¿Eres empleable?


Cuando hablamos de que si tu eres empleable nos referimos al grado de empleabilidad que tienes.

Ya hemos hablado en otros post de que es la empleabilidad. Pero vamos a recordar. La empleabilidad es la capacidad potencial de incorporarse y permanecer en el mercado laboral.

Lo que quiere decir esta definición es que son las posibilidades personales para encontrar un empleo y adaptarse a un mercado laboral que está en continuo cambio.

Entonces me vas a decir que eso son los jóvenes. Otros me dicen que son los que tienen experiencia. Y los que no la tienen me dicen que son los que no la tienen. Es decir, cualquiera es más empleable que yo.

Pues decirte que la empleabilidad depende de distintos factores  como son  la formación, la experiencia, las cualidades y las actitudes tanto personales como profesiones.

Cuando te decimos desde la orientación que tienes que conocerte, lo que nos referimos es que tienes que analizar los requisitos que se demandan en el mercado laboral y en el trabajo que quieres. Y lo que tú puedes aportar y en que te diferencias respecto a los demás. Cuando estos dos coinciden tienes un nivel de empleabilidad alto.

Por lo contrario cuando las demandas del puesto o del trabajo que tu buscas no coinciden con lo que tu puedes aportar, el nivel de empleabilidad es bajo.

Analiza tu empleabilidad. Aquí no se aprueba o se suspende. Será más fácil si no te mientes y no te engañas a ti mismo.

Cuestionario de Empleabildad

Cuestionario de factores de ocupabilidad

Estrategias para desarrollar tu empleabilidad

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

Por qué no queremos cambiar


Una de las cosas que vemos en orientación es que a las personas les cuesta mucho cambiar. En estos momentos que vivimos, las personas a las que oriento dicen que quieren cambiar de trabajo, buscar otro que tenga mejor sueldo y horario, o incluso quieren trabajar en una empresa en donde puedan crecer profesionalmente.

Cuando analizas las destrezas, las fortalezas y los requisitos que esos nuevos puestos y que las nuevas empresas requieren, hay un “uff” que se nota en el ambiente.

Es porque hay algo que “hay que cambiar”. Puede ser algo físico como cambiar de ciudad o desplazarnos a un ayuntamiento cercano. O algo más, como aprender un idioma, realizar una formación, cambiar de horario,…

Pero todos en la sesión de orientación, me dicen que no aguantan más. Que llevan mucho tiempo buscando un trabajo (y no tienen otro) o intentando cambiar de empleo, pero no sale.

Sin embargo la verdad es que hay miedo el cambio (dejar algo que tengo por algo que no sé) y para eso tener que estudiar, aprender, conocer algo nuevo para adaptarme a los requisitos del nuevo empleo.

Lo digo porque cambiar supone un esfuerzo personal, profesional, económico, de ocio, y la verdad porque tengo mucha experiencia o ya aprendí mucho hasta ahora, y “¡qué pereza!”

Estoy convencida que cuando aguantamos situaciones que nos hacen sufrir, lo que estamos haciendo es acabar con nuestra autoestima, aumentamos nuestra desesperación. Sabemos perfectamente que lo podríamos cambiar con un ¡ya!, pero no lo hacemos. Y la pregunta es: ¿Por qué no cambiamos una situación que nos destruye?

Porque nos cuesta salir de nuestra zona de confort.

¿Qué quiere decir? Nos cuesta salir de donde nos sentimos seguros. Aunque lo estemos pasado mal y sabemos que no es mi trabajo ideal, estamos seguros.

Os pongo el relato de Alberto Blázquez donde lo explica perfectamente:

“Un Hombre va de visita a casa de un amigo y cuando entra al comedor se encuentra con el perro de su amigo. El perro es grande, fuerte, pero está quejándose y llorando.

El visitante pregunta a su amigo, “¿Oye, que le pasa a tu perro? Parece enfermo”.

No te preocupes, le dice el amigo. Este perro es muy perezoso.

Los dos amigos se sientan a relatar sus viejas historias, mientras que el animal continua quejándose ante lo cual el visitante inquiere de nuevo a su amigo y le dice: “Me sabe mal por tu perro, ¿por qué no lo llevas al veterinario?”. El hombre le contesta nuevamente: “No te preocupes, es que este perro es perezoso”.

El visitante inquieto por la misma respuesta, le pregunta: “Oye ¿por qué dices todo el rato que este perro es perezoso? Yo lo que veo es que está enfermo y que está sufriendo”. Entonces el amigo le dice:

“Mira lo que le pasa es que lleva sentado encima de un clavo toda la mañana, sé que le duele y por eso se queja y se queja, pero no ha querido mover el culo de su sitio, porque con todo y a pesar del clavo, se siente cómodo y ya se ha acostumbrado a su sufrimiento”.

Espero que el post de hoy nos haga reflexionar y ver qué puedo cambiar para poder vivir mejor, por lo menos sin dolor.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Lo que ven de ti las empresas cuando buscan personal


Cuando una empresa busca personal, entre todas las candidaturas se fijan en pequeños detalles.

Si te los aplicas, lo más probable es que te llamen para conocerte y poder obtener más información sobre tu perfil profesional.

16121_consejosjt

Via: http://blog.jobtoday.es/

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

La orientación no es para decirte lo que tienes que hacer


Nos hemos hecho muy cómodos. Los que hemos vivido la época analógica, sabemos que buscar la información costaba mucho. Teníamos que ir al lugar donde estaba. Mirar papel a papel, libro a libro,… una vez que teníamos todo esto, había que escribirlo todo a mano. Y después, ordenar toda la información para terminar el trabajo.

En los tiempos que vivimos en donde Google lo sabe todo, solo con un click tenemos todo a mano, que con un copiar-pegar ya está hecho.

En la orientación laboral nos pasa lo mismo. Las personas que acuden al servicio de orientación lo que quieren es que les des la web o el portal de ofertas donde en un click pueden apuntarse a su oferta deseada, y le van a llamar para ya hacerles el contrato.

Cuando les dices que no hay ese “portal mágico”, que tienes que ir mirando uno a uno. Que te puede ayudar son los metabuscadores o los portales más específicos … las caras son de: ¡qué me dices!

Es muy difícil explicar que no hay un listado de recursos que valen para todo y para todas las personas. Y para que encuentres el empleo que buscas, va a depender de muchas variables. Algunas son objetivas (formación, experiencia, habilidades, etc) y otras no (duración de estudios, complementar formación, viajes, horarios, turnos, etc).

Por eso, hoy titulo el post como “la orientación no es para decirte lo que tienes que hacer”, sino para ayudarte a utilizar y conocer los recursos existentes para buscar trabajo. Por ejemplo. Yo no te puedo dar una respuesta a una pregunta de una entrevista. Yo te puedo ayudar a buscar una respuesta para cuando te hagan una pregunta, que tendrás que responder tú.

En este blog tienes esos listado de portales, web, metabuscadores, … pero si tú no haces una labor de investigación-selección que es lo que mejor se adapta a tu búsqueda. Si no sabes o no ves los requisitos que necesitas para un puesto. La orientación no llega hasta ahí.

Te cansarás. Dirás que la orientación no vale para nada (por no decir otra cosa). Volverás a otro servicio de orientación, le contarás lo mismo, te dará la misma lista, y harás lo mismo.

Los orientadores te ayudamos a hacer ese plan para buscar empleo. Pero claro, es una relación de dos. Si yo lo hago y tú pasas, nuestra relación no llegará a nada.

El objetivo de la orientación es proporcionar conocimientos y herramientas para que tú solo puedas buscar tu empleo.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

¿Es efectivo enviar mi currículum a cualquier oferta?


Haré la pregunta de otra manera: ¿puedo enviar mi currículum a toda oferta que vea? También puedo preguntar: ¿Si envío muchos currículum es más probable que encuentre un empleo?

Bien, pues la respuesta es: “NO vale para nada”.

Pero, a pesar que ya lo digamos mil veces que no vale la pena enviar “por si acaso” el currículum a todas las ofertas, la pregunta seria ¿Por qué lo sigues haciendo?

Por si me llaman…

“A mayor número de currículum enviados, más oportunidades de que me llamen”

Como frase repetida está bien, pero como objetivo cumplido no. Cuántos currículum enviaste y cuántas entrevistas fuiste.

La posibilidad de aumentar las entrevistas solo vendrá si ajustas tu búsqueda a las ofertas de empleo que se ajustan a tu perfil. Pero no por el número de volumen de ofertas a las que enviamos.

En la primera criba se seleccionan solo aquellos currículums que cumplen los requisitos exigidos por la ocupación  (formación y/o experiencia). Se descartan todos aquellos que no las cumplen.

Sí no cumples a priori los requisitos, ¿por qué van a preseleccionar tu CV si hay otros candidatos que sí los cumplen? El “por si acaso” no funciona.

“Pueden valorar mi perfil para otra oferta que no publiquen y necesiten para la empresa…”

Tampoco funciona. Una vez descartado el currículum no se va a guardar. Ni tampoco lo van a volver a revisar para valorar otros aspectos que puedan necesitar a corto plazo en la empresa. Lo que van a hacer es destruir el currículum.

Lo que pasa de verdad es que ofreces una imagen de no saber a dónde quieres ir o de no saber lo que quieres o que cualquiera cosa te vale.

Entonces, tu currículum se volverá a descartar porque no cumple los requisitos exigidos por la empresa y/o el puesto.

Todos enviamos currículum “por si acaso” porque el nivel de desesperación es alto y el número de ofertas bajo. Lo entiendo. Pero no es eficaz. Lo único que produce es aumentar más la desesperación, bajar el nivel de autoestima, llegar a renunciar a no buscar trabajo.

Dale la vuelta. Piensa como seleccionador:

  • ¿Qué harías para encontrar al candidato ideal?
  • De tenerlo: ¿Por qué serias tú el seleccionado?
  • Escribe lo que te hace diferente.
  • Y ahora redacta el currículum para esa oferta.
  • Y es ahora cuando lo tienes que enviar.

Se realista. Hacerlo así es más eficaz y menos frustrante.

Cuando estás buscando un empleo, lo que tienes que conseguir que el tiempo dedicado sea efectivo. Para eso necesitas tener tu plan de acción para buscar trabajo con el objetivo de sólo enviar a ofertas que se ajuste a tu perfil profesional. Así aumentarás la probabilidad de que te llamen para la entrevista.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Reconocimiento de las cualificaciones profesionales en la Unión Europea


La directiva se aplica a todo nacional de un Estado miembro de la Unión Europea (UE) que quiera ejercer, bien por cuenta propia, bien por cuenta ajena, una profesión regulada en un Estado miembro distinto de donde ha adquirido sus cualificaciones profesionales.

La directiva distingue entre «libre prestación de servicios» y «libertad de establecimiento», basándose en los criterios determinados por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas: duración, frecuencia, periodicidad y continuidad de la prestación.

LIBERTAD PARA PRESTAR SERVICIOS

Todo ciudadano de la UE establecido legalmente en un Estado miembro puede prestar servicios de manera temporal y ocasional en otro Estado miembro con su título profesional de origen, sin tener que solicitar el reconocimiento de sus cualificaciones. No obstante, el prestador de servicios debe justificar además dos años de experiencia profesional cuando la profesión en cuestión no esté regulada en este Estado miembro.

El Estado miembro de acogida podrá exigir al prestador que efectúe una declaración previa a la primera prestación de servicios en su territorio (que se renovará anualmente), adjuntando las informaciones relativas a las garantías de seguros u otros documentos, como la prueba de la nacionalidad del prestador de servicios, su establecimiento legal y sus cualificaciones profesionales.

Si el Estado miembro de acogida exige una inscripción pro forma ante un organismo profesional competente, esta inscripción se efectuará automáticamente. La autoridad competente destinataria de la declaración previa deberá transmitir el expediente del interesado a la organización profesional o al organismo profesional en cuestión. En el caso de las profesiones que tengan implicaciones para la salud o la seguridad públicas y que no se beneficien del régimen de reconocimiento automático, el Estado miembro de acogida podrá proceder a una verificación previa de las cualificaciones profesionales del prestador de conformidad con el principio de proporcionalidad.

En caso de que la prestación se efectúe al amparo del título profesional del Estado miembro de establecimiento o del título de formación del prestador, el Estado miembro de acogida podrá exigir a este que proporcione una serie de informaciones a los consumidores, especialmente en cuanto a las garantías de seguros contra los riesgos económicos por responsabilidad profesional.

Las autoridades competentes garantizarán un intercambio proactivo de información, tanto en el marco de la prestación temporal de servicios, como en el contexto del establecimiento permanente en otro Estado miembro, en caso de faltas graves acaecidas durante el establecimiento del interesado en su territorio que puedan incidir en el ejercicio de la actividad profesional. Este intercambio de información deberá realizarse respetando la legislación vigente en materia de protección de datos.

LIBERTAD DE ESTABLECIMIENTO

La «libertad de establecimiento» se aplica cuando un profesional goza de la libertad efectiva de establecerse en otro Estado miembro con el fin de ejercer una actividad profesional de manera estable.

Régimen general de reconocimiento de las cualificaciones

Este régimen general se aplicará a las profesiones que no sean objeto de normas de reconocimiento específicas, así como en determinadas situaciones en las que el profesional no reúna las condiciones previstas por los demás regímenes de reconocimiento. Se basa en el principio de reconocimiento mutuo, sin perjuicio de la aplicación de medidas compensatorias en caso de diferencias sustanciales entre la formación adquirida por el interesado y la exigida en el Estado miembro de acogida. La medida compensatoria podrá consistir en períodos de prácticas de adaptación  o en una prueba de aptitud. La elección dependerá, salvo excepciones, del interesado.

Cuando el acceso a una profesión o su ejercicio esté regulado en el Estado miembro de acogida, es decir, dependa de la posesión de determinadas cualificaciones profesionales, la autoridad competente de dicho Estado miembro permitirá el acceso a esta profesión y su ejercicio en las mismas condiciones que los nacionales. No obstante, el solicitante deberá estar en posesión de un título de formación obtenido en un Estado miembro y que certifique un nivel de formación al menos equivalente al nivel inmediatamente inferior al exigido en el Estado miembro de acogida.

Cuando, por el contrario, el acceso a una profesión o su ejercicio en el Estado miembro de origen del solicitante no dependa de la posesión de cualificaciones profesionales determinadas, para poder acceder a la profesión en un Estado miembro de acogida que regule esta profesión será necesario justificar dos años de experiencia profesional a tiempo completo durante los diez años anteriores, además del título de formación.

La directiva distingue cinco niveles de cualificaciones profesionales:

  • certificado de competencias, expedido por una autoridad competente del Estado miembro de origen, que corresponde a una formación general de nivel de enseñanza primaria o secundaria que certifica que su titular posee conocimientos generales, o a una formación que no forma parte de un certificado o título, o a un examen específico sin formación previa, o a una experiencia profesional de tres años;
  • certificado, que corresponde a una formación de nivel de enseñanza secundaria técnico o profesional, completada por un ciclo profesional;
  • título acreditativo de una formación de nivel de enseñanza postsecundaria, de una duración mínima de un año, o una formación de nivel profesional comparable en términos de responsabilidades y funciones;
  • título acreditativo de una formación de nivel de enseñanza superior o universitaria, de una duración mínima de tres años e inferior a cuatro años;
  • título acreditativo de una formación de nivel de enseñanza superior o universitaria, de una duración mínima de cuatro años.

El Estado miembro de acogida puede supeditar el reconocimiento de los títulos de formación a la realización, por el solicitante, de una medida compensatoria (prueba de aptitud o período de prácticas de adaptación de una duración máxima de tres años) en las tres situaciones siguientes:

  • la formación fue inferior en un año a la requerida en el Estado miembro de acogida;
  • la formación recibida se refería a materias sustancialmente diferentes de las cubiertas por el título de formación requerido en el Estado miembro de acogida;
  • la profesión definida en el Estado miembro de acogida abarca una o varias actividades profesionales reguladas que no existen en la profesión correspondiente en el Estado miembro de origen del solicitante, y requiere una formación específica relativa a materias sustancialmente distintas de las cubiertas por la formación que el solicitante alega.
  • La directiva prevé la posibilidad de que las asociaciones profesionales representativas tanto a nivel nacional como europeo propongan plataformas comunes que permitan anular el mayor número posible de diferencias fundamentales observadas entre los requisitos de formación de los Estados miembros. La plataforma permite a las personas interesadas quedar dispensadas de las medidas compensatorias, ofreciendo garantías adecuadas en cuanto al nivel de cualificación. La plataforma viene a representar una especie de «medida compensatoria predefinida». A finales de 2010, la Comisión presentará al Parlamento Europeo y al Consejo un informe sobre la disposición de la Directiva relativa a las plataformas comunes.

Régimen de reconocimiento automático de cualificaciones acreditadas por la experiencia profesional para determinadas actividades industriales, comerciales y artesanales

Las actividades industriales, artesanales y comerciales enumeradas en la directiva (capítulo II) son objeto, en las condiciones contempladas, de un reconocimiento automático de las cualificaciones acreditadas por la experiencia profesional.

Los elementos considerados para el reconocimiento de la experiencia profesional son su duración y forma (por cuenta propia o por cuenta ajena). También se tiene en cuenta la formación previa, lo que permite reducir la duración de la experiencia profesional exigida. No obstante, toda formación previa debe ser sancionada por un certificado reconocido por el Estado o ser juzgada plenamente válida por el organismo profesional competente.

El ejercicio de todas estas actividades profesionales se somete a las condiciones que figuran en:

  • la lista I del anexo IV, que hace referencia a sectores como las industrias textil, química y del petróleo, la imprenta, las industrias manufactureras o la construcción, entre otros;
  • la lista II del anexo IV, que hace referencia a los sectores de la construcción de materiales de transporte, las actividades relacionadas con transportes, correos y telecomunicaciones, los estudios fotográficos, etc.;
  • la lista III del anexo IV, que hace referencia a sectores como la restauración, la hostelería, los servicios personales, los prestados a la colectividad o recreativos, etc.

Régimen de reconocimiento automático de cualificaciones para las profesiones de médico, enfermero, odontólogo, veterinario, matrona o asistente obstétrico, farmacéutico y arquitecto 

El reconocimiento automático de los títulos de formación sobre la base de una coordinación de las condiciones mínimas de formación se refiere a las profesiones de médico, enfermero responsable de cuidados generales, odontólogo, veterinario, matrona o asistente obstétrico, farmacéutico y arquitecto (capítulo III de la directiva).

A efectos del reconocimiento, la directiva fija las condiciones mínimas de formación de cada una de estas profesiones, incluida la duración mínima de los estudios. Los títulos de las formaciones conformes a la directiva expedidos por los Estados miembros se enumeran en el anexo V. Permiten a sus titulares practicar la profesión en cualquier Estado miembro.

La directiva amplía la posibilidad de que los Estados miembros autoricen la formación a tiempo parcial a todas estas profesiones, en la medida en que la duración total, el nivel y la calidad de esta formación no sean inferiores a los de las formaciones a tiempo completo.

Sin perjuicio de los derechos adquiridos específicos conferidos a las profesiones en cuestión y, en particular, a los arquitectos (anexo VI), aun cuando los títulos de formación que permiten el acceso a estas actividades profesionales, pertenecientes a los nacionales de los Estados miembros, no respondan al conjunto de las exigencias de formación descritas, cada Estado miembro los reconocerá como prueba suficiente. No obstante, estos títulos de formación deben sancionar una formación iniciada antes de las fechas de referencia que figuran en el anexo V, e ir acompañados de un certificado que acredite que sus titulares realizaron las actividades en cuestión durante al menos tres años consecutivos durante los cinco años anteriores.

Procedimiento de reconocimiento de cualificaciones profesionales

Debe presentarse ante la autoridad competente del Estado miembro de acogida una solicitud individual de reconocimiento. Esta solicitud debe ir acompañada de una serie de documentos y certificados. Las autoridades competentes deben acusar recibo del expediente del solicitante en el plazo de un mes e informarle, en su caso, de la falta de cualquier documento. En principio, debe tomarse una decisión en el plazo de tres meses a partir de la recepción del expediente completo. No obstante, este plazo podrá prorrogarse un mes en el marco del régimen general de reconocimiento. Toda denegación deberá justificarse debidamente. La ausencia de decisión en el plazo prescrito, podrá dar lugar a un recurso jurisdiccional de Derecho interno.

El nacional de un Estado miembro debe poder hacer uso de su título de formación y, eventualmente, de su abreviatura, así como del título profesional del Estado miembro de acogida correspondiente. Cuando una profesión esté regulada en el Estado miembro de acogida por una asociación u organización (véase el anexo I), los nacionales de los Estados miembros deberán hacerse miembros de dicha organización o asociación para poder utilizar el título.

Los Estados miembros podrán exigir a los solicitantes que posean los conocimientos lingüísticos necesarios para el ejercicio de la profesión. Esta disposición deberá aplicarse de forma proporcionada, lo que excluye la imposición sistemática de pruebas de lenguas antes de iniciar una actividad profesional.

Con el fin de facilitar la aplicación de las disposiciones descritas, la presente Directiva solicita una estrecha colaboración entre las autoridades competentes del Estado miembro de acogida y el de origen. Además, exige la instauración de las siguientes disposiciones:

  • la designación en cada Estado miembro de un responsable de facilitar una aplicación uniforme de la directiva;
  • la designación, por los Estados miembros, de puntos de contacto que tendrán por misión proporcionar a los ciudadanos cualquier información útil para el reconocimiento de las cualificaciones profesionales y asistirlos en la defensa de sus derechos, en particular mediante contactos con las autoridades competentes para que se pronuncien sobre las solicitudes de reconocimiento;
  • la participación de los representantes de los Estados miembros en el Comité para el reconocimiento de cualificaciones profesionales;
  • la consulta por la Comisión, de manera adecuada, de los expertos de los grupos profesionales afectados.

Los Estados miembros deberán presentar a la Comisión un informe sobre la aplicación del sistema establecido cada dos años. Cuando alguna disposición de la directiva plantee grandes dificultades de aplicación en algunos ámbitos, la Comisión examinará estas dificultades en colaboración con el Estado en cuestión.

A partir del 20 de octubre de 2007, la Comisión elaborará un informe sobre la aplicación de la directiva cada cinco años.

Contexto

La presente directiva responde a las recomendaciones del Consejo Europeo de Estocolmo de 2001, en las que se invitaba a la Comisión a elaborar un régimen más uniforme, más transparente y más flexible con vistas a la realización de los objetivos de la estrategia de Lisboa.

Esta directiva consolida en un único texto las tres directivas relativas al sistema general de reconocimiento de las cualificaciones profesionales (reconocimiento de los diplomas, certificados y títulos de la enseñanza superior de ciclo largoreconocimiento de otros diplomas, certificados y títulos que no sean los de enseñanza superior de ciclo largo y el mecanismo de reconocimiento de las cualificaciones para la artesanía, el comercio y algunos servicios).

Asimismo, consolida doce directivas sectoriales relativas específicamente a las profesiones de médico, enfermero (Directiva 77/452/CEE), odontólogo (Directiva 78/686/CEE), veterinario (Directiva 78/1026/CEE), matrona o asistente obstétrico (Directiva 80/154/CEE), arquitecto y farmacéutico (reconocimiento mutuo de los títulos de farmaciacalificaciones de farmacia).

Las directivas específicas relativas a la prestación de servicios por los abogados (Directiva 77/249/CEE) y al establecimiento de los abogadosno se han incluido en el marco de este ejercicio, ya que no contemplan el reconocimiento de las cualificaciones profesionales, sino el reconocimiento de la autorización del ejercicio de la profesión.

Fuente: europa.eu

Via Divulgación dinámica

Lo que realmente impide que encuentres tu empleo


Cuando estamos buscando un empleo y no lo encontramos, por lo general, echamos la culpa a “otros”. Es muy habitual escuchar que: soy joven, soy mayor, tengo experiencia, no tengo experiencia, piden cursos, no le valen mis cursos, no tienen ayudas o bonificaciones para contratarme, etc.

No quiero decir que todo esto no sea verdad, pero también hay un pequeño porcentaje de posibilidades que tú tengas algo de culpa.

Vi esta infografía y me gustó. Plasma de una manera sencilla 10 decisiones que pueden impedir que encuentres tu empleo.

Creo que después de leerla tendrás que hacer una pequeña reflexión.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo