Acceso a un empleo sin discriminación por género


El mercado laboral es discriminatorio por edad y también por género. Pensemos en puestos de trabajo que vemos todos los días, por ejemplo: dependiente de video juegos. Pues se prefieren hombres y joven, como si las mujeres y los grandes jugadores mayores de cuarenta no son conocieran las consolas y los juegos.

Es evidente que las mujeres no tienen las mismas oportunidades que los hombres en el mercado de trabajo. Encontramos mayores obstáculos y discriminaciones tanto en el acceso como en el mantenimiento en el mundo laboral. Y estos aumentan si además de ser mujer eres inmigrante, mayor de 45 años o tienes alguna discapacidad.

Para que esta discriminación no existiera, se recomienda el curriculum ciego

Desde el empresariado (incluidas las mujeres empresarias) afirman que no existen ninguna discriminación para seleccionar mujeres para su empresa. Y es así. No existe una discriminación directa en las ofertas (por lo menos las publicadas). ¿Alguien ha visto alguna oferta publicada en la que se leyera “absténganse mujeres”?

Estas discriminaciones son más bien indirectas son más difíciles de ver. Forman parte de una cultura empresarial, de prácticas “de siempre”, por costumbre, de formas de relaciones sociales y/o profesionales.

Lo importe es que la empresa opte por una selección en igualdad y así no perder la posibilidad de trabajar con los mejores profesionales, tanto clientes, proveedores como trabajadores, sin valorar si son mujeres o hombres.

Lo que tiene que analizar la empresa es por qué en determinados (o en la totalidad) de puestos o departamentos tiene más hombres que mujeres (o al revés). Así sabrá si tiene obstáculos, directos o indirectos, al acceso del puesto en igualdad de condiciones.

Las razones del desequilibrio de las plantillas es porque existe un proceso de selección basado en roles de género, en vez de realizarlos por competencias profesionales y personales. Se realizan pruebas o procesos de selección donde se valoran más valores relacionados tradicionalmente con un sexo que con el otro.

Para que no exista esa discriminación indirecta (no visible) de género en el momento de la selección o del ascenso o reorganización de la empresa, se tiene que realizar una selección donde se valoren las competencias, habilidades y destrezas de todos los aspirantes sin que valoren roles de género.

Las empresas y los intermediarios laborales (ETTs, agencias de colocación, reclutadores, seleccionadores, etc) deberían hacer lo siguiente:

Definir el perfil profesional sin rol de género para que no tenga ninguna característica que se identifique con un sexo u otro. Tendrán que definirlo por competencias técnicas, profesionales y formativas.

Definir los criterios de selección para que sean conocidos, objetivos y transparentes.

Mantener un lenguaje no sexista a la hora de la publicación de la oferta.

Las pruebas de selección que se realicen tendrán que ser imparciales y objetivas, para ello tendrán que ser acordes con las tareas y funciones del puesto de trabajo al que se optan.

Las entrevistas deben ser estructuradas (manteniendo un guion) sin posibilidad de cambiar de criterios o preguntas si es hombre o mujer quien la realiza. Así se eliminan preguntas más relacionas con roles de género que con la competencia profesional, como las que tienen que ver con la familia, las relaciones personales, los horarios, las responsabilidades personales, etc.

Podemos decir que en empresas masculinizadas o en profesiones o puestos también masculinizadas, se recomienda “la acción positiva en igualdad de meritos”. Lo que quiere decir que a igualdad de condiciones, dar la oportunidad a la mujer.

Estoy convencida de que si la empresa opta por tener una plantilla más paritaria podrá ser más competitiva y más productiva, lo que influirá positivamente en los resultados económicos.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

Estoy desempleado, estoy solo


Todas las personas en situación de desempleo son conscientes que será poco tiempo o, lo peor, se alargará más. Esto provoca que se crezca o, por lo contrario, se hunda, según le influya la situación económica, la formación, la familia, la edad, el entorno, etc.

Pero lo que más le va a influir es la creencia del tiempo en que tardará en volver a encontrar el trabajo que busca. Lo más importante es llegar a poder manejarla, ya que así la controla, será un aspecto positivo en la situación.

Entiendo que pienses que la situación de desempleo como algo sobrevenido, que es causado por “no sé qué” y no tenemos ningún control sobre ella. Lo que se espera es que “como yo estoy en desempleo por algo ajeno a mí, espero que sea esto ajeno lo que me saque de esta situación”. Es decir, si fue la crisis económica la causa del cierre de la empresa, espero que la recuperación económica sea la que me abra la empresa para ir a trabajar.

Esto es lo que piensan la mayor parte de las personas que están en desempleo, debido a la sensación de incapacidad que se tiene para que la persona pueda resolver su problema por sus propios medios.

Lo peor que le puede pasar a una persona en situación de desempleo es pensar que no está en sus manos salir de esta situación y considerar que está en manos de otros la solución de su problema. Es decir: como no hay ofertas, no puedo enviar mi currículum.

Todo esto lleva a la persona desempleada a padecer una sensación de soledad, de abandono, de aislamiento, que crecerá a medida que vaya pasando el tiempo.

Ver como tu currículum es rechazado, no leído, no valorado, no encontrado, no te dan respuesta, no te llama tu red de contactos,…. Y el dinero empieza a reducirse…. ¡Y nadie hace nada para ayudarme y que se resuelva esta situación!

En situación ayuda a que la motivación descienda, la autoestima se reduzca y la autoconfianza desaparezca y la creencia a volver al mercado laboral se anule. Y como resumen de toda esta negatividad es que paraliza toda iniciativa para poder tomar decisiones que le ayuden a buscar el trabajo que se adapte a su perfil profesional.

Es el momento de dar un giro de 360º e intentar salir de la situación. Es el momento de realizar todos los pasos necesarios para que la búsqueda de empleo sea óptima: pedir cita con su orientador/a, realizar su DAFO/CAME, elaborar un plan de acción para buscar empleo, redactar su currículum, preparar la entrevista, actualizar sus perfiles en web y redes sociales, y otras.

El objetivo es que la persona desempleada no tenga la sensación de soledad, sino que hay personas y medios que le ayudan a buscar el empleo que busca.

Es muy importante compartir su experiencia con otras personas que se encuentren en su misma situación (o no estando en su situación, entiendan la situación por la que está pasando), huyendo de “relaciones negativas” que lo único que hacen es hundir.  Esto obliga a reorganizar su red de contactos y de amistades para que se sienta más acogido y que perciba que forma parte de ella.

Cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles, tenemos la sensación que será complicado salir por nosotros mismos. Por eso es muy importante la ayuda personal y profesional que esté a nuestro alcance. El apoyo y la solidaridad de otras personas es de gran importancia y es imprescindible para encontrar la solución.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Tatuaje: sí o no para buscar trabajo


Cada vez hay más personas tatuadas. No hace falta hacer una encuesta, solo observar que los centros de tattoos son más grandes y se abren más en nuestras ciudades.

Otra observación es ir al gimnasio o piscina para ver que tanto chicas como chicos, mayores y jóvenes, tienen tatuajes.

Una de las preguntas que me hacen es: ¿Mi tatuaje me puede condicionar para encontrar un empleo?

Los pantalones, pelo suelto, mangas largas, medias o calcetines oscuros,… incluso maquillajes, pueden ayudarte a esconder tu tatuaje cuando acudes a una entrevista.

Yo no creo que el tatuaje condicione tu empleo. Sin embargo, si lo condiciona, sobre todo cuando se ve. Entonces, la pregunta es: ¿tengo que esconder mi tatuaje?

Yo te diría, depende de la empresa o negocio al que vayas. Si la empresa le da igual, incluso quiere dar una imagen joven, moderna, actual, te puede ayudar. Si por el contrario, la empresa es clásica, por no decir, aburrida y conservadora, en este caso te diría que lo escondieras.

En la orientación laboral, las personas me dicen que su tatuaje le hará perder un trabajo o tener problemas para encontrar uno. Pero cuando voy a los institutos me preguntan si se hacen un tatuaje no les van a contratar. Les comento que puede ser que sí. Pero se lo hacen igual. Entonces, ¿por qué las personas se hacen tatuajes? Se lo hacen porque hay más tiendas de tattoos.

Tenemos que entender que la imagen personal es un factor clave a la hora de encontrar trabajo. En una entrevista siempre comentamos que hay que acudir un aspecto cuidado. Ir correctamente vestido. No llamar la atención. Sin exceso de maquillaje o de perfume. Entonces, tu tattoo va en el conjunto.

Pero no vamos a decir mentiras. Los tatuajes y los piercing no gustan en el mundo de la empresa y sobre todo si el puesto es de atención al público. Por eso, todos lo se lo hacen donde no se vean y los intentan disimular.

“Dress code”

En todas las empresas hay normas sobre la vestimenta. Si hay un uniforme, ya sabes que te pones. Y si no lo hay, cada sector tiene las suyas “implícitas”. Me refiero por ejemplo, en el caso de un banco. Lo normal son trajes y color gris-azul. Pero si por el contrario, trabajo en una start-up, la camiseta y los jeans son lo mejor.

Pero las normas siguen en lo que se ve (brazos, cuello, piernas, cara, orejas). Si por el empleo que se hace no se permite el pelo suelto, pues te lo tienes que recoger (como puede pasar en las empresas alimentarias o hostelería). Si no se admiten pendientes, pues el piercing te lo tienes que quitar (también el de la nariz). Y si tu tattoo está en la espalda y no se ve con la ropa, pues no tienes por qué preocuparte.

Adiós a mi tatuaje

Creo que el negocio para estos tiempos será el producto o el láser que quite el tatuaje. Sobre todo ese que te hiciste “por amor y para siempre”, ahora que “no eres tú, soy yo”.

Pero también para aquellos tatuajes que en un momento dado de tu vida tenían un sentido y te gustaba, pero ahora no lo ves también.

Pero estoy convencida que la primera razón para quitarme tu tatuaje va a ser los pequeños problemas que me da en el mundo laboral.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

IRPF y las prestaciones por desempleo


Si has cobrado la prestación por desempleo (paro) o subsidio por desempleo durante el 2017, tienes que incluir estas rentas en la declaración del IRPF, como si fuera un sueldo más.

Las prestaciones del SEPE no son rentas exentas de pagar IRPF. Tienen que formar parte de todas las rentas cobradas por ti y junto a las de la unidad familiar, si hubiera.

Hoy vamos a ver de qué manera puede afectarnos si en el mismo año hubiéramos trabajado y cobrar prestación o que solo hubiéramos recibido la prestación del SEPE.

¿Estoy obligado a tributar?

Si solo has cobrado prestación (no tienes otra empresa) no estás obligado porque no creo que hayas superado los 22.000,00€

Si trabajaste en una sola empresa y no superas los 22.000,00€, sin embargo, cobraste prestación o subsidio por menos de 1.500,00, tampoco estás obligado a presentar la declaración.

Si todos los ingresos que tuviste son más de 12.000,00€, tendrás que presentar la declaración si:

Tienes dos o más pagadores, pero el segundo y siguientes superan los 1.500,00€

Y otros casos, no relacionados con los rendimientos de trabajo.

Contribuyentes obligados a declarar en el 2018

Como las prestaciones por desempleo están consideradas rentas del trabajo, el SEPE (nuestro pagador) puede practicarnos un porcentaje de retención, que estará en nuestro borrador al realizar la declaración del año correspondiente.

Si nos practican la retención, a la hora de realizar la declaración de la renta no nos llevaremos una sorpresa. Tendremos una hucha, así nos saldrá a pagar menos o a devolver menos en junio del año siguiente.

Si no tenemos ninguna retención puede ser porque la prestación o el subsidio no llega la mínimo. Pero es mejor que lo preguntaremos qué opciones tenemos porque en mayo-junio tendremos que pagar más y no tener como.

Así que lo mejor es ahorrar (no gastar) ese dinero o solicitar la retención en el pago de la prestación.

El porcentaje aplicar será en función de las circunstancias personales y familiares del trabajador desempleado, que se comunicará en el momento de solicitar la prestación. Pero el porcentaje se calculará en función del importe total que se cobre durante el año.

Cálculo de retenciones de 2018

Si queremos que el SEPE nos retenga un porcentaje más elevado al que nos retienen, tendrás que dirigirte a tu oficina SEPE y presentar la solicitud correspondiente. El impreso será el Mod 145 de Hacienda cumplimentando.

Lo debes entregar unos días antes de terminar el mes, para que se pueda practicar la retención en la prestación del mes siguiente.

Tienes que tener en cuenta lo siguiente:

  • La nueva retención se aplicará hasta que termine el año sino se renuncia a ella o se solicita otra más elevada.
  • Mientras se cobra la prestación se podrá ajustar el tipo en el caso de que cambien las circunstancias personales (te casas o te divorcias o tienes un hijo u otro más o fallece tu cónyuge) que tengan que subir o bajar el tipo impositivo.

El SEPE emite el correspondiente certificado de retenciones (al igual que la empresa) y lo puedes descargar de la web

Obtención de certificado de retenciones

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Qué es el subsidio por desempleo


Muchos de los desempleados una vez que dejan de cobrar el paro se encuentran si ningún ingreso en su casa. Para no dejar a estos ciudadanos desamparados, el SEPE concede un subsidio por desempleo. Pero no es para todo el mundo, solo para los que cumplen unos requisitos y solo por un tiempo determinado.

El subsidio es una prestación por desempleo, sin embargo tiene un carácter asistencial. Para tener derecho a esta prestación no se exige tener como mínimo 365 días cotizados, sino que es para quienes no tienen derecho a la prestación contributiva (paro) o bien ya se les agotó (el paro) y aún estén sin trabajo.

Quién tiene derecho a cobrar el subsidio

  • Los trabajadores que hayan terminado la prestación por desempleo o no tengan derecho a cobrarla por no tener las cotizaciones mínimas.
  • No percibir rentas por encima del 75% del SMI. Para el 2018 es 551,92€/mes
  • Deben estar inscritos en el Servicio de Empleo de su comunidad autónoma.
  • Además de estos requisitos, deberán de cumplir los requisitos específicos de cada uno de los subsidios.

Clases de subsidios

En función de la situación personal del desempleado se podrá solicitar uno u otro.

Puede ser: por tener cargas familiares, tener una edad superior a 45 o 55 años, ser emigrante retornado, ser liberado de prisión o haber mejorado de tu incapacidad permanente.

Los subsidios que se pueden solicitar son:

  • Subsidio por insuficiencia de cotización
  • Ayuda familiar
  • Emigrante retornado
  • Mejora de la invalidez
  • Subsidio agrario y Renta agraria
  • Liberados de prisión

Más info

Solicitar el subsidio de desempleo

  • Si has agotado la prestación contributiva “el paro”, tienes que esperar un mes y acudir al SEPE durante los quince días siguientes.
  • Si no has cotizado lo suficiente para cobrar el paro, tienes quince días desde que finalizas en el trabajo para tramitar el subsidio por desempleo.

Cuánto se cobra en los subsidios por desempleo

En los subsidios por desempleo se cobra una cantidad fija que es el 80% del IPREM. Se incrementó un 1% a partir de julio de 2017, entonces el montante es 430,27€ al mes. Esta cantidad se mantendrá hasta junio de 2018.

Sin embargo, esta cantidad será si el trabajador en su ultimo contrato cotizó a jornada completa. SI por lo contrario, el contrato no fuera a jornada completa, la cantidad a percibir será la parte proporcional. (Si el contrato es a media jornada, cobrará 215,13€)

Las ayudas extraordinarias también ha subido 1% a partir de julio de 2017. Las cantidades actualizadas serán:

  • En la Renta Activa de Inserción (RAI), se cobran 430,27 euros mensuales
  • En el Plan Prepara, 403,38 o 457,16 euros al mes, en función de las responsabilidades familiares. Nota: Este plan se ha prorrogado, de forma extraordinaria, hasta el próximo 30 de abril de 2018.
  • En el Programa Extraordinario de Activación (PAE), 430,27 euros al mes.

El subsidio por insuficiencia de cotización puede solicitarse

  • Por Internet a través de la Sede Electrónica. Para poder solicitarla a través de la web es imprescindible acceder con DNI electrónico, certificado digital o usuario y contraseña de cl@ve.
  • Para realizar el trámite presencialmente en las oficinas, debes solicitar primero cita previa de forma obligatoria para que puedan atenderte. Recuerda que tienes que tramitar el subsidio en los 15 días siguientes a quedarte desempleado.

Cuánto tiempo cobrará el subsidio

Hay que tener en cuenta dos cuestiones para determinar el tiempo que se perciba el subsidio:

  • Los meses que se hayan cotizado
  • Si el desempleado tiene personas a su cargo

Quedaría así:

  • Si ha cotizado entre 3 a 5 meses. En ese caso el subsidio por cotización insuficiente será el correspondiente a 3, 4 o 5 meses respectivamente. Es decir si ha cotizado 3 meses percibirá la ayuda durante 3 meses.
  • Si ha cotizado entre 6 a 12 meses. En ese caso el subsidio tendrá una duración de 21 meses, en un primer momento se concederá este subsidio durante 6 meses, a continuación deberá solicitar una primera prórroga de 6 meses y más tarde una última prórroga de 6 meses.

Nota. Si una persona desempleada tiene cotizados 5 meses, únicamente tendrá derecho a 5 meses de subsidio. Pero si tiene 6 meses cotizados podrá percibir hasta 21 meses. Entonces, hay que pensar qué le conviene hacer.

Por otro lado, para que una persona sin cargas familiares pueda percibir el subsidio por insuficiencia de cotización necesita al menos 6 meses cotizados y que no hayan sido consumidos con anterioridad. Sólo en este caso, el subsidio es únicamente de 6 meses.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Como usar los grupos de Linkedin para ampliar tu red de contactos


La Linkedin es la red profesional que va mucho más allá de la simple búsqueda de trabajo.

En el blog puedes encontrar más información cómo usar Linkedin para buscar un empleo

Lo que hoy te quiero comentar cómo la participación en los grupos de Linkedin puede ser un beneficio para encontrar un empleo. Lo que quiero destacar es la importancia de utilizar los grupos con la finalidad de generar mejores contactos y darte a conocer. No es necesario disponer de recursos, sino dedicarle un poco de tiempo.

Tienes que tener en cuenta que los grupos de Linkedin lo forman un conjunto de personas y profesionales que compartes intereses comunes. Hay una infinidad de grupo desde medicina, leyes, TIC, búsqueda de empleo, españoles en…, etc. Diversos grupos, subgrupos, genéricos, especializados, zonas geográficas.

Podemos decir que todas las profesiones y oficios están representadas en un grupo de Linkedin.

Antes de empezar a participar en los grupos, deberás hacer una selección preliminar de los que tienes intereses comunes con ellos. Es decir, de los que te interese participar. Recuerda que solo puedes elegir 50 grupos y subgrupos.

Tenemos que saber que seguir los grupos y no participar es como estar apuntado en un gimnasio y no ir. Lo que quiere decir que estarás perdiendo el tiempo. Y aunque Linkedin es gratuito, también perderás dinero, ya que participar, compartir, opinar, recomendar y relacionarte con tus colegas es fundamental. Por eso, para empezar empieza con dos y después irás aumentado.

Cuando busques tus grupos de interés no solo deberás tener en cuenta la especialidad o temática, también deberás analizar diversos aspectos de cada uno de ellos como el lugar de procedencia geográfico de la mayoría de sus integrantes, el volumen de actividad/inactividad, calidad de sus contenidos, etc.

Tienes que tener en cuenta los grupos que te pueden ayudar a posicionarte como experto en tu especialidad o bien en aquellos en los que pueden estar las personas que te pueden seleccionar (que para eso estás en los grupos).

Una vez elegido el grupo o los grupos, empezamos a interactuar.

Comparte tus temas de interés. Pueden ser post de tu blog o artículos de terceros pero de interés para sus miembros, un documento que hayas redactado, videos, imágenes, crear debates, etc. Solo recuerda que sea lo que sea tiene que ser de interés para el grupo.

Interactúa. Lee, conversa y participa. Igual que tu compartes información de interés y los demás comentan tu información, tú tienes que hacer lo mismo. No es una pérdida de tiempo. Tómalo como una inversión a medio plazo. Recuerda que tendrás una información actualizada de tu sector u ocupación.

Otra cosa que puedes hacer es crear tu propio grupo. Pero para eso, paciencia. Crear un grupo para tu búsqueda de empleo lo que te sirve es para promocionarte a ti. Te va a dar más trabajo, porque nadie se unirá cuando hay 10 ó 20 personas. Tienes que lograr que te unan más personas. Eso obliga a más información, más participación y más trabajo.

No se te olvide, hacerte un video contando quién eres videocurriculum

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Tu empleabilidad


Se entiende por empleabilidad la capacidad potencial de incorporarse y permanecer en el mercado laboral.

Conocer tu empleabilidad te ayuda a poder acceder a un plan de formación (formal, no formal e informal) que me permita acceder en menos tiempo al puesto de trabajo que quieres. Lo que se pretende es que trabajador se adapte de manera más eficaz a las condiciones cambiantes del mercado laboral.

Podemos decir que la empleabilidad está unida a la formación continua o lo que habitualmente hablamos del aprendizaje a lo largo de la vida.

Habitualmente se identifica el concepto de empleabilidad con el nivel de inserción. Como por ejemplo, ingeniería, medicina, odontología, ADE, etc porque tienen un alto grado de inserción laboral tienen mejor empleabilidad, mientras tienen más baja empleabilidad estudios como filología, música, historia, etc porque tienen más bajo nivel de inserción.

Pero esto no es así. ¿Por qué? Porque el nivel de empleabilidad no dependen de los estudios, sino de tu adaptación a un mercado laboral cada vez más competitivo y más cambiante.

Lo que se hace, tanto jóvenes como no jóvenes, es hacer cursos y acumular títulos, que en muchos casos ni son necesarios.

Lo que tienes que analizar cuando estés buscando un empleo (o quieres mejorar el que tienes) es ver los requisitos que demanda el puesto que estás buscando.

Por ejemplo: Si yo tengo estudios de administrativo. Pero cuando voy a las entrevistas o cuando veo las ofertas veo que piden ‘conocimientos de programa word’ y no tú no lo conoces. Entonces, te va a costar encontrar un puesto de administrativo. Si aprendes por tu cuenta o que enseña alguien o haces un curso, será más fácil que encuentres el puesto que quieres.

Mientras el sistema educativo y la sociedad sigan pensando que la empleabilidad depende más del número de títulos o cursos que acumules que del conocimiento o talento que tengas, seguiremos teniendo un mercado laboral precario, temporal y de salarios bajos, mientras las empresas necesitan personas bien formadas para poder ser más competitivas y productivas.

¿Eres empleable?

Para mejorar mi empleabidad qué tengo que hacer

¿Conoces tú nivel de empleabilidad?

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo