Ante todo calma


Empieza el año. Estamos a mediados de mes. No me sale nada. Vale, no pasa nada, ante todo calma. Hay un dicho que dice “vísteme despacio que tengo mucha prisa”. Las prisas son muy malas.

Cuando decidimos ponernos a buscar un empleo (o cambiar el que tenemos) tenemos que tener claro que es un proceso. Un camino que hay que recorrer. Cuando cogemos la mochila y nos ponemos a andar, sabemos que pasamos por distintas fases o etapas.

La primera etapa que vamos a recorrer es la inicial. Como todo que decidimos iniciar, estamos eufóricos, llenos de motivación y energía. Entonces, es el momento que las personas con más experiencia te decimos que “mantengas la calma”. Por enviar xx curriculums al día a todas las empresas que vas encontrando en el camino, no vas a conseguir el empleo que quieres.

¿Ya lo has hecho? Bien, ahora toca cambiar de estrategia, por lo menos hasta que no aparezca la desesperación, la frustración. También hay que decir que la velocidad de caída va a depender de la situación de partida. Me refiero que si tienes una gran autoestima o un elevado grado de motivación, tardarás mas en sentirte decaído.

Cuando estás sin trabajo, la urgencia se hace urgencia. Lo que obliga a que quieras ir más rápido de lo que es normal. Lo entendemos. La situación se agrava a medida que va pasando el tiempo. Seguimos enviamos currículum a todo lo que se mueve. Seguimos sin trabajo. Entonces, empieza a aparecer al desesperación. ¡Ante todo calma!

Ya hemos dicho en este blog que buscar trabajo (cambiar de trabajo) es un trabajo. Tiene que tener su horario, su planificación, su estrategia, etc. No se trata sólo de hacer un curriculum.

Redactar tu curriculum para que la empresa lo lea y te llame para una entrevista, no es fácil. Si alguien te ha dicho que mecanizando un currículum en unos cinco minutos es suficiente, te ha engañado.

Para redactar un curriculum de calidad se tiene que dedicar tiempo. Como orientadora laboral he leído muchos curriculums que “no había por donde cogerlos”. Después de la cita de orientación, han mejorado, y la búsqueda de empleo (el cambio de trabajo) ha cambiado.

Recuerda que para hacer tu curriculum tienes que tomarte tu tiempo. Y para buscar un empleo tienes que planificada, tener tu sitio y tener tu agenda.

No te olvides de los perfiles de los portales y de las redes sociales. No pueden tener faltas de ortografía, ni errores gramaticales, ni abreviaturas, etc. Tienes que completarlos en su totalidad, no dejar espacios vacios. Cuida los detalles.

Venga, ánimo. Es un camino que no es fácil recorrer, pero no imposible. Recuerda que lo importante es que te des a conocer como profesional de la mejor forma posible. ¡Ante todo calma!

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios