Por qué contratar a personas con edad


Hoy fui a una entrevista. Buscaban a una persona que pudiera desempeñar unas tareas que requieren un conocimiento amplio de una materia. El entrevistador me reconoce que “no quieren becarios”, porque quieren un perfil con experiencia en este puesto, con estabilidad, con madurez, y para eso buscamos personas con una edad.

Por eso hoy quiero hablar de contratar personas con una amplia experiencia en el mercado laboral, con una cualificación alta, a pesar de pasar de los 45.

La verdad es que la experiencia es fundamental para todo en la vida. También es cierto que por muy joven-maduro que seas, la diferencia de edad te garantiza que vivas experiencias tanto personales como profesionales que aún no has vivido.

No puedo separar las experiencias personales de las profesionales, porque creo que lo positivo y negativo de la vida van en la misma mochila y pesan lo mismo.

La mayoría de los rechazos para ni entrevistar a las personas que tienen experiencia y una edad es brutal. No vamos a mentir.

Estoy convencida que una mujer (podíamos hablar de los hombres, pero lo voy a hacer en primera persona) puede ofrecer una experiencia de vida (personal y laboral) que se traduce una estabilidad laboral que para el puesto al que me presenté necesitan.

La estabilidad laboral es algo fundamental porque ninguna empresa quiere personas que entren y salgan de su empresa. Es una pérdida de dinero para la empresa tener un trabajador durante un periodo de tiempo, enseñándole cómo funciona y se trabaja la empresa, y que cuando ya está trabajando de manera independiente, se marche, incluso a la competencia. Además de ser mala imagen de cara a la clientela la rotación excesiva de trabajadores, porque no saben quién les atiende. Los clientes no querrán hablar o tratar con esos empleados, sino con los jefes, porque cómo no se van a quedar, no pierdo el tiempo.

Una buena estrategia empresarial, desde mi punto de vista, puede ser ocupar los puestos estructurales con personas de perfiles senior. No sólo por la productividad y la imagen de empresa cara a los clientes, sino por la mejor estabilidad de la plantilla.

Las personas que pasamos de los 45 no tenemos más bajas que los jóvenes, ni las mujeres más que los hombres. La salud no es una cuestión de edad ni de sexo. La calidad de vida, los hábitos saludables, ayudan a que una persona esté y se encuentre mejor que otra.

Da igual todas las ayudas o subvenciones que dé el estado. Si el perfil profesional que quieres cubrir tiene que tener una alta cualificación y una profesionalidad, tendrás que acudir a personas con edades altas. Te garantizarán productividad y competitividad en el mercado. Tendrás una estabilidad que favorecerá a que tu equipo esté cohesionado. Lo demás son habladurías.

Es algo difícil y hay que luchar contra mentalidades obsoletas. Por la situación en la que vivimos han cambiado las relaciones laborales. Estamos en una etapa de transito. No podemos perder, como empresas, el talento que hay ahí fuera.

La edad es un número asociado a unas etiquetas. El trabajador cualificado es válido en su campo y lo seguirá siendo aunque pasen los años. No nos olvidemos de la capacidad de adaptación que tenemos, ya que nuestra experiencia vital nos ha hecho adaptarnos a todas las circunstancias vividas ¡y nos adaptaremos a ésta, también!. Es lo que nos ha llevado a superarnos todos los días, y a llegar a donde estamos ahora.

Si tienes más de 45 años, tienes más posibilidades de ser contratado

Mirémonos todos al espejo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

El trabajo que buscas


Pronto llegará junio. La mitad del año. El mes 6… quedan 6 más para finalizar el año… y ¡no tengo trabajo!

Buscar trabajo no es igual para todos. Cada uno/a tiene que tener su “búsqueda planificada personalizada”. Cuando realices cursos de inserción laboral que repiten hábitos. No quiero decir que esos cursos no son buenos. No puedo decir eso. Lo doy yo habitualmente. Lo que tienes que hacer es que toda la información que te proporcionan, usarla para tu búsqueda de empleo.

Vamos a empezar, pero antes tenemos que hacer algo sencillo.

  • No mostrar desesperación. Tienes que valorarte.
  • Las empresas no buscan cualquier cosa. Todos queremos el mejor novio/a, y la empresa los mejores para ese puesto.

No buscamos empleo, queremos el puesto

Entonces, vamos a empezar. Así que tenemos que hacer lo siguiente:

Marcarme una estrategia. Buscar trabajo no es enviar un millón de currículum y esperar a que me llamen, si me llaman. Se planifica, se define, se escoge.

Definir un objetivo. No me vale cualquier cosa. Hay que saber de qué buscamos trabajo.

La búsqueda de empleo se ha complicado. Es una competición porque no hay ofertas, porque no hay puestos vacantes. Los que salen, se presentan un motón. Hay una autentica competencia.

A la hora de poner a todo esto, tienes que hacer dos cosas. La primera es cambiar de actitud. Si no vas a conseguir nada, para qué lo vas a hacer. Ponte a hacerlo, seguro que lo conseguirás.

La segunda, es que no lo vas a poder hacer solo. Necesitas ayuda. Para eso estamos los/las orientadores laborales. Para ayudarte hacer un plan acción para buscar un empleo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Linkedin puede ayudarte a buscar un trabajo


Lo bueno que tienen las redes sociales es que están al alcance de todo el mundo, en cualquier lugar, en cualquier momento.

Linkedin es la red social profesional más extensa que te puede ayudar a encontrar trabajo, aumentar los clientes, abrir nuevos mercados, ampliar tus contactos, conocer lo que se hace en otros sitios, etc.

Hoy quiero que hablemos de unos pequeños trucos que harán que le saques mejor partido a tu perfil.

Define una estrategia. Tienes que contestar a la pregunta: ¿Qué quiero conseguir?. Es fundamental para ver qué le vas a contestar a las personas que contacten contigo, cómo es el perfil de las personas que busco contactar, etc.

Tu momento del día Linkedin. Debes integrar la red a tu vida diaria. El tiempo que le dediques será en función de la estrategia que hayas definido. Recuerda que las redes roban tiempo. Dedícales lo que hayas definido.

El perfil completo y bien estructurado. Es fundamental para poder salir en las primaras posiciones en las búsquedas que se realicen en linkedin.

Mejora tu posición en Linkedin

Tu red de contactos. Una vez completado tu perfil, ahora tienes que buscar los contactos. Crear la red de contactos. Puedes buscarlos por código postal y contactaras con personas y empresas muy cerca de ti.

¿Cómo optimizo mi red de contactos?

Busca tus grupos. Nos agrupamos por afinidad. Busca los grupos que sean acorde con tu perfil. Si yo soy orientadora laboral tendré que unirme a grupos de esa temática. Los grupos sobre caballos…. los dejo para otras redes sociales. Unirte a los grupos te va a permitir que invites a personas que están compartiendo tu misma profesión o sector.

Habla y participa. Tener un perfil sin que compartas, o como se dice ahora, interactúa. Comparte información propia (de tu blog) o de otra persona (noticias en el periódico) sobre la temática relacionada con tu blog. Participa en los grupos. Responde a los comentarios.

Importante, no te olvides de cuidar las formas. Aunque sean relaciones virtuales, son relaciones entre personas. Lo que no dirías, harías, y demás en persona, no lo hagas en la red. La gente no quiere contactar con gente maleducada.

Recuerda que es una red profesional. A todos nos gusta que nos saluden por nuestro nombre, tratar con respecto a las personas que no conocemos, y si las conocemos estamos en un ambiente profesional, no en el “bar”.

Por supuesto, doy por supuesto que no vas a escribir con abreviaturas, ni faltas de ortografía.

No seas pesado. Si tienes un contacto no lo “bombardes a correos”. Contacta a través del email de linkedin.

Recuerda que tener tu red perfecta, lleva tiempo. Te dejo más información sobre linkedin que puede ayudarte

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

¿Por qué te infravaloras?


Es muy habitual que las personas que buscan trabajo, sobre todo los que llevan un tiempo, se infravaloren. La situación de desempleo hace que las personas trabajadoras se lleguen a sentir inferiores.

Ese es el verdadero problema del desempleo, sobre todo de larga duración. La infravaloración nos impide crecer, nos ciega, no nos deja caminar hacia el objetivo. Al final no luchamos por lo que creemos.

Sé que todo está en nuestra cabeza, en nuestros pensamientos, en lo que nos dicen los demás. Nos da respecto, nos limita, y nos impide avanzar.

Piensa que consigues infravalorándote, ¿un empleo? … ¿estás seguro?

Por eso podemos afirmar que los límites están en nuestra cabeza. Nuestras creencias más profundas son las que nos mueven hacia una conducta o otra. Dependiendo del día, iremos de un lado a otro como una pelota.

A la hora de buscar un empleo, desde el inicio, todo son problemas, además nos dicen ¿para qué vas?, entonces mejor dejarlo. Pero cuando nos dice que empezó a trabajar, decimos “qué suerte”. Pues no, lo consiguió porque se lo trabajó, se lo creyó, y lo logró.

La búsqueda de trabajo sólo depende de ti, por mucho que digan, escuches u oigas.

Tenemos que creer en nosotros mismos. Conocer bien qué somos y a dónde queremos ir. Es la única manera de levantar nuestra autoestima.

Si llegar a buscar trabajo es ver una puerta cerrada. Entonces sacaremos la fuerza suficiente para abrir la puerta y ver lo que hay detrás de ella. Estoy convencida que nos espera un maravillo sitio donde estar.

La mejor manera de acabar con nuestra infravaloración es aprender a creer en nosotros mismos.

No podemos consentir que nos digan lo que tenemos o no que hacer. Si fuera tan fácil, estoy convencida que esa persona lo haría. Y si pudiera, si tuviera ganas, si estuviera con fuerza, también no lo haría o lo haría mejor.

Recuerda que todo el mundo puede, si lo estudia, se prepara, lo trabaja, se lo cree, lo lucha, y pon todo lo que quieras, pero ponte a hacerlo.

Si no te demuestras que tú vales, es imposible que se lo demuestres a la empresa cuando vayas a una entrevista.

Debes confiar en ti mismo, en tu potencial, quítate tus ataduras inútiles, vacía mochila, y, ya verás cómo puedes lograrlo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.