Usa los #Hashtags para buscar trabajo


Os dejo una infografía donde nos cuenta la importancia que tienen los #Hashtags en el marketing.

 

Lo que tenemos que hacer es usarlos cuando estamos buscando empleo

Nos ayudan a seguir ofertas, seguir a la empresa, la marca y sobre todo estar al día de muchos eventos, cambios que se producen en nuestro sector.

Usa los #Hashtags como #Empleo #Oferta #Trabajo #BuscarTrabajo #OrientacionLaboral #Orientacion

Acompañalos con el puesto que buscas: #Oferta #Empleo #Contable #Madrid

Hashtags Empresa SocialMedia

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

 

 

 

 

Anuncios

Véndete como profesional


Hoy quiero que hablemos de qué tengo que hacer para poder proyectar mi imagen como profesional.

Cuando hablamos de promocionar personas nos olvidamos de que el marketing también nos puede ayudar.

Vamos a ver unos pequeños consejillos que nos pueden ayudar a que nuestra imagen profesional tenga una mejor visualización.

  • Identifica tus fortalezas y debilidades
  • Destaca en qué áreas donde puedes potenciar tus habilidades
  • Define tus objetivos
  • Concreta tus metas a donde quieres llegar
  • Cómo te ven los demás
  • Quién te valora
  • Crea tu red de contactos
  • Actualízate
  • Demuestra confiabilidad
  • Muestra tu seguridad
  • Diferénciate
  • Resalta tus logros
  • Cuida los detalles de tu imagen
  • Proactivo

Creo que son muchas cosas…

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

¿Se puede encontrar trabajo en Linkedin?


Lo que me preguntan es ¿de verdad que Linkedin me da empleo? Yo creo que sí. Además, te diría que incluso puede quitártelo. Pero no es fácil.

Lo que tenemos que dejar claro es que Linkedin es una red social especializada en relaciones de trabajo. No es una red social para ligar, ni para hacer amigos, sino para relacionarte con personas desde el punto de vista laboral y profesional.

Lo que no es Linkedin es un portal de empleo como lo es Infoempleo o Infojobs. Lo que sí es verdad es que no es fácil, por determinados motivos:

Es una red social, no una web de ofertas.

No sé si conoces la diferencia. Pero es muy importante que lo sepas. Porque Linkedin es una red social donde los profesionales puedes interactuar, por eso se puede publicar o compartir ofertas.

Lo mejor que tiene Linkedin es “la relaciones profesionales entre sus miembros” a través de la interacción en los grupos, dar a conocer novedades de tu empresa o de tu oficio, poder relacionarte a través de los mensajes privados, la participación en los perfiles, etc, pero no las ofertas de empleo.

Es la razón fundamental por la que las ofertas son mínimas.

Relaciónate

Como no es un portal de empleo, sino una red social, cómo puedo hacer para conseguir un empleo. Pues es fácil, relacionándote.

Con quién. Pues con colegas de profesión, con seleccionadores, con potenciales jefes, … con la gente del mundo laboral, no de compis de “fiesta”.

Entonces mi presencia activa en Linkedin no es a corto plazo, sino te lo tienes que plantear a medio y largo plazo. Es decir: para siempre.

Que vas a conseguir. Que el tiempo invertido participando de manera activa te va ayudar a ser conocido, a aparecer en las búsquedas, a ser reconocido en tu profesión. Y por ahí vendrán oportunidades de empleo.

Las ofertas ocultas

Lo que comentábamos antes. Muchas ofertas no se publican, se buscan candidatos para ese puesto. Entonces puede ocurrir que una empresa contacte contigo para una nueva oportunidad de trabajo.

La saturación, el mayor inconveniente

La red estaba bien. Estábamos lo que realmente queríamos buscar una relación profesional. Sin embargo, con el boom de Linkedin, aparecen “vendedores” de todo, incluso “ligoteo”. Por eso muchas personas han marchado o no usan Linkedin.

A mi me envían desde ofertas de seguros a mensajes como “podemos hablar?” y la verdad para eso no estoy en Linkedin.

Después hay mucho perfil de “star” de empresarios y profesionales. Y a mi me da que es todo “vapor, no humo”.

Por lo que empiezan (ya están) timos con falsas ofertas, con falsas entrevistas, con falsas … solo con el objetivo de conseguir un email para enviarte publicidad de algo o una venta piramidal. ¡Un horror!.

Lo único que se consigue es estafar al desempleado, pero también lo que se logra es que se acabe como si fuera una web “mala” de ofertas.

Finalizo. Creo que hay que estar en Linkedin, pero no es lo único. Hay más puertas y más redes. Úsala con cabeza. Y seguro que conseguirás llegar a dónde quieras.

Espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Pánico en las redes sociales cuando busco empleo


Todos cuentan que las empresas miran los perfiles profesionales de los posibles candidatos. Yo lo dudo. Puede ser que un reclutador o seleccionador esté un poco “aburrido” y se pase un tiempo observando los comentarios y los perfiles en las redes sociales. Pero tomarlo como norma, no.

Lo que creo que si una empresa encontró un candidato para un puesto, puede ser que durante un tiempo le siga. Y así poder ver sus comentarios y sus publicaciones. Supongo que será para puestos que sean “de representación”. Lo creo porque una empresa no quiere que “cualquiera” le represente. Y analiza el perfil profesional, personal y digital del candidato.

Es el miedo tan grande con el que las personas afrontan el desempleo que tienen pavor a la hora de publicar o comentar en las redes sociales. También los hay que no se cortan, que publican todo, sea lo que sea.

Pero si, es verdad, que las personas que buscan un empleo, limpian sus perfiles de comentarios y publicaciones que, según su punto de vista, pueden “perjudicarles” si un empleador los encontrara.

Sabemos que tienes todo el derecho y toda la libertad de no estar en las redes sociales. Tienen ventajas e inconvenientes. El inconveniente, no sé nada de ti. La ventaja, nunca te equivocas.

Por lo contrario, las personas que decidimos tener presencia en redes sociales (yo misma) tenemos todas las posibilidades de equivocarnos. Como yo ahora. Seguro que me estás valorando como orientadora, bien o mal.

Pero si es verdad que nos sentimos cohibidos para poder expresarme como quisiera. Yo publico lo que creo que es importante y puede resultar interesante a las personas que pueden leerme.

Así los posibles reclutadores que me pueden contratar pueden ver, claramente lo que sé y lo que no sé, lo que domino y lo que no conozco. Por eso, hubo entrevistas a las que yo no llegué, porque ya valoraron de antemano que no encajaba en el perfil, y en las que fui también me dijeron que “no me ajustaba al perfil” porque habían leído mis post.

Sin embargo, los orientadores que no tienen blog (o teniéndolo no lo mantienen durante más de 4 años) nunca sabemos, de antemano, si se ajusten o no al perfil. O si saben o no de un tema.

Cuando estás buscando un trabajo, hay algunos temas que no debes tratar, así no tendremos problemas y sorteamos posibles discriminaciones.

Tenemos que aprender a “escribir y a escuchar” en redes sociales de cualquier tema. Si lo haces, hazlo de manera educada, respetuosa, sin hacer daño gratuito. Puedes mostrar emociones. Es decir, muestra tu asertividad.

Lo que me da miedo, a estas alturas de nuestra democracia, que las personas no puedan mostrar sus opiniones y sus aficiones en libertad, sin que por ello sean valorados como profesionales en su puesto de trabajo.

Lo que queda feo es hablar de alguien mal. Cuando escuchamos que alguien habla “pestes” de alguien (como de un ex) queda un poco feo. Pero si aun encima lo puedes leer, queda peor.

Por eso, hablar mal de la empresa para la que has trabajado un tiempo, de los compañeros, de los jefes, e incluso de los clientes. No lo hagas. No es recomendable. Si tienes algo que decir (negativamente) hazlo bien, que no se note rencor ni dolor.

También se dice que no debes hablar de política ni de cuestiones religiosas. Yo no estoy de acuerdo. Creo que cada uno debe de opinar de los temas que considere. Puede decir lo que quiera o sienta sobre cualquier debate. Porque somos ciudadanos, no nos podemos olvidar.

También creo que los trabajadores tienen que ser valorados por su profesionalidad, no por sus opiniones o gustos o aficiones. Es discriminación. Lo mismo pasa cuando se valora que una persona tiene o no pareja, o que tiene o no hijos.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Reclutar en redes sociales 


Cuando una empresa necesita seleccionar a candidato/s para puestos vacantes, puede que se encuentre con una cantidad de email archivados o una pila de currículum en papel. También puede ocurrir que la empresa de selección también se encuentre en esta situación.

Lo que necesita la empresa (sobre todo la Pyme o Micropyme) es actualizar su base de datos o, por lo contrario, buscar a los candidatos que necesita en las redes sociales.

Es un problema para la empresa. No poder acceder a currículum actualizados del personal que necesita. Así que siempre va a depender de “conocidos” y de empresas que le buscan a “algún conocido”.

Por eso, cuando le comento a las personas que oriento que tienen que estar en redes sociales para que la empresa le encuentre, me dicen: “¿quién me va a encontrar? Las empresas siempre seleccionan a “conocidos”.

Muchas empresas (al igual que pasa a muchos desempleados) no utilizan óptimamente las redes sociales. Lo consideran que es “para otros y no para mi”, pero se equivocan.

Poder abrir una cuenta de la empresa en Twitter o Linkedin, o en cualquier otra red, no es difícil ni le llevará tiempo.

Lo normal es que empezará a hacerse “amigo” y a seguir a amigos, colegas y a algún conocido. Pero estos no se van a servir para buscar los perfiles que necesita la empresa. Tampoco compartirán las noticias ni las ofertas de la empresa.

Por eso, las empresas (pequeñas) no le son rentables ni productivas las redes sociales. No las utilizan como debía ser. No alcanzan la visibilidad que sus productos necesitan, ni tampoco pueden seleccionar a los mejores candidatos, sin pasar por una ETT o un Infojobs o Infoempleo.

Lo que se olvidan las empresas es que la presencia en redes sociales necesita tiempo y cualificación. Lo que las usamos sabemos que consume tiempo (como cualquier jornada laboral) y también se requiere tener conocimientos de marketing digital (aunque sean básicos).

Pasa igual con los desempleados. Piensan que por tener un perfil en Linkedin y en Twitter van a tener muchas nuevas oportunidades. Y no es así. Las redes como las amistades necesitan tiempo y conocer cómo funciona.

Creo en las redes sociales. Son la puerta para nuevas oportunidades. Hay que saberlas utilizar y usar.

Necesitan elaborar un plan estratégico para llegar al objetivo marcado, a los clientes potenciales, para que sus productos o servicios sean visibles por sus clientes. Al mismo tiempo, que las personas que tiene el perfil perfil profesional para la empresa, también sigan a la empresa y respondan a la ofertas.

Cuando una empresa no encuentra candidatos para el puesto, lo que debía de hacer, bajo mi modesto punto de vista, es bajar los criterios de selección. Valorar los candidatos que, aunque no cumplan con todos los requisitos descritos en la oferta,  tengan potencial de aprender y aportar.

En este caso las redes sociales son complementarias en la primera criba, porque podemos ver el perfil profesional completo del candidato de que tenemos su currículum.

Además, no hay que olvidar que según el perfil profesional podemos acudir a facultades, centros de formación profesional, ayuntamientos,… e incluso a los orientadores profesionales que pueden facilitarle un currículum adaptado a sus necesidades.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo