Las empresas buscan algo más que un buen curriculum


En internet, en las redes sociales, en los multiples blogs y en otros lugares, hay un exceso de información de cómo tienes que hacer y presentar tu curriculum. En este blog intento concretar y dar valor a todo ese exceso de información.

La tecnología ha cambiado nuestro mundo, tanto personal como profesional. Hemos cambiado a una sociedad rápida. Queremos todo ¡Ya! Tenemos todo en nuestro móvil. Pues ese cambio también se produce en la búsqueda de trabajo.

Ya sabemos que los curriculum tradicional en donde contábamos todo, volcamos datos por volcar, se ha muerto. Los seleccionadores lo que quieren son curriculum que se lean solo a golpe de vista. Por lo tanto, tienen que ser ordenador, con palabras claves, conciso, breve, y todo lo que ya hemos contado en otros post.

Sin embargo, en las citas de orientación veo que hay personas que aún se resisten a este cambio, aunque te siguen pidiendo “el mejor modelo de curriculum”. Por eso quiero que hablemos de ciertos aspectos:

  • El curriculum no me da trabajo.
  • Es la herramienta para entrar en un proceso de selección
  • Es la manera para darnos a conocer y crear el deseo de ser conocidos
  • El objetivo es que me llamen para la entrevista

Una vez aclarado esto, tienes que tener claro lo siguiente:

  • El curriculum no es un biografia. Cuéntame lo que sabes hacer. No tu vida.
  • El curriculum es personal e intransferible. No puede ser igual a los demás. No Plantillas.
  • Adapta tu curriculum a la oferta, no la oferta a tu curriculum
  • No mientas porque te pillan y es peor.
  • Destaca lo que es importante y puede darte el puesto.
  • Siempre foto (por ahora, hasta que las costumbres cambien)

Pero la verdad es que las empresas buscan en un curriculum algo más que datos. Por eso, vamos a hablar de aspectos concretos, como es:

La creatividad. Depende del ámbito en el que estemos moviéndonos. Si el puesto necesita ser creativo, úsala. Pero si vas a puestos “estándar”, déjala.

Llamar la atención. Cuando se lee que un buen curriculum es el que llama la atención, no es por los colores ni la letra grande ni los retoques. Estos curriculums llamativos no se quieren y se rechazan, porque no dejan ver el contenido. Lo que se trata es que lea a golpe de vista lo que ando buscando para mi empresa. Pues si lo sabes, cuéntamelo, no me llenes de color algo que no tiene contenido.

Dime que has hecho, qué quieres, por qué tú y no otro. Lo que siempre decimos en todos los blogs: habla de tus logros, metas y fortalezas.

Dale valor. Tus habilidades son tan importantes como tus conocimientos. Debe ser parte de tu curriculum: trabajo en equipo, proactividad, arsertividad, orientación al cliente, empatía, etc.

Todo es uno. El curriculum no va por sepado. Es un enclaje entre lo demás. Necesitas que tus redes, tus perfiles en web o portales, y Google cuenten lo mismo de ti. ¿Qué es? Lo que vales como profesional.

Finalizo, antes de ponerte a buscar trabajo tienes que saber qué ofreces a la empresa. Para ello tiene que hacer un DAFO. Una vez realizado esto, puedes ponerte a redactar tu curriculum.

Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios