¿Cómo conseguir que las empresas lean tu email con tu currículum?


Cada vez es más difícil que las empresas lean nuestro email donde le adjuntamos nuestro currículum. Y cada vez es más fácil que lo envíes directamente a la papelera.

Lo vemos nosotros todos los días. Cuando abrimos nuestra bandeja de entrada recibimos un montón de email de cosas que no nos interesa para nada o no necesitamos. Y nos pasamos unos minutos enviando email a la carpeta de papelera si ni siquiera abrirlo.

Si lo haces tú, también lo hace la empresa todos los días.

Solo abrimos o dejamos para otro momento aquellos que el titulo o la materia puede ser que me pueda interesar. Y ya leeré.

No puedes desilusionarte o dejar de enviar tu currículum a las empresas. Lo que debemos (yo también me incluyo) aprender a enviarlos, y así puedan ser leídos, y tener una oportunidad de llamarte para la entrevista.

Vamos a empezar.

Personalízalo. Lo mejor es que lleve el nombre del destinatario o el departamento (RRHH; Departamento de Personal; Selección de personal, etc). Redactar el contenido para quien lo está leyendo. Que parezca que le estás hablando directamente. Se nota cuando enviaste a varios a la vez y parece una publicidad de algo.

Conoce la empresa. La mejor forma de que se abra el email es que le interese el perfil que le envías. Para eso tienes que saber qué puede necesitar. Para eso, busca la información de la empresa. Lo mejor es seguirla en redes sociales y en los portales de ofertas para ver qué buscan o pueden necesitar.

Llamada a la acción. Las llamadas a la acción son las que hacen que las personas abran el email.  Bien, en el caso de búsqueda de personal son las que son urgentes, están en ese momento. Por ejemplo, si tienen publicada una oferta en redes sociales o portal de empleo, mandales un email con el titulo de esa oferta. Si por lo contrario, lees en su web que van a vender el próximo año en un nuevo país, y tu le envías el email, no lo van a abrir hasta dentro de unos meses, porque no es urgente.

Breve y claro. No te líes. Redacta un email conciso y claro. Describe lo que quieres destacar y por lo que valdrá la pena abrir el archivo adjunto. Deja claro que le envías el currículum para un puesto en concreto o un oferta determinada. Nada más.

No envíes fotos, logos o videos en el email. Molestan, de verdad.

No mandes muchos a la vez para que no sean spam.

No envíes a todo el mundo. Selecciona las empresas objeto. Enviar por enviar no te da garantía de que se abra el email.

La clave de la optimización de la apertura de un email es sólo que se reconozca quién envía el mensaje y para qué se envía.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

¿Se puede encontrar trabajo en Linkedin?


Lo que me preguntan es ¿de verdad que Linkedin me da empleo? Yo creo que sí. Además, te diría que incluso puede quitártelo. Pero no es fácil.

Lo que tenemos que dejar claro es que Linkedin es una red social especializada en relaciones de trabajo. No es una red social para ligar, ni para hacer amigos, sino para relacionarte con personas desde el punto de vista laboral y profesional.

Lo que no es Linkedin es un portal de empleo como lo es Infoempleo o Infojobs. Lo que sí es verdad es que no es fácil, por determinados motivos:

Es una red social, no una web de ofertas.

No sé si conoces la diferencia. Pero es muy importante que lo sepas. Porque Linkedin es una red social donde los profesionales puedes interactuar, por eso se puede publicar o compartir ofertas.

Lo mejor que tiene Linkedin es “la relaciones profesionales entre sus miembros” a través de la interacción en los grupos, dar a conocer novedades de tu empresa o de tu oficio, poder relacionarte a través de los mensajes privados, la participación en los perfiles, etc, pero no las ofertas de empleo.

Es la razón fundamental por la que las ofertas son mínimas.

Relaciónate

Como no es un portal de empleo, sino una red social, cómo puedo hacer para conseguir un empleo. Pues es fácil, relacionándote.

Con quién. Pues con colegas de profesión, con seleccionadores, con potenciales jefes, … con la gente del mundo laboral, no de compis de “fiesta”.

Entonces mi presencia activa en Linkedin no es a corto plazo, sino te lo tienes que plantear a medio y largo plazo. Es decir: para siempre.

Que vas a conseguir. Que el tiempo invertido participando de manera activa te va ayudar a ser conocido, a aparecer en las búsquedas, a ser reconocido en tu profesión. Y por ahí vendrán oportunidades de empleo.

Las ofertas ocultas

Lo que comentábamos antes. Muchas ofertas no se publican, se buscan candidatos para ese puesto. Entonces puede ocurrir que una empresa contacte contigo para una nueva oportunidad de trabajo.

La saturación, el mayor inconveniente

La red estaba bien. Estábamos lo que realmente queríamos buscar una relación profesional. Sin embargo, con el boom de Linkedin, aparecen “vendedores” de todo, incluso “ligoteo”. Por eso muchas personas han marchado o no usan Linkedin.

A mi me envían desde ofertas de seguros a mensajes como “podemos hablar?” y la verdad para eso no estoy en Linkedin.

Después hay mucho perfil de “star” de empresarios y profesionales. Y a mi me da que es todo “vapor, no humo”.

Por lo que empiezan (ya están) timos con falsas ofertas, con falsas entrevistas, con falsas … solo con el objetivo de conseguir un email para enviarte publicidad de algo o una venta piramidal. ¡Un horror!.

Lo único que se consigue es estafar al desempleado, pero también lo que se logra es que se acabe como si fuera una web “mala” de ofertas.

Finalizo. Creo que hay que estar en Linkedin, pero no es lo único. Hay más puertas y más redes. Úsala con cabeza. Y seguro que conseguirás llegar a dónde quieras.

Espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Que no te roben tu tiempo si estás buscando trabajo


Todos hemos dicho alguna vez (muchas veces) “no tengo tiempo” o “no he tenido tiempo”.

Es verdad que vivimos con sobrecargas de cosas que hacer con el trabajo, la familia, la pareja, los amigos e incluso con nosotros mismos. Por eso, cuando hay alguien cercano a nosotros que está desempleado, le encargamos de todas esas cosillas que no nos dan a nosotros tiempo. Porque como está desempleado, tiene todo el tiempo libre.

Sabemos que eso no es así. Ya hemos contado en otros artículos, que estar desempleado, no quiere decir que estemos parados.

Las personas que están buscando su trabajo tienen que tener 3 cosas fundamentales: un horario, una agenda y un sitio adecuado. Y lo que no puede pasar es que  que nos sobrecargen de recadillos para que No tuve tiempo.

La verdad que respecto al tiempo, sé que nunca es suficiente para realizar todo aquello que deberíamos hacer. Pero la verdad es que nosotros lo que tenemos que hacer es organizarnos, planificar, priorizar.

Lo que también tenemos que aprender es empezar por aquello que es más urgente e importante y no por lo que nos apetece, como hacemos siempre.

Pero a pesar de decir que el tiempo es oro, nos encanta derrocharlo. Y no sé por qué nos encantan que nos lo quiten.

Quién te quita tu tiempo cuando estás buscando trabajo

La falta de planificación. Organízate. Planifica tu búsqueda de empleo. Seguro que estás realizando (o no) tareas que te están quitando tiempo. Por eso te pasas todo el día colgado buscando trabajo. Agobiado. No estás optimando tu búsqueda de empleo.

Tienes que tener tu agenda. Para lo que sirve es para organizar tu búsqueda. Teniendo todo anotado, podrás actualizar los perfiles, responder las ofertas, mirar las web, … sin que por ello tengas stress.

Quien te quita el tiempo es las interrupciones (de cualquier tipo). Pueden ser desde llamadas que puedes realizar en otro momento y nada importantes, emails que no dicen nada, blogs de materia no relacionada con tu búsqueda de empleo, cotillear en perfiles de redes que no interesan, tele o las series preferidas, el “estoy disponible” para todo el mundo.

Pues, apaga los móviles, no te conectes,… concentrarte. No hace falta mucho tiempo de desconexión con el mundo exterior, sólo es un ratito. Después estarás para todo el mundo.

No decir NO. ¿A qué te pasa a ti también? Pues hay que aprender a decir que no. Lo que pasa es que lo asociamos al hecho de negarse a realizar algo con lo que una persona necesita de nosotros, es no hacer lo correcto. Y creo que todos tenemos que ayudarnos entre nosotros. Pero si hacer lo que los demás te piden, te impide poder hacer lo que debes (que en tu caso es buscar trabajo), dile que si lo harás pero no ahora, sino después cuando termines.

No delegar. Esta es mi preferida, sobre todo lo hacen muchas mujeres. Por qué no delegas tareas que pueden hacer otros perfectamente. Solo van a protestar unos minutos. Y así se van acostumbrando para cuando empieces a trabajar.

Existen muchos más ladrones de tiempo, como desorden, impuntualidad, no saber qué hacer, inapetencia, perfeccionismo, dejadez, …

Pues después de leer esto: ¿a ti quién te quita tu tiempo para buscar tu empleo?

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Networking cuando buscas un empleo


Ya sabemos que para encontrar un empleo es imprescindible tener una red de contactos profesionales. Empezamos por amigos, excompañeros de profesión, familia. Y continuamos por conocidos en el sector donde queremos trabajar.

A lo largo de nuestra vida nos enseñan a hacer relaciones sociales. Pero ahora tenemos que aprender a hacer relaciones profesionales. Lo que se llama networking.

Hoy os dejo una infografía que os ayudará a entender y conocer qué es el networking y cómo te puede ayudar.

Infografía: Preparado para buscar trabajo

Via InfoEmpleo

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

 

 

Pánico en las redes sociales cuando busco empleo


Todos cuentan que las empresas miran los perfiles profesionales de los posibles candidatos. Yo lo dudo. Puede ser que un reclutador o seleccionador esté un poco “aburrido” y se pase un tiempo observando los comentarios y los perfiles en las redes sociales. Pero tomarlo como norma, no.

Lo que creo que si una empresa encontró un candidato para un puesto, puede ser que durante un tiempo le siga. Y así poder ver sus comentarios y sus publicaciones. Supongo que será para puestos que sean “de representación”. Lo creo porque una empresa no quiere que “cualquiera” le represente. Y analiza el perfil profesional, personal y digital del candidato.

Es el miedo tan grande con el que las personas afrontan el desempleo que tienen pavor a la hora de publicar o comentar en las redes sociales. También los hay que no se cortan, que publican todo, sea lo que sea.

Pero si, es verdad, que las personas que buscan un empleo, limpian sus perfiles de comentarios y publicaciones que, según su punto de vista, pueden “perjudicarles” si un empleador los encontrara.

Sabemos que tienes todo el derecho y toda la libertad de no estar en las redes sociales. Tienen ventajas e inconvenientes. El inconveniente, no sé nada de ti. La ventaja, nunca te equivocas.

Por lo contrario, las personas que decidimos tener presencia en redes sociales (yo misma) tenemos todas las posibilidades de equivocarnos. Como yo ahora. Seguro que me estás valorando como orientadora, bien o mal.

Pero si es verdad que nos sentimos cohibidos para poder expresarme como quisiera. Yo publico lo que creo que es importante y puede resultar interesante a las personas que pueden leerme.

Así los posibles reclutadores que me pueden contratar pueden ver, claramente lo que sé y lo que no sé, lo que domino y lo que no conozco. Por eso, hubo entrevistas a las que yo no llegué, porque ya valoraron de antemano que no encajaba en el perfil, y en las que fui también me dijeron que “no me ajustaba al perfil” porque habían leído mis post.

Sin embargo, los orientadores que no tienen blog (o teniéndolo no lo mantienen durante más de 4 años) nunca sabemos, de antemano, si se ajusten o no al perfil. O si saben o no de un tema.

Cuando estás buscando un trabajo, hay algunos temas que no debes tratar, así no tendremos problemas y sorteamos posibles discriminaciones.

Tenemos que aprender a “escribir y a escuchar” en redes sociales de cualquier tema. Si lo haces, hazlo de manera educada, respetuosa, sin hacer daño gratuito. Puedes mostrar emociones. Es decir, muestra tu asertividad.

Lo que me da miedo, a estas alturas de nuestra democracia, que las personas no puedan mostrar sus opiniones y sus aficiones en libertad, sin que por ello sean valorados como profesionales en su puesto de trabajo.

Lo que queda feo es hablar de alguien mal. Cuando escuchamos que alguien habla “pestes” de alguien (como de un ex) queda un poco feo. Pero si aun encima lo puedes leer, queda peor.

Por eso, hablar mal de la empresa para la que has trabajado un tiempo, de los compañeros, de los jefes, e incluso de los clientes. No lo hagas. No es recomendable. Si tienes algo que decir (negativamente) hazlo bien, que no se note rencor ni dolor.

También se dice que no debes hablar de política ni de cuestiones religiosas. Yo no estoy de acuerdo. Creo que cada uno debe de opinar de los temas que considere. Puede decir lo que quiera o sienta sobre cualquier debate. Porque somos ciudadanos, no nos podemos olvidar.

También creo que los trabajadores tienen que ser valorados por su profesionalidad, no por sus opiniones o gustos o aficiones. Es discriminación. Lo mismo pasa cuando se valora que una persona tiene o no pareja, o que tiene o no hijos.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Estoy en paro y qué hago ahora


Estamos en octubre. Te quedaste sin trabajo o sigues en situación de desempleo.

Lo peor de esto es la incertidumbre. El no saber qué pasará mañana.

La primera pregunta que surge es: ¿qué hago?

Pues, ir a darte de alta en la oficina de empleo (aunque no tengas derecho a cobrar prestación o subsidio) y pedir cita con tu orientador laboral.

Bien, mientras tanto, puedes ir avanzando un poco.

Ponte recopilar toda la información para tu búsqueda de empleo, como son los contratos, los títulos, diplomas y demás.

También haz una lista de todas las funciones, tareas y responsabilidades que has desarrollado y has aprendido durante tu vida laboral.

Piensa que ocupaciones o qué tipo de ocupaciones puedes o quieres buscar trabajo

Hoy te muestro un esquema para buscar trabajo que te va a ayudar.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

 

Ordena tu búsqueda de empleo


En las sesiones de orientación la pregunta que te todos hacen es ¿qué tengo que hacer para buscar un empleo? 

La respuesta es sencilla: ponte a buscar trabajo

Pero antes de empezar, antes de nada, tienes que saber que pasitos dar para buscar trabajo. Y de esto vamos a hablar hoy.

No pierdas más del 20% de tu tiempo enviando currículum “por si acaso”

Responder ofertas por si acaso me llaman. O dejar currículums en todas las empresas que vaya encontrando en las páginas amarillas. Por enviar cientos de currículums no te van a llamar. Busca la empresa que está buscando tu perfil.

Puedo entregar mi currículum en mano

Asegúrate si recibieron tu curriculum

Haz tu currículum para la oferta que quieres contestar

Tienes que adaptar tu currículum para cada oferta que quieres responder

¡Haz tu currículum!

Tu currículum no se lee, se le echa un vistazo

Las personas que seleccionan solo le dedican 10 segundos a ver tu currículum. Cuando lo envíes tienes que tener en cuenta esto.

Tiene que estar estructado. Fácil de ver. Destacar lo que quieres que vea el reclutador.

Puntos fríos y puntos calientes de un currículum

No leo el currículum, solo le echo un vistazo

Tu red de contactos te va a ayudar

Crea una buena red

Qué te hace diferente

No hay nada tan aburrido que ver una multitud de currículum diciendo lo mismo. Busca todo aquello que haces bien, donde eres fuerte, lo que dominas. Es la razón por la que te van a contratar.

¿Por qué te contrato a ti?

Demuestra que eres el mejor para empleo

Es la norma más importante. Debes demostrar, en todo el proceso de selección, que eres el mejor candidato para el puesto.

Para empezar tienes que creértelo tú.

Recuerda que si necesitas ayuda y si te puedo ayudar como orientadora profesional, Contacta conmigo