Pasos para lograr tus objetivos


Estamos en un nuevo mes. Estamos en el mes de julio. Es un buen momento para reorganizar nuestra búsqueda de empleo (quien ya esté buscando un nuevo empleo) y es un buen momento para iniciar la búsqueda de empleo definiendo el objetivo (quien inicie la búsqueda).

Definir mi objetivo para buscar empleo

Ya vimos en otros post de este blog, la importancia de definir los objetivos para buscar trabajo y tener un plan de acción que nos permita alcanzar el objetivo.

Es la parte más difícil y la que no conocemos para iniciar o reorganizar la búsqueda de empleo.

Para facilitar la tarea, hoy os pongo una tabla que os ayudará a dar estos pasos.

La finalidad es que aclarar las ideas. Pon lo que quieras, pero no mientas, no exageres. El ejercicio es tuyo, no es público, no tienes que convencer a nadie, solo te mientes a ti. Date el tiempo que necesites. Sea el que sea.

Una vez que lo tengas, vamos a analizarlo.

Primer cuadrado. Refleja de manera concreta las cosas que tienes y deseas relacionadas con el objetivo y lo que tienes para mantenerlas. Respondes a preguntas: cómo  lo vas a mantener, cómo lo conservas, cómo lo has conseguido, etc.

Como por ejemplo. Si busco trabajo como vigilante de seguridad. Necesito tener una licencia para poder realizarlo. Para mantener la licencia, tengo que hacer…

Segundo cuadrado. Es lo que tengo pero no quiero. Y aquí se trata de ver cómo hago para suprimirlos. Respondemos a cómo eliminarlo, cómo puedes conseguir que no sea un obstáculo.

Como por ejemplo, trabajé de teleoperadora, pero dejarlo. Quiero reorganizar mi vida profesional.

Tercer cuadrante. Aquí ponemos lo que deseamos y no tenemos. Nos tenemos que preocupar para ver cómo podemos conseguir lo que no tengo.

Respondemos a qué he hecho hasta ahora para tenerlo, qué puedo hacer más, cómo y cuándo lo voy a hacer.

Por ejemplo, si quiero trabajar en el mundo de las oficinas pero no sé informática, pues tengo que saber cómo puedo aprender a usar un ordenador.

Lo que pongas es fundamental para definir tu objetivo.

Cuatro cuadrado. Este cuadro lo que te va a ayudar a saber a donde no quieres ir. Por lo tanto, sabrás a donde no dirigirte, que lo único que hará será alejarte de tus objetivos.

Animarte a que lo hagas. Dedícale el tiempo que necesites, sin prisas y sin presión. Pero hazlo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Fuente: enpositivocoaching.wordpress.com

 

No pierdas las formas en tu currículum


Ya hemos dicho en otro momento que el currículum no te da trabajo. Con el currículum es la puerta de entrada en un proceso de selección. El objetivo del currículum es obtener la entrevista. Si no se consigue el currículum no vale, hay que cambiarlo.

Más info sobre Tu Currículum

Si quieres llamar la atención, puedes enviarlo por globo, es una opción. Pero con enviarlo por email, entregarlo en la empresa, darte de alta en la web, pueden ser otras opciones muy válidas.

Lo importante es que la persona que selecciona lo tenga. Por eso es importante que lo recibe la persona adecuada.

Hoy quiero que hablemos (que repasemos) unos “detalles” que no puedes obviar:

  • Hazlo en un programa de procesador de textos. Es la mejor manera y la más sencilla. Además estás diciendo que sabes usarla.
  • Imprímela en DIN-4.
  • No envíes fotos, ni fotocopias (sobre todo si están defectuosas).
  • Que se pueda leer, sobre todo a golpe de vista.
  • Usa siempre el mismo tipo de letra y el mismo tamaño (que sea clara, y legible)
  • Usa negrilla para resaltar lo que quieras destacar.
  • No uses plantillas. Crea tu propio formato. Así demuestras que tienes creatividad, que no copias, que sabes usar el procesador de texto, que te diferencias.
  • Cuida el formato. Es lo primero que se ve, incluso antes que el titular.
  • No pongas imágenes de fondo ni composiciones alegóricas. Lo que quieres es que vean tu currículum, que no distraigan viendo dibujos ni imágenes que no dan ninguna información.
  • Que no queden zonas en blanco ni que el texto parezca apretado.

Y …. Por supuesto … sin faltas de ortografía

Espero que este resumen te ayude a utilizar tus redes sociales para buscar un empleo. No dudes en ponerte en contacto conmigo para ayudarte a buscar trabajo contacta conmigo

 

Redacta bien tu currículum


Me llegó un currículum de una persona que oriento y hay que darle una vuelta. Por eso quiero que hoy hablemos de algo tan fundamental en un currículum como es su redacción.

Una vez que pasamos la criba, el seleccionador va a leer nuestro currículum. Sí, una vez que le echa el vistazo a golpe de vista, lo separa. Pero a donde se le van los ojos son a la falta de redacción, faltas y demás.

Un buen currículum debe servir para saber si el candidato es la persona idónea para el puesto y para la empresa. Por la sencilla lectura de un currículum lo que sacan los seleccionadores es una idea de sus cualidades, desde su capacidad para la organización, planificación del puesto como la obtención de resultados y consecución de objetivos.

Por eso toda la información cumpla unos requisitos:

  • Conciso. No más de 2 hojas. Que todo lo importante para el puesto esté en la primera hoja.
  • Tus datos. Los datos de contacto: teléfono, email, enlace de Linkedin (u otra red).
  • La información tiene que ser breve, relevante y cierta. No le lies, no te andes por las ramas, ni mientas, vete al grano.
  • No caigas en frases que no dicen nada.
  • Usa frases cortas y palabras sencillas.
  • Se trata que una persona que no sepa nada de ti ni el puesto, le quede claro quién eres.
  • No adornes, ni exageres, ni te vayas fuera de la realidad. Las personas que seleccionan ya han visto muchos, ya han leído lo mismo varias veces.
  • No creas expectativas que no puedes alcanzar. Te van a pillar antes (en la entrevista) o después (periodo de prueba).
  • No me interesa “a que dedicas el tiempo libre”, si no tiene nada que ver con el puesto. Por ejemplo, si te gusta la pesca de rio, y quieres trabajar en una tienda que venden cañas para pescar, claro que es relevante. Pero si vas para un taller mecánico que pesques, la verdad no me sirve.

Dar la impresión de aquí se viene a trabajar, no dar una impresión de inmadurez

  • Estructura bien la información. Organiza los apartados, ordena en función de la relevancia (de lo más reciente a lo más antiguo).
  • Empieza por lo que realmente te diferencia de los demás candidatos. En la mayoría será la experiencia (sobre todo si es larga) pero que sea relacionada con el puesto, independiente si viene del mundo laboral o del voluntariado.
  • Si no tienes experiencia, comienza por la formación más actual y valiosa. Recuerda que la formación puede ser más valiosa que la experiencia, pero en general sólo es determinante en caso de igualdad entre candidatos.
  • Destaca los logros

En resumen, lo que tienes que lograr es despertar el interés del seleccionador con un simple vistazo para que te llame para la entrevista.

Cada frase de tu currículum debe ser un cebo para llegar al interés. Para ello tienes que conseguir que detrás de cada afirmación hay una buena historia que será interesante conocer en una entrevista. No le vas a defraudar.

Sin embargo, el currículum seleccionado será el que demuestre las competencias relevantes para el puesto.

Vamos a poner ejemplos:

Si piden inglés, manda el currículum en inglés.

Si piden tener conocimientos de office, manda el currículum en un formato que se note que usas el office.

Si necesitan hablar en público, adjunta una charla o un pequeña grabación para que te escuchen.

Debe quedar claro que estás demostraciones complementarias a tu currículum, no lo sustituyen ni van a quitarle el objetivo primordial del currículum: llamarte para la entrevista.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

No leo el currículum, sólo le echo un ojo


Lo que quieren los seleccionadores es, a golpe de vista, encontrar el candidato adecuado para el puesto.

El tiempo dedicado a ver tu currículum son solo 20 segundos, muchas veces menos.

Tienes que tener en cuenta a dónde se le van lo ojos a la hora de ver el currículum, sobre todo si lo haces en papel.

Si el currículum lo tienen en la pantalla del ordenador, sólo se echa un vistazo a la media hoja. Por lo que en ese espacio tiene que conseguir:

  • Demostrar que encajas en el puesto (tienes formación, experiencia y otros adecuados para lo que buscan)
  • Diferenciación con respecto a todos los demás currículum que ya le han echado un vistazo antes que el tuyo

Para eso, algo que puedes hacer es establecer el objetivo en tu currículum. Se trata de que a simple vista, nada más ver el currículum, el seleccionador llegue a la conclusión a la que debería si leyera todo el currículum.

El truco está en ser lo más especifico posible, darle antes la información que de verdad le importa y quiere leer.

Por ejemplo: “Camarera con experiencia de más de 10 años en hoteles de 4 estrellas”, es mejor que “Camarera”

Lo que provoca es crear interés, sobre todo si la oferta es para trabajar de camarera en un hotel de 4 estrellas.

Cada uno debemos conocer quiénes somos laboralmente que tenemos que llegar a esta conclusión. Para ello, tienes que hacer una autoconocimiento de tus conocimientos, habilidades, destrezas, puntos fuertes y débiles.

Recuerda que para oferta y para cada empresa hay unos requisitos más relevantes que otros. Es la razón primordial para que tengas que adaptar tu currículum a la oferta y empresa concreta.

Si piden idiomas, destácalo antes. Si piden experiencia ponlo antes que la formación. Si hay que trabajar con programas informáticos, ponlo para que lo lean antes.

Cualquier cosa con valor, antes de “en búsqueda activa de trabajo”.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Qué hago después de la entrevista de trabajo


En todos los talleres de entrevista que imparto la sensación que me transmiten las personas que acuden que una vez realizada la entrevista ya se acaba el proceso. ¡Ya está!

Y ahora toca esperar …. ¡a ver si llaman!

Cuando les digo que por qué ellos no llaman para preguntar, me miran con cara de “¿qué dices?”

Es verdad en todos los talleres o cursos de cómo buscar trabajo o realizar una entrevista nos enseñan a hacer las preguntas y pasar la entrevista. Sin embargo, cuando finaliza la entrevista…. Ahora ¿qué hago?

¿Mando un email  o llamo para preguntar si han finalizado el proceso de selección?

Hay unas opciones que puedes hacer para poder tener más oportunidades que los demás candidatos.

Lo que no puedes hacer es “esperar a que te llamen”, tienes que tener una aptitud de iniciativa. La mayoría de las personas que me responden a la pregunta ¿tú qué harías? Me dicen que esperar. Y la verdad es lo que hacen no la mayoría sino todos.

Antes de enviar nada o llamar a alguien tenemos que tener en cuenta que me interesa la oferta y quiero trabajar allí. Y, sobre todo, saber que hemos realizado bien la entrevista. Es decir, pensar que estamos en situación de selección.

Para ello, tenemos que analizar la entrevista cuando salimos de ella. Ver lo que me preguntaron, por qué lo hicieron, qué contesté, cómo respondí, cómo me sentí, etc.

Para hacer bien este post-análisis de la entrevista, respondemos a unas preguntas:

  • Qué ha estado bien: Fue corta, hubo fluidez con el entrevistador, las preguntas fueron las que yo esperaba, …
  • Qué ha estado mal: Fue larga, no hubo comunicación con el entrevistador, no esperaba esas preguntas, ….
  • Te dieron más información que no esperabas o ya contabas con eso.
  • Qué mejorarías. Es importante que seas crítico contigo mismo. Saber siempre de tu punto de vista que has hecho mal o podrías haberlo hecho mejor.

A medida que vayas respondiendo (sin mentiras, sólo te mientes a ti) apúntalo, evalúalo, saca conclusiones.

Si el resultado es bueno. Entiendes que tienes posibilidades, es cuando tienes que enviar un email a la persona que te entrevistó (empresa que lo hizo). Este email es lo mismo que la carta de agradecimiento que en algunos cursos y blogs (muy anticuados desde mi simple punto de vista) te recomiendan hacer.

Tenemos que demostrar que estamos interesados en el puesto ofertado. Para eso, incide en aquello que te diferencia de los demás, en aquello que la empresa hicieron más hincapié en la entrevista (horario, cualificación, responsabilidades, etc).

Si del análisis post-entrevista llegaste a la conclusión que la entrevista “ha estado mal”, no te preocupes ni te agobies. Intenta resolverlo. Para ello, corrige los fallos que tuviste durante la entrevista. Resalta las ventajas de tu selección frente a los demás candidatos.

Puedes enviar en el email de post-entrevista alguna referencia. Piensa quién puede conocer y/o trabajar con esa empresa. Pregúntale si puedes enviar su contacto.

Esto se hace por dos motivos. Uno, dar confianza al seleccionador. Y, la segunda, saber que estás interesado y te estás moviendo, no sentado a que te llamen.

No te olvides cuando realices la entrevista de que te dé el email o datos de contacto.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo