Dos letras te discriminan por sexo en el trabajo


Hoy os voy a contar una historia. Una experiencia que tuvo una persona, pero que se convirtió en un descubrimiento. Pues ahí va.

Kim O´Grady, a finales de los 90 era joven, licenciado, con experiencia y con ganas de éxito, sin embargo quería dejar la empresa y buscar un nuevo reto profesional. Así que empezó a buscar trabajo.

Así que envío su currículum a las empresas en donde quería trabajar, esperando concertar una entrevista para la selección. Pero no le llamaron.

Empezó a desesperarse porque sólo recibía cartas rechazándole, a pesar de tener todo lo que las empresas requerían para el puesto que él solicitaba.

Así que en meses ni una sola entrevista, ni una llamada.

Empezó a analizar el por qué. Formación acorde al puesto, experiencia reciente en empresa cualificada, habilidades y aptitudes personales adecuadas, recomendaciones.

Pero ¿y el currículum?

Lo revisó. Lo comparó con amigos y compañeros. Y solo hizo un cambio: Puso Sr delante de su nombre.

Y entonces, siguió mandado currículum. Empezó a recibir llamadas para entrevistas.

Lo que había pasado es que su nombre es Kim, un nombre poco habitual para hombres en Australia, pero común entre mujeres.

Descubrió que no le llamaban por no tener un buen currículum, sino por ser mujer.

Una década después ha contado su historia en “Cómo descubrí la discriminación por razones de sexo”, documento que se ha convertido en viral y he querido compartir contigo. Ha servido para denunciar la cruda realidad a la que nos enfrentamos las mujeres en el mercado laboral.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

¿Es efectivo enviar mi currículum a cualquier oferta?


Haré la pregunta de otra manera: ¿puedo enviar mi currículum a toda oferta que vea? También puedo preguntar: ¿Si envío muchos currículum es más probable que encuentre un empleo?

Bien, pues la respuesta es: “NO vale para nada”.

Pero, a pesar que ya lo digamos mil veces que no vale la pena enviar “por si acaso” el currículum a todas las ofertas, la pregunta seria ¿Por qué lo sigues haciendo?

Por si me llaman…

“A mayor número de currículum enviados, más oportunidades de que me llamen”

Como frase repetida está bien, pero como objetivo cumplido no. Cuántos currículum enviaste y cuántas entrevistas fuiste.

La posibilidad de aumentar las entrevistas solo vendrá si ajustas tu búsqueda a las ofertas de empleo que se ajustan a tu perfil. Pero no por el número de volumen de ofertas a las que enviamos.

En la primera criba se seleccionan solo aquellos currículums que cumplen los requisitos exigidos por la ocupación  (formación y/o experiencia). Se descartan todos aquellos que no las cumplen.

Sí no cumples a priori los requisitos, ¿por qué van a preseleccionar tu CV si hay otros candidatos que sí los cumplen? El “por si acaso” no funciona.

“Pueden valorar mi perfil para otra oferta que no publiquen y necesiten para la empresa…”

Tampoco funciona. Una vez descartado el currículum no se va a guardar. Ni tampoco lo van a volver a revisar para valorar otros aspectos que puedan necesitar a corto plazo en la empresa. Lo que van a hacer es destruir el currículum.

Lo que pasa de verdad es que ofreces una imagen de no saber a dónde quieres ir o de no saber lo que quieres o que cualquiera cosa te vale.

Entonces, tu currículum se volverá a descartar porque no cumple los requisitos exigidos por la empresa y/o el puesto.

Todos enviamos currículum “por si acaso” porque el nivel de desesperación es alto y el número de ofertas bajo. Lo entiendo. Pero no es eficaz. Lo único que produce es aumentar más la desesperación, bajar el nivel de autoestima, llegar a renunciar a no buscar trabajo.

Dale la vuelta. Piensa como seleccionador:

  • ¿Qué harías para encontrar al candidato ideal?
  • De tenerlo: ¿Por qué serias tú el seleccionado?
  • Escribe lo que te hace diferente.
  • Y ahora redacta el currículum para esa oferta.
  • Y es ahora cuando lo tienes que enviar.

Se realista. Hacerlo así es más eficaz y menos frustrante.

Cuando estás buscando un empleo, lo que tienes que conseguir que el tiempo dedicado sea efectivo. Para eso necesitas tener tu plan de acción para buscar trabajo con el objetivo de sólo enviar a ofertas que se ajuste a tu perfil profesional. Así aumentarás la probabilidad de que te llamen para la entrevista.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

¿Tu curriculum convence?


La parte más importante de nuestro curriculum no es la experiencia y la formación que podemos acreditar.

Lo que es realmente importante es que cuando lo presentamos ante un seleccionador, nuestro curriculum convenza de que somos el mejor candidato.

Para eso necesitamos desarrollar nuestro potencial y nuestras habilidades para desempeñar el puesto demandado.

Frases útiles para redactar tu currículum


Lo que quiero hoy es que conozcas frases útiles para redactar tu currículum sobre la experiencia o para describir tus capacidades.

Ya sabemos que tenemos que adaptar nuestro currículum tanto para el puesto como para la empresa que lo enviamos. Sabemos que los currículum no se leen, solo se echa un vistazo.

Si tu currículum a golpe de vista puede parecer interesante, va a ser leído. Si no irá a la papelera por ser otro más.

A la hora de leerlo, si no es lo que yo busco, no te voy a llamar para la entrevista.

Por eso, el mayor problema que encuentro en mis sesiones de orientación es cómo redacto mis capacidades, mis habilidades, mi experiencia.

Para empezar a la hora de redactar mi currículum y la carta de presentación, siempre lo haremos en primera persona. NUNCA en tercera y menos utilizando nuestro nombre. Pongamos un ejemplo. Si describo mis logros pondré: En el servicio de orientación atendí a xxxx personas desempleadas. Lo que no voy a poner es En el servicio de orientación Isabel atendió a xxxx personas desempleadas.

Si queremos destacar que soy capaz de asumir nuevos retos y nuevas competencias, una forma de hacerlo seria “Siempre busco soluciones a los problemas que se me presentan. No temo a los nuevos retos”.

Si quiero resaltar que trabajo por objetivos, podemos poner: “Me comprometo a lograr los objetivos que la empresa marca desde el primer día”.

Puedo también definirme como “Aprendo en cada instante y quiero mejorar lo que ya conozco”.

Otra frase que puede ayudarnos a definir nuestra experiencia puede ser: “Quiero poner en práctica todo aquello que he aprendido a lo largo de mi vida”,

Las personas que tienen mucha experiencia y en varias empresas, pueden poner algo así “mi experiencia a lo largo de mi vida laboral avala mi profesionalidad”.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

¿Qué pongo en mi currículum?


Esta pregunta (a pesar de ser muy obvia) es la que me comentan todas las personas que contactan conmigo.

En modo resumen te diré que tienes que incluir tus habilidades y las redes sociales. Si además tienes un video en donde cuentes quién eres, también inclúyelo.

Lo que no debes hacer es mentir, inflar, exagerar para poder conseguir el empleo.¿Miento u oculto?

Cuando nos ponemos a redactar nuestro currículum, queremos poner todo. Y todo no coge. Necesitamos poner lo que realmente sé hacer y lo que realmente es importante y relevante para el puesto al que quiero presentarme.

Sin embargo, hay personas que lo exageran todo. Amplían experiencia. Se inventan formación e incluso puestos. Lo hacen básicamente porque creen que no tienen nada. Desde mi punto de vista, son personas con autoestimas muy bajas.

También hay personas que dicen que “ellos no se van a quedar atrás” y redactan unos currículum “maravillosos”. Son personas que también tienen una autoestima baja.

Yo te diría no lo hagas, no vale la pena. Pero es tu currículum así que pon lo que quieras.

Para los que queráis saber un poco más de cómo hacer mi currículum, pues seguir leyendo.

Lo que tienes que poner y destacar tus habilidades profesionales. Tienes que dejar claro lo que sabes hacer, lo que conoces, lo que puedes aportar al puesto.

No te olvides en el perfil profesional de decir cuál es el principal razón por qué quieres trabajar en esa empresa y en ese puesto.

No te olvides de destacar tus logros

Tus redes sociales. A estas alturas, no vamos a discutir si una persona tiene que tener o no redes sociales. Bien, el estar en redes sociales, el tener presencia online, ayuda a posicionar tu currículum.

Lo que sí es verdad, es que sólo tú decides si es quien decide si lo hace o no, y la única responsable de lo que se publica en tus redes.

En respuesta a la pregunta del principio ¿Qué pongo en mi currículum? Vamos a responderlo al revés. Te voy a decir lo que no debes poner.

Los datos de contacto incorrectos. Si ponemos mal el teléfono, la dirección de email, ¿cómo va a contar conmigo? Repasa los datos.

Una foto inadecuada. A ver, no dije una foto en la que salgas “poco guapo”, no. Dije una foto inadecuada. Lo digo porque fotos en bañador o enseñando musculo o escote, no es adecuada aunque salgas muyyyyy guappppoooo/aaaaa. Y por supuesto, las fotos bebiendo, comiendo, de fiesta, de boda, de graduación (como he visto en Linkedin) están en el grupo de fotos inadecuadas.

Ahora dirá alguno/a, si es para modelo, vale. Pues no, porque si es para modelo o actriz ya presentas un book.

Las faltas de ortografía. Repasa el currículum. Pasa el correcto de office. Que te lo lea otra persona que seguro que las verá.

No exageres, no mientas, no llenes el currículum con “cosas vacías”. Se nota, de verdad. Adáptalo al puesto y a la empresa. Recuerdo que los currículum se ven a golpe de vista.

Te recuerdo lo que realmente arruina tu currículum

Os dejo más información para elaborar tu currículum

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Qué hace que tu currículum sea diferente


Sabemos que el objetivo del currículum es provocar la entrevista. Si no te llaman para entrevistarte, el currículum no vale. En las consultas que tengo, la mayoría de los orientados me preguntan qué plantilla es mejor o como presentar el currículum.

Lo que les comento es que la diferencia entre un currículum no es el diseño que tenga, los colores, el tipo de letra, sino la información que contiene.

Ya comenté en otros post, que lo que realmente diferencia un currículum de otro es que lo que aprendiste en el pasado, lo puedes ejercer en el futuro. Más info sobre currículum

Hoy vamos a hablar de lo que tienes que resaltar para que tu currículum pase la criba y te llamen para la entrevista.

Lo que realmente es importante es que el seleccionador, al golpe de vista, pueda ver que tú le vas a resolver el problema que tiene. Recordamos que si en la empresa hay alguien que pueda hacer ese trabajo o ejecutar la tarea, no van a buscar a nadie, ni a contratar a nadie.

Siempre decimos que cada currículum es único. Adaptado a la oferta a la que contestas y a la empresa a la que la envías. No vale el hacer un currículum y enviarlo masivamente a todas las empresas y a todos los puestos.

En muchos artículos de búsqueda de empleo, en manuales de cómo hacer tu currículum, en diferentes foros, siempre se habla del currículum perfecto. Pero no existe. El currículum será mejor o peor según quien lo lea, según para que oferta se presenta, según el momento en el que nos encontremos.

Lo que tienes que hacer es leer bien la oferta, informarte de la empresa. Entonces, una vez que lo realices el currículum tienes que enfatizar lo que la empresa está buscando. Si hay algún requisito importante o funciones o tareas que tiene que ejercer, lo tienes que destacar por qué sabes hacerlo y dónde lo aprendiste.

Otro aspecto que tenemos que tener en cuenta es que la persona que selecciona se lee una cantidad inmensa de currículums. Por lo que todos (o la mayoría) dicen lo mismo, e incluso el formato es el mismo y ves que se usan las mismas plantillas.

Entonces, facilítale el trabajo al seleccionador, haciendo lo siguiente:

Sé breve. Cuenta todo en dos hojas, si puedes en una. Sin embargo, no pongas todo pegado ni con grandes separaciones, porque se nota.

Visible. Que se pueda ver todo a golpe de vista. Con un tipo de letra legible, con un tamaño normal, los colores claros.

Ordenado. Datos de contacto, perfil profesional (habilidades, puntos fuertes), formación (formal, informal y no formal), datos de interés.

Agrupa la información, remarcando lo importante con negrilla. Huye de listados, de relación de fechas, de viñetas, porque ocupan espacio y no dan información relevante. Ni párrafos largos porque da la sensación de “latazo” y no se leen.

No pongas de titulo “currículum vitae” sino encabézalo con la definición de tu perfil profesional

Resalta tus habilidades y tus puntos fuertes en las funciones que has desarrollado y/o en la formación que has realizado. Es más importante que expongas el cómo (desarrollabas tus actividades) que el qué (las actividades que desarrollabas).

Por supuesto, cada explicación debe ir enfocada a resaltar todas las cualidades solicitadas en la oferta de trabajo, y debes cambiarla en cada oferta a la que te presentas.

Tu foto habla de ti La foto de tu currículum

Después de todo esto, tenemos que tener claro que la base de un currículum no es poner todo, no es contar tu vida. Ya podrás defenderte en la entrevista. Pero para eso es necesario que te llamen para concertarla.

La base de un buen currículum o del currículum perfecto es dar la información precisa, para que el seleccionador pueda ver que vale la pena llamarte para conocerte y ampliar la información que necesita.

Ya comenté antes (más arriba) que el truco es leer muy atentamente la oferta, saber qué necesitan y conocer la empresa para ver cómo quieren el currículum.

Tienes que cambiar el chip. Piensa que lo que importa no es lo que ofreces, sino que la empresa está buscando. Tenemos que vendernos, mostrando las cualidades que busca la empresa.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

No pierdas las formas en tu currículum


Ya hemos dicho en otro momento que el currículum no te da trabajo. Con el currículum es la puerta de entrada en un proceso de selección. El objetivo del currículum es obtener la entrevista. Si no se consigue el currículum no vale, hay que cambiarlo.

Más info sobre Tu Currículum

Si quieres llamar la atención, puedes enviarlo por globo, es una opción. Pero con enviarlo por email, entregarlo en la empresa, darte de alta en la web, pueden ser otras opciones muy válidas.

Lo importante es que la persona que selecciona lo tenga. Por eso es importante que lo recibe la persona adecuada.

Hoy quiero que hablemos (que repasemos) unos “detalles” que no puedes obviar:

  • Hazlo en un programa de procesador de textos. Es la mejor manera y la más sencilla. Además estás diciendo que sabes usarla.
  • Imprímela en DIN-4.
  • No envíes fotos, ni fotocopias (sobre todo si están defectuosas).
  • Que se pueda leer, sobre todo a golpe de vista.
  • Usa siempre el mismo tipo de letra y el mismo tamaño (que sea clara, y legible)
  • Usa negrilla para resaltar lo que quieras destacar.
  • No uses plantillas. Crea tu propio formato. Así demuestras que tienes creatividad, que no copias, que sabes usar el procesador de texto, que te diferencias.
  • Cuida el formato. Es lo primero que se ve, incluso antes que el titular.
  • No pongas imágenes de fondo ni composiciones alegóricas. Lo que quieres es que vean tu currículum, que no distraigan viendo dibujos ni imágenes que no dan ninguna información.
  • Que no queden zonas en blanco ni que el texto parezca apretado.

Y …. Por supuesto … sin faltas de ortografía

Espero que este resumen te ayude a utilizar tus redes sociales para buscar un empleo. No dudes en ponerte en contacto conmigo para ayudarte a buscar trabajo contacta conmigo