El secreto para pasar la entrevista de trabajo


Existen muchos talleres de cómo superar la entrevista de trabajo, incluyendo todo tipo de preguntas y respuestas. En este blog tienes un taller de entrevista completo.

Siempre aconsejo a todo el que vaya a una entrevista que la prepare. Que lleve respuestas a preguntas estándar que le van a hacer. Sin embargo, lo reconozco, hay un pequeño secreto para superar la entrevista y te llamen para el puesto.

Ese secreto es la actitud. Si, la actitud. ¿y qué quieres decir (os preguntareis)?

En todos los talleres (incluso los que yo imparto) queremos centrarnos en las respuestas a preguntas que nos realizan durante la entrevista. Pero, nos olvidamos del mensaje que recibe la persona que nos está entrevistando.

Este es la clave principal. Y lo decimos siempre. Por mucho que lleves las respuestas adecuadas, te conozcas perfectamente el currículum, aprendas todo sobre la empresa y todo lo demás que quieras, si tú no transmites que quieres trabajar en esa empresa y qué estás sobradamente preparado para realizar las funciones del puesto, el seleccionador no te va a seleccionar. Esa es la actitud.

La verdad que la mayoría de las personas que van a una entrevista, van por ir, porque ya piensan que no los van a seleccionar, porque ve muchos en la sala de espera, cuando realizan la entrevista contestan “lo que quiere oir el seleccionador”. Pero no es así. El entrevistador tiene que tener argumentos para seleccionar, más bien para eliminar. Una variable para seleccionar es que “por lo menos tiene ganas”.

Entonces, cuando prepares la entrevista de trabajo, recuerda de transmitir “ganas”. Es muy difícil, porque habitualmente no se hace.

Para eso no sólo manejar el lenguaje verbal (entonar, vocalizar, sonrisa telefónica, la alegría, …) sino también el lenguaje corporal (el movimiento de los brazos, la forma de sentarte, los gestos de la cara, …).

Para probar puedes grabarte en video o con sonido y después  visionalizalo.  Otra manera de ensayar es hacerlo delante del espejo. Como quieras, pero hazlo.

Recuerda lo que tienes que transmitir (no decir) es que tienes ganas de trabajar y que vales para el puesto.

Recuerda que si estás en la entrevista es porque han visto tu currículum y ven algo que ti que les gusta. Ya tienes un punto. Prepararla y vete tranquilo, lo vas a conseguir.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios