Tu actitud para buscar trabajo


A lo largo de mi experiencia como orientadora (y en mi vida) sé que cada uno reacciona de diferente manera ante los problemas o las situaciones, como por ejemplo quedarse si empleo y buscar otro.

Conocemos personas que ante dificultades, salen; y, por lo contrario, otras personas ante esos mismos problemas no son capaces de levantar cabeza.

La diferencia entre unos y otros es la actitud con la que cada uno se toma sus situaciones, tanto buenas como malas.

 

Ya sé que buscar un empleo no es nada fácil, pero cada uno lo afronta de diferente manera. Y también no todos estamos preparados para pasarlo.

Algunos ven cuestas, mientras otros ven un camino abierto lleno de nuevas oportunidades que no quieren perderse.

Lo que ayuda a que afrontar la búsqueda de empleo es fundamentalmente la capacidad de adaptación al nuevo mercado de trabajo que estamos viviendo.

Los nuevos trabajadores necesitan aprendizaje a lo largo de la vida laboral, ya que los cambios son cada vez más rápidos. No podemos quedarnos obsoletos.

Para mí la diferencia es la actitud con la que cada uno afronta su búsqueda de empleo.

Son importantes las decisiones que tomamos.

Nos harán abrir o cerrar las puertas.

Si la decisión es no hacer nada, porque no vamos a encontrar un empleo, no hay ofertas, no hay trabajo, quién va a contratarme, etc.

Pero sin por lo contrario, la decisión es abrir la puerta, solo te falta dar el paso para salir. Tenemos que buscar nuevas oportunidades, decidir sobre nuestra vida. ¿Por qué? Porque tienes mucho que ganar y nada que perder. El NO ya lo tienes.

Para mí lo más valiente es no quedarse quieto. Lo mejor es quedarse sin hacer nada. Lo normal que escucho en las sesiones de orientación es que están pasando una mala racha, pero no hacen nada (o más bien poco) por intentar (solo intentar) salir de ella.

Pero hay personas (bastantes, no miento) que tienen la valentía para ponerse en pie y empezar a buscar el empleo que quieren. Lo importante es la actitud y llenarse de positividad.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

Seguimos buscando trabajo en otoño


Estamos ya a finales de septiembre. Ya estamos en la rutina. Las personas que buscan trabajo (y las que quieren cambiar el que tienen) planifican el “trabajo de buscar trabajo”

Es un buen momento para organizarte, planificar, redefinir los objetivos, re-organizar el currículum, preparar la entrevista, etc.

Es verdad que el verano fue un buen momento para “desengancharse” del trabajo de buscar trabajo. Incluso algunos de vosotros estuvisteis trabajando. Pero ahora, que empieza octubre.

¿Por dónde empezar?

Empezamos por tener nuestro lugar de buscar trabajo y seguimos por tener nuestra agenda para buscar trabajo, donde apuntamos todo lo que hacemos. En estos días, toca repasar esa agenda y si no la tienes hacerte una.

Márcate un horario

No puedes estar todo el día pendiente de buscar la oferta que quieres. Necesitas hacer más cosas, como salir a pasear y estar con tus amigos. Así que cuál es tu horario.

Define los objetivos

Elabora tu plan de búsqueda de empleo

Más info sobre Plan acción

Elaboramos nuestro currículum

Y una vez que tengamos todo esto… ¡empezamos!

Comenzamos a buscar las ofertas

También puedes buscar ofertas de empleo en Google

Nos registrarnos en los portales de empleo

Es verdad que los portales de empleo se han convertido en una de las principales vías para encontrar un empleo. Las empresas lo saben y por eso publican las ofertas en estos portales.

Sin embargo, se tienen que aprovechar las redes sociales, sobre todo las profesionales como Linkedin, para encontrar un empleo, y, sobre todo, para que te encuentren las empresas.

Redes sociales para buscar trabajo

Linkedin, la mayor red profesional del mundo

Cómo organizarme para buscar trabajo en internet … de verdad

Sí, porque comienza la temporada pre-navidad y rebajas de enero. Es donde la empresa (todas) más venden y tienen más volumen de trabajo. En verano hay muchas que paran, y otras tienen más ventas (no solo las de ocio o hostelería).

Ahora, a finales de agosto y septiembre, se están valorando las nuevas contrataciones para la campaña de navidad y de rebajas de enero.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

¿Cuáles son los mejores portales para buscar empleo en Internet?


Os dejo el tercer capitulo de la Guía del Empleo 2.0 en donde se presenta la lista de los mejores portales para buscar empleo en internet.

Mejores portales para buscar trabajo en internet

Además, Guía del Empleo 2.0

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Mejora tus posibilidades de encontrar un empleo


Hoy quiero que hablemos de mejorar mis posibilidades de encontrar un trabajo. Estamos a mediados de septiembre. Ya empieza la rutina de nuestra ciudad, de nuestro pueblo. La familia y amigos ya han vuelto. Todo comienza.

Bien, pues tú también tienes que volver (o empezar) a tu trabajo: buscar trabajo.

Ante todo tienes que ser optimista. Si crees que no va valer para nada que te pongas a buscar trabajo, pues no lo hagas. Pero si por lo contrario crees que si buscas lo encontrarás, pues adelante.

Márcate las metas. Lo que tienes que hacer es planificar tu búsqueda, organizarte, definir los objetivos (y cumplirlos).

Sé proactivo. Me refiero que no tengan que estar detrás de ti, sino que tú seas el que esté buscando.

Cambia. Si lo que estuviste haciendo hasta ahora no te ayuda. Pues cambia el plan de búsqueda de empleo.  Y si viste que fuiste avanzando, reorganiza el plan.

Formación continúa. Busca que es lo que están requiriendo para el puesto. Si no lo tienes o te falta, proponte aprenderlo. El mercado laboral es cada vez más competitivo y no hay puesto que no tenga cambios tecnológicos, legales, producción, etc

Repasa tu red de contactos. Vuelve a contactar con ellos, una llamada, un mensaje, un email para preguntar qué tal el verano, no viene mal. Recuerda que la tu red de contactos, tu mejor aliada.

Visibilidad. No te olvides de volver a tus redes sociales. Tu plan de búsqueda de empleo 2.0

Volvemos al trabajo, a la rutina. Para eso márcate un horario, un sitio y tu agenda.

Bien, ya termino. Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

No tuve tiempo


En septiembre empieza el año. Sí. Como nos pasa en año nuevo, en septiembre nos marcamos unos propósitos que siempre son los mismos: dejar de fumar, estudiar inglés, ir al gimnasio, etc

En mi profesión, estamos en temporada alta. Se colapsan las oficinas de empleo y los centros de empleo y formación de los ayuntamientos por el aumento de peticiones de cita con los orientadores laborales.

¿Por qué? Simplemente, para buscar trabajo.

Así que empecé con las citas. Por eso hoy me puse a escribir este post.

Cuando empiezo la entrevista de orientación quiero conocer a la persona que tengo delante. Aunque me dé su curriculum, no lo leo porque quiero que me cuente, con sus palabras, quién es (profesionalmente) y de qué quiere buscar trabajo.

Me dice. Yo escucho. Voy preguntando. Y la persona va respondiendo. Es decir, mantenemos una conversación.

Pero hay una respuesta que siempre se repite en la mayoría (porque nunca son todas) de las personas que oriento que es: No tuve tiempo.

Es una respuesta que llevo 17 años escuchando y aún me choca cuando la escucho en una sesión de orientación laboral.

Quiero hoy reflexionar, a mediados de mes de septiembre, aún no empezaron el cole nuestros menores. Ya empezaron la universidad nuestros mayores.

Estoy convencida que una persona acude a una sesión de orientación laboral, lo que busca son respuestas a preguntas. Y los orientadores (yo la primera) queremos que respondas tú a las preguntas.

Me da sensación que “buscar trabajo” no hemos asumido que es un trabajo. Requiere un horario, un lugar, una planificación, una organización, una ayuda. Es decir, un tiempo.

Creo que lo que nos impide trabajar en nuestra búsqueda de empleo es la gestión del tiempo, de nuestro día a día. Y sobre todo: mañana lo haré…

No es el no tener información. No es no tener dónde mirar ofertas o no tener un listado de empresas para enviar el curriculum. No es no tener un ordenador o no tener una conexión a internet. No es no tener Linkedin o no tener ofertas adaptadas a mí en Infojobs.

Lo que impide que no encontremos un empleo o por lo menos que no nos llamen para entrevista, se resume en 3 palabras: No tuve tiempo.

Cuando una persona que está en situación de desempleo, me dice que está deprimida, desmotivada, aburrida, cansada, y demás. Yo le comento, con toda mi buena voluntad, que salga a caminar, que quede con amigos, que procure comer mejor, beber más agua, … que se organice el día, que le será mucho mejor.

La respuesta a menudo (no siempre) es la misma: No tengo tiempo.

Por eso, llego a la conclusión que todo está antes del buscar el empleo. En trabajar por encontrarlo. En prepararme para poder hacer mejor. Es decir: No tengo tiempo.

No es suerte encontrar un empleo o que te llamen para una entrevista. Es simplemente, haberle dedicado tiempo para conseguirlo.

un nuevo propósito para este nuevo curso es:

tener tiempo para buscar trabajo

Espero que el post de hoy te haga reflexionar sobre la gestión de tu tiempo.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

De qué buscas trabajo


Muchas de las personas que oriento, cuando les pregunto de qué buscan trabajo, me dicen: “de cualquier cosa”.

Entiendo que los tiempos que estamos viviendo, la necesidad de tener un trabajo es vital para todas las personas, tanto mayores y jóvenes como hombres y mujeres, podamos aportar a nuestra sociedad. Un trabajo es ganar legalmente un dinero, pero también es tener un horario, relacionarme con otras personas, poder sentirte útil, etc.

Pero buscar un trabajo de “cualquier cosa” es un error muy común entre las personas que están desempleadas. Lo que demuestra es que quieren trabajar, por supuesto, pero también me dicen que están desesperados. Y eso, a la hora de afrontar el buscar un trabajo, no es bueno, porque no deja ver el camino.

Si es tú caso, no te preocupes, no pasa nada. Solo que tienes que ponerte a saber de qué buscas trabajo o qué es lo que quieres hacer.

Eso, si, a esto le tendrás que dedicar tiempo, ni mucho ni poco, sino tiempo, pero vale la pena, lo creo.

Lo primero que tienes que hacer es una autoevaluación. Conocerte. Puedes hacer un DAFO y un CAME

La razón primordial es conocer tus intereses, tus habilidades, tus conocimientos, tus competencias, y más.

Puedes hacer una lista en lo que eres bueno y en aquello en el que no eres tan bueno. Relacionalo con ocupaciones que consideres pertinentes.

Con lo que hemos hecho anteriormente, podemos elaborar nuestra lista de ocupaciones preferidas.

No pongas más de 10, pero no menos de 5. Agrúpalas por funciones (tareas). Si no sabes cómo elegir, te voy a contar un truco. Haz diferentes listas, en distintos momentos, en un papel y a mano. Por ejemplo: hoy por cuando leas este artículo; después de 24 horas; después de 24 horas; recógelas todas y marca las que coincidan. Y esa es la lista. De todas formas, la lista la puedes cambiar cuando quieras.

Ya tenemos las ocupaciones objeto de la búsqueda de empleo

Una vez que tenemos las ocupaciones, tenemos que mirar los requisitos (de formación y de otro tipo), la situación de empleo, las oportunidades, la remuneración, etc.

Para hacer esto, podemos consultar el INCUAL en donde está el Catálogo de Cualificaciones Profesional, Cualificaciones Profesionales en el CNCP 

Para consultar la remuneración y las condiciones laborales del sector, puedes consultar los convenios laborales, que pueden ser nacionales, provinciales o de empresa.

Una vez que tengamos toda esta información, que te ha llevado un tiempo, pero no perdido, tenemos que ver las ocupaciones de las que cumplen los requisitos, las que me pudo cumplir, las que se adaptan a mi horario y condiciones laborales, etc.

Por ejemplo, si me requiere carnet de conducir, pues lo puedo sacar. Si una característica del trabajo es trabajo por turnos, tendré que organizarme. Entonces, la lista la modificaré, quitando aquellas que no me convenzan. Y aplazando aquellas que necesito realizar la formación, por ejemplo.

También te puede ayudar el hablar con amistades o conocidos que trabajaran en esas ocupaciones y/o empresas para que te contaran de cómo se trabaja, cómo es el día a día, o cualquier cosa que te puede ayudar.

Ahora, con toda la información, tienes que ser capaz de saber de qué buscas trabajo.

Lo que tienes que tener en cuenta es que no puedes desesperarte, desmotivarte, si las conclusiones a las que llegas no son las que deseabas. Pero, si te pasa esto, debes continuar.

Entonces, ahora empezamos a hacer nuestro plan de acción para buscar trabajo de lo que has elegido.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Lo primero al buscar trabajo


Las personas que empiezan a buscar trabajo, lo primero que hacen es elaborar un currículum “chulo”. Con buena foto, a colores, con buena calidad, etc.

El currículum relata de manera cronológica todo lo que estudiamos, trabajamos y en que empresas estuvimos. Añadimos que tenemos el carnet de conducir y coche, además de disponibilidad geográfica y flexibilidad horaria.

Empezamos a repartirlo como si fuera un folleto de la oferta del día del supermercado.

Lo que tenemos que hacer antes de nada es definir nuestro objetivo: de qué buscamos trabajo.

En función de cuál sea nuestro objetivo, así tendremos que elaborar nuestro currículum. También estableceremos un plan de acción para buscar un trabajo.

Lo que vamos a hacer es un análisis del puesto y del entorno de trabajo de cada uno de los puestos en lo que queremos optar. Una vez obtenida la información (formación requerida, funciones desempeñadas, horario, condiciones económicas, etc) empezamos a elaborar nuestro currículum adaptado a ese puesto y a esa empresa.

Empecemos a responder:

  • Puesto de trabajo quieres buscar en la actualidad
  • Dentro de 2 años
  • Formación requerida para el puesto/s
  • Tareas a desempeñar
  • Competencias profesionales. Las dividimos en dos grupos:
  • Competencias técnicas. Relacionadas con el trabajo con cosas, con herramientas, máquinas, programas y aplicaciones informáticas.
  • Competencias comerciales y relación con los demás. Todas las relacionadas con el trabajo con personas, trato con clientes, proveedores, trabajo en equipo, etc.
  • Cualidades personales del candidato. Como son autonomía, motivación, tolerancia al fracaso, extrovertido, capacidad de concentración, vestimenta, etc
  • Información adicional al puesto: horario, sueldo, desplazamiento, sexo, idiomas, etc.
  • Información sobre el entorno del puesto y de la empresa: conocer el tamaño de la empresa, distribución de los lugares de trabajo, problemas del sector o del puesto, etc.
  • Clientela y proveedores: cliente final, cliente empresa, qué necesidades resuelves, los proveedores son muchos o único, etc
  • Objetivo de la empresa, que necesidad cubre al cliente
  • Jerga propia del puesto y del sector. Léxico especifico.
  • Dónde buscan a los trabajadores, cómo realizan la selección.

Y muchas más ….

Como obtengo la información:

  • Google
  • Webs corporativas
  • Cualificaciones Profesionales del Catalogo Nacional por Familia Profesional. Encontramos una clasificación de las profesiones más relevantes, detallando su formación y competencias necesarias para el desempeño.
  • Ofertas publicadas. Busca las ofertas en portales o metabuscadores para ver los requisitos que demandan las empresas.
  • Habla con personas que trabajan en ese oficio o puesto o empresa para que te cuenten cómo trabajan y cómo es la empresa.

Para finalizar, tenemos que ver que nuestra experiencia laboral es muy valiosa. Podemos hacer una simulación de imaginarnos que somos los que vamos a contratar. Qué demandaríamos, qué pediríamos, qué nos interesaría de un trabajador para nuestra empresa.

No te mientas, no vale la pena.

Con toda esta información vamos a definir un objetivo, planificar la búsqueda de empleo, diseñar una estrategia, elaborar un currículum para el puesto, realizar la formación y cualificación necesaria, contactar con nuestros empleadores, analizar el proceso de selección.

Buscar trabajo no es una foto chula, un currículum con colores, ni un enlace en un perfil. Que la empresa te valore como candidato es algo más.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo