Mi trabajo depende de mi edad


Ser un profesional, más o menos cualificado, con un perfil ajustado para un puesto no puede depende de la edad que tengas. De hecho considero que si analizamos uno de los puntos fuertes de los profesionales “mayores” que están buscando un empleo, es la enorme experiencia profesional de su vida laboral. No entiendo que se descarte por una cuestión de edad.

Si la situación de desempleo en nuestros días resulta frustrante debido al momento actual, más decepcionante y desmotivadora se convierte si el descarte para un puesto se debe a cuestiones de edad y a que las empresas sólo quieran a personas jóvenes.

Es un error, porque el trabajador maduro tiene mucha experiencia laboral además bastante que aportar todavía. Algo que ha aprendido en el mundo laboral es adaptarse a los tiempos nuevos y a los menos buenos.

Mi experiencia como orientadora laboral, la mayoría de los trabajadores de edad no saben vender a la empresa su gran valor añadido, y la empresa no sabe escuchar a una mano de obra sobradamente preparada para poder defender el puesto con optimidad.

No podemos perder la lucha y la positividad. Si crees, lo consigues, y alcanzas tus objetivos.

Desde mi modesta opinión, estimo que debemos:

  • Perseverar en la positividad y tener claro que no es “imposible” conseguir empleo a partir de cierta edad. Claro que es difícil, pero para todos es posible. Nos cuesta un poco más.
  • Entender la situación actual y que posiblemente, por ahora,  no alcancemos un empleo de las mismas características tanto económicas como de responsabilidad que se desempeñaba hasta estos momentos. Siempre se está a tiempo de seguir luchando por nuestro objetivo, aun teniendo el empleo que en estos instantes no se ajuste del todo a él.
  • Aprendiendo siempre. Es buen momento para continuar formándose y aprender cosas nuevas, además de que es una forma de mantenerse activo y un aspecto muy valorable para las empresas en los procesos de selección.
  • Utilizar las nuevas tecnologías, aprender a usarlas en caso de que no se sepa y mostrar nuestra marca personal en las redes sociales e Internet.
  • Si es tu caso, recuerda que el mayor valor añadido es la experiencia. Prepárala. Véndela. Los candidatos más jóvenes poseen muchos puntos fuertes a valorar, pero sin experiencia muchas empresas consideran en su criterio de selección al candidato maduro.

Recuerda que podemos ayudarte a redactar ver tus puntos fuertes y así afrontarlos en el curriculum y en la entrevista de trabajo. Buscaremos la mejor forma de poder resolver las dudas a la hora de buscar un trabajo.

Ponte a ello, y si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Mi nombre es Isabel Loureiro. ¿En qué puedo ayudarte?

Anuncios