Cambia la actitud y encontrarás un empleo


Si buscamos actitud en la wikipedía nos dice que es “el comportamiento que emplea un individuo para hacer las labores. En este sentido, se puede decir que es su forma de ser o el comportamiento de actuar, también puede considerarse como cierta forma de motivación social de carácter, por tanto, secundario, frente a la motivación biológica, de tipo primario que impulsa y orienta la acción hacia determinados objetivos y metas”.

Es decir, es la forma de actuar que ponemos en la práctica cuando nos enfrentamos a las diferentes situaciones con las que nos toca lidiar cada día. Una de esas situaciones es buscar un trabajo o cambiar el que tenemos.

Cuando las situaciones son positivas, es muy fácil que nuestra actitud sea positiva. Pero en situaciones de búsqueda de trabajo, y sobre todo cuando pasa el tiempo y no encontramos ese trabajo que buscamos, la actitud empieza a cambiar a negativa. Cuando estamos en situación de desempleo, hay una serie de actitudes que condicionan que esa búsqueda alcance con éxito nuestro objetivo: tener un trabajo.

En el proceso de orientación laboral he descubierto muchas actitudes, pero lo más importante es saber cuáles son nuestras actitudes ante la búsqueda de empleo.

Vamos a hablar de las más comunes (por lo menos las que yo me he encontrado):

  • Pesimista. Lo que más se repite: “no vale la pena”, y los motivos son siempre: soy mayor, soy joven, soy mujer, soy hombre, no hay trabajo, no hay ofertas, ¡para qué!, no conozco a nadie, quieren gente joven, no tienen ayudas para contratarme,…
  • Desconfiando. ¿Por qué voy a ir si lo tienen dado?, seguro que hay gato encerrado…, no me van a pagar, voy a tener que hacer horas, no me pagan las horas extras o los gastos o las comisiones, ¿para que voy a ir?, etc
  • Eufórico. Estas personas son las que: “no tengo ni idea, pero valgo para el puesto”, “me veo unas pelis y ya aprendo inglés”, “con mi experiencia seguro que me cogen”, o “con este máster que me hice”, seguro que voy a entrar, etc
  • Conformista. Esto se resume en una frase: “esto es lo que hay”.
  • Lo normal. También se resume en: “siempre he dejado curriculums en mano, y es lo que funciona”, “se consigue trabajo por recomendaciones”, “lo normal es buscar gente joven”, “las redes sociales no sirven para buscar trabajo”, etc
  • Lo de siempre. Es más normal de que nos parece. “yo hice esto siempre, y me fue bien”, “para hacer xxx no hace falta saber informática”, “no me hace falta hacer un curso de algo”, “seguirme buscando trabajo de lo mío, porque tengo experiencia y me van a buscar”.

Estas actitudes no te van a ayudar a encontrar trabajo, todo lo contrario, te lo van a quitar (si lo tienes). Haz una reflexión y conoce tus actitudes a la hora de buscar un trabajo. Pero, si crees que te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Mi nombre es Isabel Loureiro. ¿En qué puedo ayudarte?

Anuncios

Un pensamiento en “Cambia la actitud y encontrarás un empleo

Los comentarios están cerrados.