Las empresas buscan algo más que formación y experiencia


Empezamos por la pregunta: ¿qué buscan las empresas? la respuesta es sencilla: profesionales que realicen el trabajo, las tareas y asuman las responsabilidades que requiera el puesto vacante que deben ocupar. Así que acabamos pronto el post de hoy.

Por ejemplo, un dependiente de una gran cadena o superficie comercial realiza unas tareas muy definidas, ya que en la tienda el reparto del trabajo está definido con claridad. Por lo contrario, en una tienda pequeña, los dependientes no tienen las tareas definidas con precisión porque hacen de todo.

A la hora de realizar la entrevista, lo que buscan las empresas es muy diferente en un caso que en el otro.

Lo que si buscan todas las empresas, con indiferencia de su tamaño o sector, son trabajadores que tengan empatía, don de gentes. En resumen, que se pueda convivir con él o ella durante 8 horas diarias.

Realmente, lo que buscan las empresas son trabajadores que, además de estar cualificado técnicamente, una pasión y entusiasmo, se implique y que se identifique con la empresa. No esté amargado/a por las funciones que está desempeñando. Tener un buen ambiente en el trabajo.

Una de las competencias más demandadas, y creo que ya lo hemos superado, es el conocimiento de las nuevas tecnologías. Saber y conocer como se gestiona el email, las redes sociales, ¿por qué? Porque que la comunicación con trabajadores-clientes-proveedores es fundamental. Tiene que ser fluida, eficaz y eficiente.

Además, hay que saber usar y usarlas todas las herramientas que ayuden a aumentar la productividad de la empresa y del trabajador. Así la empresa será más competitiva en el mercado.

Vivimos en una economía competitiva. Esto nos obliga a que aportemos algo más que conocimientos y/o experiencia profesional en un puesto. Competencias como la creatividad, trabajo en equipo, flexibilidad, adaptabilidad, obtención de objetivos, orientación al cliente, iniciativa e innovación son algunas características que las empresas demandan de sus trabajadores.

Son competencias que son valoradas en puestos con responsabilidad, pero cada vez más se extiende a todos los puestos de la empresa.

Por esta razón, los procesos de selección han cambiado. Los seleccionadores tratan de descubrir qué cualidades o competencias posees más allá del conocimiento profesional o de la experiencia que acumulemos. Antes esto último era lo fundamental, ahora no tanto. Ahora no tiene tanto peso.

El hecho de que un profesional, sea del ámbito que sea, pueda resolver eficazmente un problema que pueda surgir en su ámbito o sea capaz de innovar en su puesto de trabajo, eleva notablemente su inserción en el mercado laboral.

¿Para qué te cuento todo esto? Pues lo hago para que cuando tengas que realizar tu DAFO o CAME para la búsqueda de empleo, valores cualidades que no son académicas, pero que será valoradas en el mercado laboral.

Tienes que explotar esas competencias en tu curriculum y en la empresa. Ponerlo en valor a la hora de optar a un puesto de trabajo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Anuncios