Pasos para lograr tus objetivos


Estamos en un nuevo mes. Estamos en el mes de julio. Es un buen momento para reorganizar nuestra búsqueda de empleo (quien ya esté buscando un nuevo empleo) y es un buen momento para iniciar la búsqueda de empleo definiendo el objetivo (quien inicie la búsqueda).

Definir mi objetivo para buscar empleo

Ya vimos en otros post de este blog, la importancia de definir los objetivos para buscar trabajo y tener un plan de acción que nos permita alcanzar el objetivo.

Es la parte más difícil y la que no conocemos para iniciar o reorganizar la búsqueda de empleo.

Para facilitar la tarea, hoy os pongo una tabla que os ayudará a dar estos pasos.

La finalidad es que aclarar las ideas. Pon lo que quieras, pero no mientas, no exageres. El ejercicio es tuyo, no es público, no tienes que convencer a nadie, solo te mientes a ti. Date el tiempo que necesites. Sea el que sea.

Una vez que lo tengas, vamos a analizarlo.

Primer cuadrado. Refleja de manera concreta las cosas que tienes y deseas relacionadas con el objetivo y lo que tienes para mantenerlas. Respondes a preguntas: cómo  lo vas a mantener, cómo lo conservas, cómo lo has conseguido, etc.

Como por ejemplo. Si busco trabajo como vigilante de seguridad. Necesito tener una licencia para poder realizarlo. Para mantener la licencia, tengo que hacer…

Segundo cuadrado. Es lo que tengo pero no quiero. Y aquí se trata de ver cómo hago para suprimirlos. Respondemos a cómo eliminarlo, cómo puedes conseguir que no sea un obstáculo.

Como por ejemplo, trabajé de teleoperadora, pero dejarlo. Quiero reorganizar mi vida profesional.

Tercer cuadrante. Aquí ponemos lo que deseamos y no tenemos. Nos tenemos que preocupar para ver cómo podemos conseguir lo que no tengo.

Respondemos a qué he hecho hasta ahora para tenerlo, qué puedo hacer más, cómo y cuándo lo voy a hacer.

Por ejemplo, si quiero trabajar en el mundo de las oficinas pero no sé informática, pues tengo que saber cómo puedo aprender a usar un ordenador.

Lo que pongas es fundamental para definir tu objetivo.

Cuatro cuadrado. Este cuadro lo que te va a ayudar a saber a donde no quieres ir. Por lo tanto, sabrás a donde no dirigirte, que lo único que hará será alejarte de tus objetivos.

Animarte a que lo hagas. Dedícale el tiempo que necesites, sin prisas y sin presión. Pero hazlo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Fuente: enpositivocoaching.wordpress.com

 

Define tu objetivo profesional


Todos los puestos u ocupaciones necesitan unos requisitos previos para ser desempeñados.

Tienes que conocer el uso y dominio de herramientas, de materiales y también conocimientos. Además tienes que aceptar unas condiciones de trabajo que pueden ser horarios, desplazamientos, temporalidad, etc. Por eso siempre se dice que no todos trabajamos de todo. Porque para desempeñar los puestos tenemos que tener capacidades y habilidades que determinadas características de personalidad o físicas no me permiten.

Por eso cuando buscamos trabajo o empezamos a pensar sobre “¿qué quiero ser de mayor?” tengo que tener en cuenta no solo los requisitos imprescindibles para el desempeño, sino las circunstancias en que se desempeñan ese trabajo. Tenemos que saber qué tipo de ocupaciones estamos dispuesto a aceptar (o no aceptar) y la razón concreta.

A la hora de buscar trabajo es necesario concretar el/los puesto/s que se adecuen mejor a nuestros conocimientos, habilidades, destrezas, y, se adapten a nuestras circunstancias personales y profesionales.

Marcase un objetivo profesional es para que cada persona pueda definir un proyecto profesional. No es otra cosa que realizar una planificación estratégica para obtener los objetivos definidos.

Sin embargo, tu objetivo profesional no es para siempre, sino que se puede cambiar, cuando alguna circunstancia cambia o se modifique. Puede ser que pasado un tiempo (el que cada uno defina) pueda descubrir que lo que se definió tenga que ser cambiado.

No quiere decir que se puede trabajar en otros empleos que no estén relacionados con el objetivo profesional. La necesidad de trabajar en otras ocupaciones no es incompatible con la búsqueda del trabajo ideal.

El tiempo que se dedique a definir el objetivo profesional tiene que ser el necesario, además de considerarlo como una inversión. Dará su rendimiento ya que aumentará la eficacia de cada paso que damos en la búsqueda de empleo. Conocer el mercado laboral en el que nos movemos y los requisitos y comportamiento de la ocupación son las mayores ventajas de definir el objetivo profesional.

Lo primero que tenemos que hacer es realizar un autoconomiento de la persona. Tenemos que conocer los intereses personales, aptitudes, habilidades y competencias de la persona candidata.

Contestaremos a preguntas, tales como: qué queremos (intereses y motivaciones), qué podemos hacer  y qué sabemos hacer (aptitudes, actitudes, formación, experiencia).

Una vez realizado esto, ya tienes la información necesaria para que tome la decisión con relación a su futuro profesional. Es el momento de concretar los objetivos profesionales (a corto, medio y largo plazo).

Sin embargo, es imprescindible que el proceso de la toma de decisiones se desarrolle teniendo en cuenta tanto los factores personales como los factores que condicionan la entrada y la permanencia en el puesto de trabajo, y el tiempo que se tardará en alcanzar el objetivo profesional.

Es ahora el momento de iniciar la búsqueda de empleo con todas las garantías de éxito.

Si después de leer este articulo, necesitas definir tu objetivo profesional, ponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

Antes de ponerte, define tus objetivos y marca tus metas


Estas sin trabajo. Entonces tienes que ponerte a buscar un empleo. Tienes diferentes herramientas como elaborar tu curriculum, preparar una entrevista, mirar ofertas en los portales de empleo, etc.

Pero antes de nada, antes de ponerte a mirar ofertas en Infojobs, tienes que saber de ¿qué buscas trabajo? En eso es lo que te podemos ayudar los orientadores laborales.

Cuando realizo las sesiones de orientación la primera pregunta que realizo a la persona orientada: ¿de qué buscas trabajo? La respuesta siempre es la misma: ¿de qué hay trabajo?  o otra: “de cualquier cosa”. Muy pocos/as responden claramente lo que quieren.

Necesitamos saber que sabes hacer, que te gusta, que formación o/y experiencia tienes, qué competencias y habilidades tienes y requiere el mercado laboral.

Cuando los orientadores laborales decimos que tienes que conocerte (lo que llamamos el “autoconocimiento” es esto: saber que puedo ofrecer al mercado laboral. Por mi experiencia, son muchos los desempleados que no le dedican unos minutos en realizar este análisis.

Ponte a hacerlo, sin prisas, responde a las preguntas y así podrás establecer los objetivos para buscar el trabajo que quieres. Es importante conocer los objetivos porque seguro que tendrás que adaptarte a nuevas situaciones ya que el mercado laboral es totalmente cambiante.

Al tener claro los objetivos puedes diseñar las estrategias que te servirán para superar los obstáculos que te vas a encontrando en el camino.

Al planificar la búsqueda de empleo marca las acciones que vas a realizar para lograr el objetivo. Como ejemplo te propongo lo siguiente:

  • Revisa y redacta tú Currículum.
  • Comparte tus propósitos con amigos, excompañeros y demás contactos.
  • Apúntate y utiliza a diario las redes sociales que te puedan ayudar a buscar los contactos y nuevas oportunidades que necesitas.
  • Utiliza los portales empleo tanto generalista como específicos
  • Conoce el mercado o la empresa a donde quieres ir.
  • Busca formación que puede mejorar tu perfil laboral para lograr los propósitos que te has marcado.
  • Busca el apoyo en los orientadores laborales que tienes a tu disposición.
  • No te olvides de revisar los objetivos, si has cumplido o no lo que te habías marcado. Si es necesario, cambia o modifica, no pasa nada.

Al contrario de lo que piensas, la situación de desempleo es una buena oportunidad para poner en orden tus objetivos y metas si los tenías, y si no es así, aprovechar tu tiempo para planteártelos.

Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

Lo más importante de tu currículo es el objetivo profesional


Ya hemos dicho en otros post, que es muy bueno que incluyas en tu currículo el objetivo profesional, redactado en unas frases (muy breve) que encabece el currículo. ¿Por qué es importante? Porque las personas que seleccionan pueden concretar tu perfil profesional y ver quién eres tú laboralmente.

En la Linkedln cuando realices tu perfil, recuerda que en el apartado estrato es donde tienes que definir quién eres, cuál es tu objetivo profesional y qué puedes aportar.

Pero … es breve … no más de 4/5 líneas.

¿Cómo lo hago? Pues ante todo decirte que no te va a salir a la primera. Lo tendrás que redactar muchas veces, y repetir otras cuantas.

Cuando lo hagas, no te olvides de incluir aspecto importantes que son necesarios para definir tú perfil profesional, como es: la formación necesaria (u obligatoria), las tareas/funciones de la experiencia laboral, el tiempo, y finalmente, lo que te motiva o el por qué.

Lo insertas después de tus datos de contacto.

¿Cómo lo redacto? Me centro en mis punto fuertes y dependiendo de la empresa y del puesto o sector, lo destaco. Tampoco te olvides de los logros, tanto cuantitativos como cualitativos.

Os dejo mi perfil profesional y mi objetivo:

“Economista especializada en orientación profesional busco soluciones a problemas de empleabilidad. Me gusta trabajar con personas para personas. Creo y estoy convencida que la persona orientada debe ser considerada como agente activo y una participación activa en el proceso de orientación. Afronto el futuro con optimismo y, sobre todo, con ilusión.”

Ahora, espero que te sea un poco más fácil redactar tú perfil profesional y el objetivo marcado para tu carrera profesional.

Espero que os ayude el post de hoy.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Practica, lucha y lo conseguirás


Cuando pasamos algo difícil en nuestra vida, el dolor no nos lo quita nadie. Después empieza la culpabilidad, por qué, por qué a mí, no puedo,…. Sobre todo, aquellas ilusiones y aquellos proyectos que ibas hacer en el futuro se caen. Pero creo que de ese bajón, uno puede salir.

Hay veces, que sin pasar por algo tan traumático puedes darle un giro a tu vida, porque necesitas darle la vuelta, ya que te agobia, no respiras, y necesitas sacar la cabeza.

Como orientadora laboral, escucho a personas que se sienten ahogadas, no ven la salida, y si ven la salida es una luz en el fondo. Bien, os voy a contar los consejos que les doy para re-accionar.

1.- Márcate objetivos por día, por semana, por mes…

En la agenda marca lo que quieres hacer, lo que vas a hacer, pero no a corto plazo, sino para mañana, todos los días. Planifica y organízate. ¡Oblígate a hacerlo y cúmplelo! Verás cómo te vas sintiendo mejor.

Haz una lista, no te marques más de tres al día. Que sean diferentes para que así no sea monótono. Diferencia entre lunes, jueves, sábado o martes. Eso sí, que sean realizables y alcanzables, porque son objetivos no sueños, y esos lo dejamos para la siesta.

2.- Define el dónde y cuándo.

Cuando te marcas una tarea es imprescindible que concretemos el sitio físico y la manera que queremos hacerlo. Es decir, si tengo que mirar un regalo para mi madre para su cumpleaños, concreto: ir al centro comercial andando entre 16.00-19.00 h. el martes.

3.- En un entorno positivo.

Es muy importante rodearse de gente agradable, con conversación, con optimismo, etc. No solo esto, sino ver la tv programas agradables, películas con ilusión, leer noticias o libros positivos,… se tratan todo esto de animarnos y ayudarnos a mirar al frente, no de hundirnos y amargarnos.

4.- Come bien, practica deporte y duerme 8 horas. Es importante no olvidar los hábitos saludables que harán sentirme mejor.

Lo importante de todo esto es ver la evolución y valorar el logro. Cuando te preguntemos ¿qué has logrado en este tres meses? Puedas contarnos de donde salías y dónde estás.

Espero que estas pautas las realices, las valores, lo conseguirás.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Los objetivos de la carta de presentación


La carta de presentación tiene que ir acompañando al currículum cuando quieres optar a un puesto. Ya hemos hablado en este blog de la importancia de la carta de presentación y que siempre tiene que ir acompañando al currículum (carta de presentación).

Hoy vamos a hablar de los objetivos de la carta de presentación que lo tengo que tener en cuenta cuando redacto la carta. Los objetivos son:

  • Dar a conocer tus competencias y habilidades como profesional
  • Diferenciarte de los demás candidatos
  • Manifestar interés por participar en el proceso de selección

No olvidemos que el objetivo del currículum es provocar la entrevista para el puesto.

Dicho lo anterior, antes de empezar a redactar la carta tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Se redacta de forma cordial pero son rodeos.
  • Cuenta lo que te hace diferente destacando lo que sabes hacer mejor y el seleccionador quiere leer a golpe de vista
  • Destaca logros tanto cuantitativos como cualitativos
  • Pide una entrevista para ampliar información del curriculum

Y no te olvides, la carta tiene que ser una presentación, que invite a leer el currículum que es donde está toda la información sobre ti.

Espero que cuando te redactes el email o carta, tengas en cuenta estos consejos y los objetivos.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

¡Alcanza tus objetivos¡


En el post de hoy, hablaremos de conseguir lo que me proponga. Pero para ello, tengas que seguir unos pasos.

  • Define. Las metas o los objetivos personales como profesionales tienen que estar concretados, para que no haya margen al error. Es el mayor problema, que no los definimos, que no sabemos cuáles son.
  • Elabora. El plan de acción es para alcanzar la meta, Tiene que ser concreto, pero a la vez participativo. Tienen que participar todos los implicados, y también tener la oportunidad de ser escuchados.
  • Visualiza. Imagínate como será cuando lo consigas. Cómo es? Cómo te sientes? Lo que veas te servirá de guía para alcanzarlo.
  • Divide. Las metas no se consiguen tomando una pastilla, dormir y a la mañana siguiente  !Ya está¡. No. Hay etapas, fases que hay que pasar. Defínelas, planifícalas y hazlas, claro.
  • Reorganiza.Todo lo que pienses, no se va a realizar, por causas tuyas o ajenas, pues ten planes alternativos. No cambies el plan de acción, reorganízalo.
  • Evalúa. Haz un seguimiento del plan de acción y de los objetivos. Analiza cómo vas.
  • Y por último, y no menos importante, confía en ti. Créetelo. Y saldrá, ya verás ¡¡

Las metas las conseguirás si sigues una planificación y una organización. Nada está a la improvisación. Las cosas no surgen porque si, sino porque hay un trabajo y una labor detrás.

Las metas o los objetivos tienen que ser reales y ciertos, y el plan de acción tiene que ser coherente.  Marca tiempos. Y sobre todo, cúmplelos.

Autora: Isa Loureiro. Orientadora Profesional.