Frases útiles para redactar tu currículum


Lo que quiero hoy es que conozcas frases útiles para redactar tu currículum sobre la experiencia o para describir tus capacidades.

Ya sabemos que tenemos que adaptar nuestro currículum tanto para el puesto como para la empresa que lo enviamos. Sabemos que los currículum no se leen, solo se echa un vistazo.

Si tu currículum a golpe de vista puede parecer interesante, va a ser leído. Si no irá a la papelera por ser otro más.

A la hora de leerlo, si no es lo que yo busco, no te voy a llamar para la entrevista.

Por eso, el mayor problema que encuentro en mis sesiones de orientación es cómo redacto mis capacidades, mis habilidades, mi experiencia.

Para empezar a la hora de redactar mi currículum y la carta de presentación, siempre lo haremos en primera persona. NUNCA en tercera y menos utilizando nuestro nombre. Pongamos un ejemplo. Si describo mis logros pondré: En el servicio de orientación atendí a xxxx personas desempleadas. Lo que no voy a poner es En el servicio de orientación Isabel atendió a xxxx personas desempleadas.

Si queremos destacar que soy capaz de asumir nuevos retos y nuevas competencias, una forma de hacerlo seria “Siempre busco soluciones a los problemas que se me presentan. No temo a los nuevos retos”.

Si quiero resaltar que trabajo por objetivos, podemos poner: “Me comprometo a lograr los objetivos que la empresa marca desde el primer día”.

Puedo también definirme como “Aprendo en cada instante y quiero mejorar lo que ya conozco”.

Otra frase que puede ayudarnos a definir nuestra experiencia puede ser: “Quiero poner en práctica todo aquello que he aprendido a lo largo de mi vida”,

Las personas que tienen mucha experiencia y en varias empresas, pueden poner algo así “mi experiencia a lo largo de mi vida laboral avala mi profesionalidad”.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

¿Qué pongo en mi currículum?


Esta pregunta (a pesar de ser muy obvia) es la que me comentan todas las personas que contactan conmigo.

En modo resumen te diré que tienes que incluir tus habilidades y las redes sociales. Si además tienes un video en donde cuentes quién eres, también inclúyelo.

Lo que no debes hacer es mentir, inflar, exagerar para poder conseguir el empleo.¿Miento u oculto?

Cuando nos ponemos a redactar nuestro currículum, queremos poner todo. Y todo no coge. Necesitamos poner lo que realmente sé hacer y lo que realmente es importante y relevante para el puesto al que quiero presentarme.

Sin embargo, hay personas que lo exageran todo. Amplían experiencia. Se inventan formación e incluso puestos. Lo hacen básicamente porque creen que no tienen nada. Desde mi punto de vista, son personas con autoestimas muy bajas.

También hay personas que dicen que “ellos no se van a quedar atrás” y redactan unos currículum “maravillosos”. Son personas que también tienen una autoestima baja.

Yo te diría no lo hagas, no vale la pena. Pero es tu currículum así que pon lo que quieras.

Para los que queráis saber un poco más de cómo hacer mi currículum, pues seguir leyendo.

Lo que tienes que poner y destacar tus habilidades profesionales. Tienes que dejar claro lo que sabes hacer, lo que conoces, lo que puedes aportar al puesto.

No te olvides en el perfil profesional de decir cuál es el principal razón por qué quieres trabajar en esa empresa y en ese puesto.

No te olvides de destacar tus logros

Tus redes sociales. A estas alturas, no vamos a discutir si una persona tiene que tener o no redes sociales. Bien, el estar en redes sociales, el tener presencia online, ayuda a posicionar tu currículum.

Lo que sí es verdad, es que sólo tú decides si es quien decide si lo hace o no, y la única responsable de lo que se publica en tus redes.

En respuesta a la pregunta del principio ¿Qué pongo en mi currículum? Vamos a responderlo al revés. Te voy a decir lo que no debes poner.

Los datos de contacto incorrectos. Si ponemos mal el teléfono, la dirección de email, ¿cómo va a contar conmigo? Repasa los datos.

Una foto inadecuada. A ver, no dije una foto en la que salgas “poco guapo”, no. Dije una foto inadecuada. Lo digo porque fotos en bañador o enseñando musculo o escote, no es adecuada aunque salgas muyyyyy guappppoooo/aaaaa. Y por supuesto, las fotos bebiendo, comiendo, de fiesta, de boda, de graduación (como he visto en Linkedin) están en el grupo de fotos inadecuadas.

Ahora dirá alguno/a, si es para modelo, vale. Pues no, porque si es para modelo o actriz ya presentas un book.

Las faltas de ortografía. Repasa el currículum. Pasa el correcto de office. Que te lo lea otra persona que seguro que las verá.

No exageres, no mientas, no llenes el currículum con “cosas vacías”. Se nota, de verdad. Adáptalo al puesto y a la empresa. Recuerdo que los currículum se ven a golpe de vista.

Te recuerdo lo que realmente arruina tu currículum

Os dejo más información para elaborar tu currículum

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Qué hace que tu currículum sea diferente


Sabemos que el objetivo del currículum es provocar la entrevista. Si no te llaman para entrevistarte, el currículum no vale. En las consultas que tengo, la mayoría de los orientados me preguntan qué plantilla es mejor o como presentar el currículum.

Lo que les comento es que la diferencia entre un currículum no es el diseño que tenga, los colores, el tipo de letra, sino la información que contiene.

Ya comenté en otros post, que lo que realmente diferencia un currículum de otro es que lo que aprendiste en el pasado, lo puedes ejercer en el futuro. Más info sobre currículum

Hoy vamos a hablar de lo que tienes que resaltar para que tu currículum pase la criba y te llamen para la entrevista.

Lo que realmente es importante es que el seleccionador, al golpe de vista, pueda ver que tú le vas a resolver el problema que tiene. Recordamos que si en la empresa hay alguien que pueda hacer ese trabajo o ejecutar la tarea, no van a buscar a nadie, ni a contratar a nadie.

Siempre decimos que cada currículum es único. Adaptado a la oferta a la que contestas y a la empresa a la que la envías. No vale el hacer un currículum y enviarlo masivamente a todas las empresas y a todos los puestos.

En muchos artículos de búsqueda de empleo, en manuales de cómo hacer tu currículum, en diferentes foros, siempre se habla del currículum perfecto. Pero no existe. El currículum será mejor o peor según quien lo lea, según para que oferta se presenta, según el momento en el que nos encontremos.

Lo que tienes que hacer es leer bien la oferta, informarte de la empresa. Entonces, una vez que lo realices el currículum tienes que enfatizar lo que la empresa está buscando. Si hay algún requisito importante o funciones o tareas que tiene que ejercer, lo tienes que destacar por qué sabes hacerlo y dónde lo aprendiste.

Otro aspecto que tenemos que tener en cuenta es que la persona que selecciona se lee una cantidad inmensa de currículums. Por lo que todos (o la mayoría) dicen lo mismo, e incluso el formato es el mismo y ves que se usan las mismas plantillas.

Entonces, facilítale el trabajo al seleccionador, haciendo lo siguiente:

Sé breve. Cuenta todo en dos hojas, si puedes en una. Sin embargo, no pongas todo pegado ni con grandes separaciones, porque se nota.

Visible. Que se pueda ver todo a golpe de vista. Con un tipo de letra legible, con un tamaño normal, los colores claros.

Ordenado. Datos de contacto, perfil profesional (habilidades, puntos fuertes), formación (formal, informal y no formal), datos de interés.

Agrupa la información, remarcando lo importante con negrilla. Huye de listados, de relación de fechas, de viñetas, porque ocupan espacio y no dan información relevante. Ni párrafos largos porque da la sensación de “latazo” y no se leen.

No pongas de titulo “currículum vitae” sino encabézalo con la definición de tu perfil profesional

Resalta tus habilidades y tus puntos fuertes en las funciones que has desarrollado y/o en la formación que has realizado. Es más importante que expongas el cómo (desarrollabas tus actividades) que el qué (las actividades que desarrollabas).

Por supuesto, cada explicación debe ir enfocada a resaltar todas las cualidades solicitadas en la oferta de trabajo, y debes cambiarla en cada oferta a la que te presentas.

Tu foto habla de ti La foto de tu currículum

Después de todo esto, tenemos que tener claro que la base de un currículum no es poner todo, no es contar tu vida. Ya podrás defenderte en la entrevista. Pero para eso es necesario que te llamen para concertarla.

La base de un buen currículum o del currículum perfecto es dar la información precisa, para que el seleccionador pueda ver que vale la pena llamarte para conocerte y ampliar la información que necesita.

Ya comenté antes (más arriba) que el truco es leer muy atentamente la oferta, saber qué necesitan y conocer la empresa para ver cómo quieren el currículum.

Tienes que cambiar el chip. Piensa que lo que importa no es lo que ofreces, sino que la empresa está buscando. Tenemos que vendernos, mostrando las cualidades que busca la empresa.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Lo que realmente arruina tu currículum


El objetivo del currículum es conseguir la entrevista. El currículum debe transmitir lo que puedes hacer en el puesto. A través de tu currículum la empresa sabrá que eres el mejor candidato para la empresa.

Sin embargo, por mi experiencia profesional, hay unos errores, muy comunes, que hacen que tu currículum no pase la criba del seleccionador.

Incluir aficiones o premios. Resulta irrelevante. No interesa a la empresa que ganaste el premio de ajedrez de tu ciudad. Salvo que sea para ser profesor de ajedrez. Pero si el puesto es para dependiente, esta información no es necesaria.

Ni tampoco le interesa saber a qué dedicas el tiempo libre. Si compites en el campeonato de Bailes de salón o eres jugador de videojuegos. Salvo, repito, que el puesto sea para dependiente de video juegos. En este caso, si es necesario conocer el producto, y que mejor que un gran aficionado.

No es necesario contar si estás soltero, casado o divorciado. Si tienes hijos y cuantos. Si eres alto o bajito. Salvo que sea para modelo y se pidan unas medidas. En “datos personales” sólo tu nombre completo y los datos de contacto (teléfono y email).

La razón es que todos estos datos personales (estado civil, orientación sexual, ideología política, estrato social, origen étnico, sexo) son discriminatorios. Sin embargo, la edad no lo es. Por eso si puedes (si quieres, aunque yo no lo hago) poner la fecha de nacimiento.

Ya sabes que hay cuestiones que el entrevistador, durante la entrevista, no puede tocar, incluidos temas de salud. Lo que no puede producirse es discriminación o prejuicios.

Pueden preguntarte si tienes una discapacidad. Lo que quieren saber para poder optar a contratos subvencionados si es más del 33%.

Aunque la edad no está contemplada en el art. 14 de la CE (ya que con más de 18 años conducimos y con menos no, por ejemplo) no puede ser un motivo para descarte de un proceso de selección, tanto por defecto (tener 17 años) como por exceso (tener 50 años).

Lo mismo ocurre con la imagen física. Las decisiones tomadas en función de ver una foto, son inaceptables. Por eso de dejo este articulo sobre si incluir foto o no en tu currículum.

A pesar de que el currículum no se lee, sino que se le echa un vistazo, la mala redacción y las faltas de ortografía se ven a leguas.

Si tu currículum está lleno de expresiones “estándar” o frases vacías, expresiones confusas que no dicen nada, que no aportan nada, al final el currículum es eliminado con un simple golpe de vista.

Tiene que leerse, tiene que ser fácil de ver. No te pases con los colores, con el tipo de letra, con letras muy bonitas, pero que son difíciles de leer o de entender. Colores claros, letras normales y tamaños apropiados.

Incluir una red social que hable de ti profesionalmente. No es necesario dar tu facebook para ver todas las fiestas o juergas que has teniendo. Lo mejor un enlace a Linkedin.

Tu dirección de email dice mucho de ti

Por último, no exageres ni mientas, te van a pillar y es peor. Tampoco te rebajes. Si tu sabes hacer algo, dilo sin miedo.

No digas lo que no eres. Mentir pasa factura. El currículum es una herramienta más de una selección. Lo tendrás que defender en una entrevista, y si no lo haces bien, te pillaran.

¿Miento u oculto?

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Tu perfil profesional en tu curriculum


La mayoría de las personas que hacen su curriculum lo realizan de manera estándar: datos personales, formación, experiencia y otros datos. De manera cronología (de lo último a lo anterior).

Cuando llegan a las citas de orientación (sobre a todo a las mías como podéis comprobar en este blog) y le dices que hay que adaptar el curriculum a la oferta y a la empresa. La cara es de “¡Qué dices!”.

Sí pensar en cambiar el formato del curriculum. Salir de una estructura establecida (no sé por quién y para qué) nos cuesta mucho.

Bien, a los que me seguís, sabéis que mi modelo de curriculum preferido es funcional combinado,  ya que recoge mejor la definición de quién eres laboralmente y que puedes aportar al empresa cuando te incorpores.

Bien. El problema que veo (y me preguntan en las consultas de orientación) es cómo redacto el perfil profesional en mi curriculum.

Lo que estaréis pensando ahora es por qué tengo que definir mi perfil profesional en mi curriculum si ya se ve lo que he hecho o aprendido en mi vida profesional.

Si pero no es lo mismo leer lo que tú has puesto que ver lo que has hecho. Y no es lo mismo saber qué sabes hacer.

Dar por hecho que una persona que no me conoce de nada, al echar un vistazo a mi curriculum (porque los curriculum no se leen), pueda saber perfectamente lo quién soy, cuando en la mayoría de las ocasiones yo no soy capaz de explicar qué sé hacer, es el error más generalizado que tienen las personas que buscan un empleo.

Además, suponer que una persona, que puede leer en una mañana una cantidad de curriculum, dé por hecho aspectos o cosas que no he puesto en mi curriculum, también es un error bastante generalizado.

Una manera para que el seleccionador se fije en tu curriculum es facilitarte el camino: ponle lo que eres, lo que vales, lo que sabes hacer. Y así lograrás lo que quieres: que lea el curriculum y después que te llame para la entrevista.

Si es así, el curriculum ha cumplido su objetivo.

El perfil profesional es un pequeño texto, de entre 6-8 líneas (si lo puedes hacer en 3 linea, mejor), donde vamos a redactar qué sé hacer, cuál es mi fortaleza, qué puedo aportar al puesto y a la empresa. Es decir: quién soy yo (a nivel profesional).

El objetivo de destacar mi perfil profesional es facilitar al seleccionador que te conozca a golpe de vista.

No quiero que me pongas que estudiaste, que hiciste, donde viajaste, o que tienes carnet y coche.

Lo que quiero es que redactes cuáles son tus competencias profesionales, qué te diferencia de los demás de tu profesión, qué puedes aportar, cuál es tu objetivo en el puesto que quieres.

No vale copiar los perfiles profesionales de otros compis, porque lo vais a enviar todos a la misma oferta, entonces todos tendréis el mismo, y por eso seréis todos descartados, porque sonará a “frase hecha”.

El lugar donde ponerlo es debajo de los datos personales. Arriba del folio, antes de empezar a bajar la vista.

Os dejo mi perfil que he puesto en mi currículum:

Llevo más de 16 años en el mundo de la formación y la orientación laboral. La orientación laboral no es igual para todos. Existe una orientación laboral para cada persona. La orientación laboral es un desarrollo personal y profesional de la persona que tiene necesidades reales a las que tenemos que dar respuestas. La orientación es un acompañamiento a medida donde se utilizan herramientas para alcanzar el objetivo. Es un cambio que no se puede recorres corriendo sino con paso firme. Cada paso da valor al anterior.

¿Vas a hacer el tuyo?

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

No pierdas las formas en tu currículum


Ya hemos dicho en otro momento que el currículum no te da trabajo. Con el currículum es la puerta de entrada en un proceso de selección. El objetivo del currículum es obtener la entrevista. Si no se consigue el currículum no vale, hay que cambiarlo.

Más info sobre Tu Currículum

Si quieres llamar la atención, puedes enviarlo por globo, es una opción. Pero con enviarlo por email, entregarlo en la empresa, darte de alta en la web, pueden ser otras opciones muy válidas.

Lo importante es que la persona que selecciona lo tenga. Por eso es importante que lo recibe la persona adecuada.

Hoy quiero que hablemos (que repasemos) unos “detalles” que no puedes obviar:

  • Hazlo en un programa de procesador de textos. Es la mejor manera y la más sencilla. Además estás diciendo que sabes usarla.
  • Imprímela en DIN-4.
  • No envíes fotos, ni fotocopias (sobre todo si están defectuosas).
  • Que se pueda leer, sobre todo a golpe de vista.
  • Usa siempre el mismo tipo de letra y el mismo tamaño (que sea clara, y legible)
  • Usa negrilla para resaltar lo que quieras destacar.
  • No uses plantillas. Crea tu propio formato. Así demuestras que tienes creatividad, que no copias, que sabes usar el procesador de texto, que te diferencias.
  • Cuida el formato. Es lo primero que se ve, incluso antes que el titular.
  • No pongas imágenes de fondo ni composiciones alegóricas. Lo que quieres es que vean tu currículum, que no distraigan viendo dibujos ni imágenes que no dan ninguna información.
  • Que no queden zonas en blanco ni que el texto parezca apretado.

Y …. Por supuesto … sin faltas de ortografía

Espero que este resumen te ayude a utilizar tus redes sociales para buscar un empleo. No dudes en ponerte en contacto conmigo para ayudarte a buscar trabajo contacta conmigo

 

Redacta bien tu currículum


Me llegó un currículum de una persona que oriento y hay que darle una vuelta. Por eso quiero que hoy hablemos de algo tan fundamental en un currículum como es su redacción.

Una vez que pasamos la criba, el seleccionador va a leer nuestro currículum. Sí, una vez que le echa el vistazo a golpe de vista, lo separa. Pero a donde se le van los ojos son a la falta de redacción, faltas y demás.

Un buen currículum debe servir para saber si el candidato es la persona idónea para el puesto y para la empresa. Por la sencilla lectura de un currículum lo que sacan los seleccionadores es una idea de sus cualidades, desde su capacidad para la organización, planificación del puesto como la obtención de resultados y consecución de objetivos.

Por eso toda la información cumpla unos requisitos:

  • Conciso. No más de 2 hojas. Que todo lo importante para el puesto esté en la primera hoja.
  • Tus datos. Los datos de contacto: teléfono, email, enlace de Linkedin (u otra red).
  • La información tiene que ser breve, relevante y cierta. No le lies, no te andes por las ramas, ni mientas, vete al grano.
  • No caigas en frases que no dicen nada.
  • Usa frases cortas y palabras sencillas.
  • Se trata que una persona que no sepa nada de ti ni el puesto, le quede claro quién eres.
  • No adornes, ni exageres, ni te vayas fuera de la realidad. Las personas que seleccionan ya han visto muchos, ya han leído lo mismo varias veces.
  • No creas expectativas que no puedes alcanzar. Te van a pillar antes (en la entrevista) o después (periodo de prueba).
  • No me interesa “a que dedicas el tiempo libre”, si no tiene nada que ver con el puesto. Por ejemplo, si te gusta la pesca de rio, y quieres trabajar en una tienda que venden cañas para pescar, claro que es relevante. Pero si vas para un taller mecánico que pesques, la verdad no me sirve.

Dar la impresión de aquí se viene a trabajar, no dar una impresión de inmadurez

  • Estructura bien la información. Organiza los apartados, ordena en función de la relevancia (de lo más reciente a lo más antiguo).
  • Empieza por lo que realmente te diferencia de los demás candidatos. En la mayoría será la experiencia (sobre todo si es larga) pero que sea relacionada con el puesto, independiente si viene del mundo laboral o del voluntariado.
  • Si no tienes experiencia, comienza por la formación más actual y valiosa. Recuerda que la formación puede ser más valiosa que la experiencia, pero en general sólo es determinante en caso de igualdad entre candidatos.
  • Destaca los logros

En resumen, lo que tienes que lograr es despertar el interés del seleccionador con un simple vistazo para que te llame para la entrevista.

Cada frase de tu currículum debe ser un cebo para llegar al interés. Para ello tienes que conseguir que detrás de cada afirmación hay una buena historia que será interesante conocer en una entrevista. No le vas a defraudar.

Sin embargo, el currículum seleccionado será el que demuestre las competencias relevantes para el puesto.

Vamos a poner ejemplos:

Si piden inglés, manda el currículum en inglés.

Si piden tener conocimientos de office, manda el currículum en un formato que se note que usas el office.

Si necesitan hablar en público, adjunta una charla o un pequeña grabación para que te escuchen.

Debe quedar claro que estás demostraciones complementarias a tu currículum, no lo sustituyen ni van a quitarle el objetivo primordial del currículum: llamarte para la entrevista.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo