Tu perfil profesional en tu curriculum


La mayoría de las personas que hacen su curriculum lo realizan de manera estándar: datos personales, formación, experiencia y otros datos. De manera cronología (de lo último a lo anterior).

Cuando llegan a las citas de orientación (sobre a todo a las mías como podéis comprobar en este blog) y le dices que hay que adaptar el curriculum a la oferta y a la empresa. La cara es de “¡Qué dices!”.

Sí pensar en cambiar el formato del curriculum. Salir de una estructura establecida (no sé por quién y para qué) nos cuesta mucho.

Bien, a los que me seguís, sabéis que mi modelo de curriculum preferido es funcional combinado,  ya que recoge mejor la definición de quién eres laboralmente y que puedes aportar al empresa cuando te incorpores.

Bien. El problema que veo (y me preguntan en las consultas de orientación) es cómo redacto el perfil profesional en mi curriculum.

Lo que estaréis pensando ahora es por qué tengo que definir mi perfil profesional en mi curriculum si ya se ve lo que he hecho o aprendido en mi vida profesional.

Si pero no es lo mismo leer lo que tú has puesto que ver lo que has hecho. Y no es lo mismo saber qué sabes hacer.

Dar por hecho que una persona que no me conoce de nada, al echar un vistazo a mi curriculum (porque los curriculum no se leen), pueda saber perfectamente lo quién soy, cuando en la mayoría de las ocasiones yo no soy capaz de explicar qué sé hacer, es el error más generalizado que tienen las personas que buscan un empleo.

Además, suponer que una persona, que puede leer en una mañana una cantidad de curriculum, dé por hecho aspectos o cosas que no he puesto en mi curriculum, también es un error bastante generalizado.

Una manera para que el seleccionador se fije en tu curriculum es facilitarte el camino: ponle lo que eres, lo que vales, lo que sabes hacer. Y así lograrás lo que quieres: que lea el curriculum y después que te llame para la entrevista.

Si es así, el curriculum ha cumplido su objetivo.

El perfil profesional es un pequeño texto, de entre 6-8 líneas (si lo puedes hacer en 3 linea, mejor), donde vamos a redactar qué sé hacer, cuál es mi fortaleza, qué puedo aportar al puesto y a la empresa. Es decir: quién soy yo (a nivel profesional).

El objetivo de destacar mi perfil profesional es facilitar al seleccionador que te conozca a golpe de vista.

No quiero que me pongas que estudiaste, que hiciste, donde viajaste, o que tienes carnet y coche.

Lo que quiero es que redactes cuáles son tus competencias profesionales, qué te diferencia de los demás de tu profesión, qué puedes aportar, cuál es tu objetivo en el puesto que quieres.

No vale copiar los perfiles profesionales de otros compis, porque lo vais a enviar todos a la misma oferta, entonces todos tendréis el mismo, y por eso seréis todos descartados, porque sonará a “frase hecha”.

El lugar donde ponerlo es debajo de los datos personales. Arriba del folio, antes de empezar a bajar la vista.

Os dejo mi perfil que he puesto en mi currículum:

Llevo más de 16 años en el mundo de la formación y la orientación laboral. La orientación laboral no es igual para todos. Existe una orientación laboral para cada persona. La orientación laboral es un desarrollo personal y profesional de la persona que tiene necesidades reales a las que tenemos que dar respuestas. La orientación es un acompañamiento a medida donde se utilizan herramientas para alcanzar el objetivo. Es un cambio que no se puede recorres corriendo sino con paso firme. Cada paso da valor al anterior.

¿Vas a hacer el tuyo?

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

No pierdas las formas en tu currículum


Ya hemos dicho en otro momento que el currículum no te da trabajo. Con el currículum es la puerta de entrada en un proceso de selección. El objetivo del currículum es obtener la entrevista. Si no se consigue el currículum no vale, hay que cambiarlo.

Más info sobre Tu Currículum

Si quieres llamar la atención, puedes enviarlo por globo, es una opción. Pero con enviarlo por email, entregarlo en la empresa, darte de alta en la web, pueden ser otras opciones muy válidas.

Lo importante es que la persona que selecciona lo tenga. Por eso es importante que lo recibe la persona adecuada.

Hoy quiero que hablemos (que repasemos) unos “detalles” que no puedes obviar:

  • Hazlo en un programa de procesador de textos. Es la mejor manera y la más sencilla. Además estás diciendo que sabes usarla.
  • Imprímela en DIN-4.
  • No envíes fotos, ni fotocopias (sobre todo si están defectuosas).
  • Que se pueda leer, sobre todo a golpe de vista.
  • Usa siempre el mismo tipo de letra y el mismo tamaño (que sea clara, y legible)
  • Usa negrilla para resaltar lo que quieras destacar.
  • No uses plantillas. Crea tu propio formato. Así demuestras que tienes creatividad, que no copias, que sabes usar el procesador de texto, que te diferencias.
  • Cuida el formato. Es lo primero que se ve, incluso antes que el titular.
  • No pongas imágenes de fondo ni composiciones alegóricas. Lo que quieres es que vean tu currículum, que no distraigan viendo dibujos ni imágenes que no dan ninguna información.
  • Que no queden zonas en blanco ni que el texto parezca apretado.

Y …. Por supuesto … sin faltas de ortografía

Espero que este resumen te ayude a utilizar tus redes sociales para buscar un empleo. No dudes en ponerte en contacto conmigo para ayudarte a buscar trabajo contacta conmigo

 

Redacta bien tu currículum


Me llegó un currículum de una persona que oriento y hay que darle una vuelta. Por eso quiero que hoy hablemos de algo tan fundamental en un currículum como es su redacción.

Una vez que pasamos la criba, el seleccionador va a leer nuestro currículum. Sí, una vez que le echa el vistazo a golpe de vista, lo separa. Pero a donde se le van los ojos son a la falta de redacción, faltas y demás.

Un buen currículum debe servir para saber si el candidato es la persona idónea para el puesto y para la empresa. Por la sencilla lectura de un currículum lo que sacan los seleccionadores es una idea de sus cualidades, desde su capacidad para la organización, planificación del puesto como la obtención de resultados y consecución de objetivos.

Por eso toda la información cumpla unos requisitos:

  • Conciso. No más de 2 hojas. Que todo lo importante para el puesto esté en la primera hoja.
  • Tus datos. Los datos de contacto: teléfono, email, enlace de Linkedin (u otra red).
  • La información tiene que ser breve, relevante y cierta. No le lies, no te andes por las ramas, ni mientas, vete al grano.
  • No caigas en frases que no dicen nada.
  • Usa frases cortas y palabras sencillas.
  • Se trata que una persona que no sepa nada de ti ni el puesto, le quede claro quién eres.
  • No adornes, ni exageres, ni te vayas fuera de la realidad. Las personas que seleccionan ya han visto muchos, ya han leído lo mismo varias veces.
  • No creas expectativas que no puedes alcanzar. Te van a pillar antes (en la entrevista) o después (periodo de prueba).
  • No me interesa “a que dedicas el tiempo libre”, si no tiene nada que ver con el puesto. Por ejemplo, si te gusta la pesca de rio, y quieres trabajar en una tienda que venden cañas para pescar, claro que es relevante. Pero si vas para un taller mecánico que pesques, la verdad no me sirve.

Dar la impresión de aquí se viene a trabajar, no dar una impresión de inmadurez

  • Estructura bien la información. Organiza los apartados, ordena en función de la relevancia (de lo más reciente a lo más antiguo).
  • Empieza por lo que realmente te diferencia de los demás candidatos. En la mayoría será la experiencia (sobre todo si es larga) pero que sea relacionada con el puesto, independiente si viene del mundo laboral o del voluntariado.
  • Si no tienes experiencia, comienza por la formación más actual y valiosa. Recuerda que la formación puede ser más valiosa que la experiencia, pero en general sólo es determinante en caso de igualdad entre candidatos.
  • Destaca los logros

En resumen, lo que tienes que lograr es despertar el interés del seleccionador con un simple vistazo para que te llame para la entrevista.

Cada frase de tu currículum debe ser un cebo para llegar al interés. Para ello tienes que conseguir que detrás de cada afirmación hay una buena historia que será interesante conocer en una entrevista. No le vas a defraudar.

Sin embargo, el currículum seleccionado será el que demuestre las competencias relevantes para el puesto.

Vamos a poner ejemplos:

Si piden inglés, manda el currículum en inglés.

Si piden tener conocimientos de office, manda el currículum en un formato que se note que usas el office.

Si necesitan hablar en público, adjunta una charla o un pequeña grabación para que te escuchen.

Debe quedar claro que estás demostraciones complementarias a tu currículum, no lo sustituyen ni van a quitarle el objetivo primordial del currículum: llamarte para la entrevista.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

No leo el currículum, sólo le echo un ojo


Lo que quieren los seleccionadores es, a golpe de vista, encontrar el candidato adecuado para el puesto.

El tiempo dedicado a ver tu currículum son solo 20 segundos, muchas veces menos.

Tienes que tener en cuenta a dónde se le van lo ojos a la hora de ver el currículum, sobre todo si lo haces en papel.

Si el currículum lo tienen en la pantalla del ordenador, sólo se echa un vistazo a la media hoja. Por lo que en ese espacio tiene que conseguir:

  • Demostrar que encajas en el puesto (tienes formación, experiencia y otros adecuados para lo que buscan)
  • Diferenciación con respecto a todos los demás currículum que ya le han echado un vistazo antes que el tuyo

Para eso, algo que puedes hacer es establecer el objetivo en tu currículum. Se trata de que a simple vista, nada más ver el currículum, el seleccionador llegue a la conclusión a la que debería si leyera todo el currículum.

El truco está en ser lo más especifico posible, darle antes la información que de verdad le importa y quiere leer.

Por ejemplo: “Camarera con experiencia de más de 10 años en hoteles de 4 estrellas”, es mejor que “Camarera”

Lo que provoca es crear interés, sobre todo si la oferta es para trabajar de camarera en un hotel de 4 estrellas.

Cada uno debemos conocer quiénes somos laboralmente que tenemos que llegar a esta conclusión. Para ello, tienes que hacer una autoconocimiento de tus conocimientos, habilidades, destrezas, puntos fuertes y débiles.

Recuerda que para oferta y para cada empresa hay unos requisitos más relevantes que otros. Es la razón primordial para que tengas que adaptar tu currículum a la oferta y empresa concreta.

Si piden idiomas, destácalo antes. Si piden experiencia ponlo antes que la formación. Si hay que trabajar con programas informáticos, ponlo para que lo lean antes.

Cualquier cosa con valor, antes de “en búsqueda activa de trabajo”.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

¿Cómo redacto mis competencias en mi currículum?


En la sesión de orientación que tuve ayer, me preguntó la persona que orientaba “¿cómo hago para redactar mis competencias?

En el blog tienes distintos artículos sobre cómo se elabora el currículum por competencias.

Hoy quiero hacer un resumen para que puedas tener a mano la información.

Lo que a la empresa le interesa es saber qué habilidades, conocimientos,  aptitudes has adquirido en el puesto o durante tu trayectoria profesional, y/o en la formación adquirida, y si estás se adaptan a las competencias que requiere la vacante.

Por eso es bueno que detalles en tu currículum tus competencias.

En este modelo, las distintas competencias las tenemos que agrupar en bloques o áreas.

Por capacidades y competencias organizativas entendemos: la aptitud para la coordinación y administración de personas, proyectos y presupuestos en el trabajo, en un voluntariado (por ejemplo cultura, deportes), en el hogar, etc.

Describe tus capacidades y competencias organizativas. Por ejemplo: liderazgo (por ejemplo, responsable de un equipo de tres personas); sentido de la organización (por ejemplo, experiencia en logística); buena experiencia en gestión de proyectos y equipos, indicando el contexto en que las ha obtenido (formación, trabajo, seminarios, vida asociativa, tiempo libre, etc.).

Ejemplo: “Debido a mi orientación hacia al cliente, logramos en la empresa en el último año reducir las reclamaciones en un 20%”.

Por capacidades y competencias técnicas entendemos el dominio de tipos específicos de maquinaria, equipamientos, etc. distintos de los ordenadores, o bien conocimientos técnicos en un campo determinado (fabricación, salud, banca, etc.).

Describe tus capacidades y competencias técnicas, por ejemplo: buen dominio de procesos de control de la calidad (he sido responsable de control de localidad en mi departamento), indicando el contexto en que las ha obtenido (formación, trabajo, seminarios, vida asociativa, tiempo libre, etc.).

Ejemplo: “Mi nivel es avanzado en el uso de la (técnica/máquina/programa profesional) XXXXX y un alto nivel de francés, tanto hablado como escrito gracias a mi experiencia en la empresa XXXXX y a mi estancia en Francia de un año como Erasmus.”

Por capacidades y competencias informáticas se entiende el dominio del tratamiento de textos y de otras aplicaciones como búsqueda de bases de datos, conocimiento de internet, capacidades avanzadas (programación, etc.).

Describe tus capacidades y competencias técnicas. Por ejemplo: buen dominio de las aplicaciones de Microsoft Office (Word, Excel y PowerPoint); conocimiento básico de aplicaciones de diseño gráfico (Adobe Illustrator, PhotoShop).

Importante: las capacidades y competencias informáticas pueden evaluarse y reconocerse con un “Permiso de Conducir Informático Europeo” (ECDL),

Por capacidades y competencias sociales entendemos: la aptitud para convivir y trabajar con otras personas en contextos que requieren comunicación, situaciones que hacen imprescindible el trabajo en equipo (por ejemplo cultura, deportes), entornos multiculturales, etc.

Describe tus capacidades y competencias sociales, por ejemplo: espíritu de equipo; adaptación a ambientes multiculturales, por mi experiencia de trabajo en el extranjero; buenas capacidades de comunicación por mi experiencia como gerente de ventas, indicando el contexto en que las ha obtenido  (formación, trabajo, seminarios, vida asociativa, tiempo libre, etc.).

Ejemplo: “A lo largo de mi trayectoria profesional he desarrollado competencias comunicativas como la empatía y la escucha activa, atendiendo el departamento de atención al cliente, y logrando reducir las reclamaciones en un 20% anual en la empresa XXXXX”

Las competencias artísticas son las que favorezcan particularmente su candidatura (música, escritura, dibujo, etc.).

Por ejemplo: Carpintería indicando el contexto en que las ha obtenido (formación, trabajo, seminarios, vida asociativa, tiempo libre, etc.).

En cambio, en “Otras competencias” podemos considerarla como un cajón de sastre (meter aquellas que no sé dónde desarrollar). Por ejemplo, lo usaríamos para especificar competencias de tiempo libre, deporte, vida asociativa, …

Te dejo  Entrevista por competencias: ¿cómo la preparo? para que puedas preparar la entrevista.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Lleva el currículum personalmente a la empresa


Soy una gran fan de las redes sociales y de mostrar tu valía como profesional dentro de las redes. Sé que hay personas que dudan de la capacidad de las redes para buscar trabajo. Los entiendo y los comprendo. Prefieren el modelo tradicional. Yo creo que no son excluyentes. En nuestros días, podemos decir, que conviven los dos. Por lo tanto, es necesario estar en uno como en otro. Pero cada uno decide lo que quiere hacer.

Lo que las personas piensan es que usar las redes sociales para mostrarte como profesional es tener trabajo de manera inmediata. Y eso no es así. Hay que currarselo. No sé si más que de manera tradicional, pero si trabajárselo. No es fácil.

Lo que no podemos negar que lo que nos gusta es ver la cara. A todos. Cuando somos clientes, queremos ver la cara de la persona que nos está atendiendo. Y cuando somos vendedores, preferimos vender directamente.

Bien, esto funciona también en la búsqueda de trabajo. Queremos hablar directamente con la persona que selecciona. Y como seleccionadores, queremos ver la cara de la persona que me presenta el currículum.

Por eso, muchas empresas sólo llaman a las personas que les llevan su currículum a la empresa. Pero, recuerdo que muchas no quieren ni uno en su empresa (por los problemas con la LOPD).

¿Entregar mi curriculum en mano o lo envío por email?

De todas formas, no tengas miedo. Visita la persona que realiza la selección o la empresa que ha publicado el anuncio de la oferta. Mira también cómo es la empresa, dónde está, y que pinta tiene. Porque a lo mejor tampoco te interesa trabajar para ellos, la verdad.

Puede darse la casualidad que ya te haga la entrevista, te expliquen cómo van a hacer el proceso de selección, si te llaman o no, … cualquier cosa que siempre es interesante.

¿Se valora? La verdad que sí. Que te acerques, que vayas, que te intereses, es valorado por la empresa. Si en el correo o email recibe solo 1.000 currículum, y en la oficina sólo ha recibido en papel 15, ¿cuáles van a leer? Piensa.

Pero eso sí. No vayas de cualquier manera. No vayas de traje ni corbata, ni de traje chaqueta. Vete acorde con “algo improvisado pero muy pensado”, sobre todo si es para recepción, cara el público.

No trates mal a nadie. Si la persona que está en la recepción de la empresa no te da ninguna información o  no es muy agradable, tú siempre educado. Piensa que va a ser tu compa.

Pero no te olvides y que no te mientan. Lo que va a hacer la empresa nada más leer tu currículum, es buscarte en Google. Lo que vean de ti, es la imagen que van a tener de ti. Y si no estás… le van a parece peor. Recuerda “si no estás en Google, no existes”.

Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional