bolis. Y se han quedado sin su dinero. Investiga antes.
  10. Hay ofertas publicadas, sobre todo en los portales nacionales, para tantear el mercado laboral, para ver quién hay y quién contesta. Pero no te van a llamar para nada después de enviar tus datos personales y profesionales.
  11. Desconfiar cuando la remuneración que te ofrecen sea muy elevada o por encima de la media, y, la oferta no especifique detenidamente cuales serán las funciones y responsabilidades a desempeñar. ¡Nadie da nada por nada!

Las personas que hacen esto no tienen escrúpulos y le da igual cualquier cosa. Se quieren aprovechar de tu situación laboral. No debemos consentirlo. Estamos parados, no desesperados.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Mi nombre es Isabel Loureiro. ¿En qué puedo ayudarte?

Anuncios