No hay excusas si llegas tarde a una entrevista


La primera norma de cualquier entrevista, de trabajo también, es ser puntual. Si no estás a tiempo (ni antes ni después sino a la hora de la cita) puede ser que seas descartado en el proceso de selección.

Te recuerdo que además es una falta de educación en nuestra sociedad. Si llegas tarde en las citas con tus amigos o parejas, es tu problema. Pero lo normal es ser puntual.

El llegar tarde a la entrevista da una mala imagen de ti. Te recuerdo, le has enviado tu currículum (tus datos). Lo vieron y le gustó. Entonces, te llamaron (o enviaron email) para citarte a una entrevista de trabajo. Entonces, no le des una imagen de lo que no eres: impuntual.

Además, sabes por experiencia, que llegar tarde supone una situación de nerviosismo, de estrés, lo que provoca que no estés al 100% atento a la entrevista y te desconcentre.

En todos los talleres de preparar la entrevista se dice que realices unas pautas para que no se produzca la impuntualidad. Como ir antes al lugar donde es la entrevista. Saber llegar y el tiempo que se tarda. Pero si de todas formas, surge algo que es imprevisto, pues que las disculpas por llegar tarde sean creíbles.

No encontraba el sitio. Es la más usada (por lo menos la que yo siempre escucho). Lo que denota es falta de interés por saber dónde está el sitio y también la falta de buscar una localización. ¿Qué pasaría si te cita un cliente? ¿le dirías lo mismo? Busca la información en el Gps del móvil.

Es difícil llegar. ¿Me estás diciendo que tienes problemas para llegar al lugar de trabajo? Entonces, si la jornada comienza a las XX h, tú vas a llegar tarde porque “es difícil de llegar”. ¡Empiezas bien la entrevista!

Me perdí. Lo que me dices es que no planificas. Si no sabes dónde está el sitio de la cita, vente con tiempo o pon del gps del móvil.

Tuve algo que hacer. Puede ser desde “tuve una llamada que tenia contestar, y me lie”, o tenía que hacer algo, y me retrase. Bien, pues todo esto va a provocar que te pregunten algo así como “si te pasa algo”, “¿algún problema?”, etc Lo que obliga a tener una respuesta. Así que a preparar otra pregunta que fijo te van a hacer.

Lo peor, es que no puedas entrar porque la entrevista es de grupo y ya empezaron. Así que en otra ocasión será.

Recuerda que aunque llegues a tiempo y seas puntual, la empresa puede hacerte esperar. No hay problema, esperamos.

No sólo esto sucede en las entrevistas de trabajo porque los seleccionadores sean unos estrictos. En las oposiciones se llama tres veces y si no estás no entras.

Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional,  ponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

Anuncios