No encuentro empleo, pero sigo buscando


Si estás buscando trabajo pero aún no lo encontramos, repasemos alguna cosilla que tenemos que hacer:

Y si necesitas ayuda,  puedes pedir cita con tu orientador/a laboral

Espero que el post de hoy te ayude

Anuncios

Por qué no queremos cambiar


Una de las cosas que vemos en orientación es que a las personas les cuesta mucho cambiar. En estos momentos que vivimos, las personas a las que oriento dicen que quieren cambiar de trabajo, buscar otro que tenga mejor sueldo y horario, o incluso quieren trabajar en una empresa en donde puedan crecer profesionalmente.

Cuando analizas las destrezas, las fortalezas y los requisitos que esos nuevos puestos y que las nuevas empresas requieren, hay un “uff” que se nota en el ambiente.

Es porque hay algo que “hay que cambiar”. Puede ser algo físico como cambiar de ciudad o desplazarnos a un ayuntamiento cercano. O algo más, como aprender un idioma, realizar una formación, cambiar de horario,…

Pero todos en la sesión de orientación, me dicen que no aguantan más. Que llevan mucho tiempo buscando un trabajo (y no tienen otro) o intentando cambiar de empleo, pero no sale.

Sin embargo la verdad es que hay miedo el cambio (dejar algo que tengo por algo que no sé) y para eso tener que estudiar, aprender, conocer algo nuevo para adaptarme a los requisitos del nuevo empleo.

Lo digo porque cambiar supone un esfuerzo personal, profesional, económico, de ocio, y la verdad porque tengo mucha experiencia o ya aprendí mucho hasta ahora, y “¡qué pereza!”

Estoy convencida que cuando aguantamos situaciones que nos hacen sufrir, lo que estamos haciendo es acabar con nuestra autoestima, aumentamos nuestra desesperación. Sabemos perfectamente que lo podríamos cambiar con un ¡ya!, pero no lo hacemos. Y la pregunta es: ¿Por qué no cambiamos una situación que nos destruye?

Porque nos cuesta salir de nuestra zona de confort.

¿Qué quiere decir? Nos cuesta salir de donde nos sentimos seguros. Aunque lo estemos pasado mal y sabemos que no es mi trabajo ideal, estamos seguros.

Os pongo el relato de Alberto Blázquez donde lo explica perfectamente:

“Un Hombre va de visita a casa de un amigo y cuando entra al comedor se encuentra con el perro de su amigo. El perro es grande, fuerte, pero está quejándose y llorando.

El visitante pregunta a su amigo, “¿Oye, que le pasa a tu perro? Parece enfermo”.

No te preocupes, le dice el amigo. Este perro es muy perezoso.

Los dos amigos se sientan a relatar sus viejas historias, mientras que el animal continua quejándose ante lo cual el visitante inquiere de nuevo a su amigo y le dice: “Me sabe mal por tu perro, ¿por qué no lo llevas al veterinario?”. El hombre le contesta nuevamente: “No te preocupes, es que este perro es perezoso”.

El visitante inquieto por la misma respuesta, le pregunta: “Oye ¿por qué dices todo el rato que este perro es perezoso? Yo lo que veo es que está enfermo y que está sufriendo”. Entonces el amigo le dice:

“Mira lo que le pasa es que lleva sentado encima de un clavo toda la mañana, sé que le duele y por eso se queja y se queja, pero no ha querido mover el culo de su sitio, porque con todo y a pesar del clavo, se siente cómodo y ya se ha acostumbrado a su sufrimiento”.

Espero que el post de hoy nos haga reflexionar y ver qué puedo cambiar para poder vivir mejor, por lo menos sin dolor.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Lo que ven de ti las empresas cuando buscan personal


Cuando una empresa busca personal, entre todas las candidaturas se fijan en pequeños detalles.

Si te los aplicas, lo más probable es que te llamen para conocerte y poder obtener más información sobre tu perfil profesional.

16121_consejosjt

Via: http://blog.jobtoday.es/

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Lo que realmente impide que encuentres tu empleo


Cuando estamos buscando un empleo y no lo encontramos, por lo general, echamos la culpa a “otros”. Es muy habitual escuchar que: soy joven, soy mayor, tengo experiencia, no tengo experiencia, piden cursos, no le valen mis cursos, no tienen ayudas o bonificaciones para contratarme, etc.

No quiero decir que todo esto no sea verdad, pero también hay un pequeño porcentaje de posibilidades que tú tengas algo de culpa.

Vi esta infografía y me gustó. Plasma de una manera sencilla 10 decisiones que pueden impedir que encuentres tu empleo.

Creo que después de leerla tendrás que hacer una pequeña reflexión.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

 

La ansiedad ante la búsqueda de empleo


Post publicado en blog de Infoempleo 

Cuando estás buscando un empleo, la ansiedad ataca por todos los lados y en cualquier momento. La ansiedad no es más que un defensa ante las situaciones que son desconocidas. No saber cómo va a ser, no saber cuándo va a ser, y la presión de todos los días, nos da miedo e incertidumbre.

No conozco a nadie que no tenga un momento de ansiedad ni tampoco conozco a nadie que tenga la más grande situación de ansiedad. Porque lo de mucho o poco es cómo tú lo sientas.

También es cierto, que cada persona reacciona de diferente manera ante la misma situación. Tanto las creencias, las etiquetas, la situación, el entorno, lo que le dicen, etc ayuda a levantarse o a deprimirse.

Sin embargo, cuando más alto sea el nivel o se mantiene en el tiempo, por causas no objetivas, el efecto para las personas es totalmente destructor.

Lo que provoca es que la ansiedad nos bloquea, nos ciega, nos desmotiva, nos destroza. Por eso, nos impide encontrar el empleo que deseamos.

Las personas que buscan un empleo, por lo que yo conozco por mi trabajo de orientadora profesional, cuando tienen síntomas como angustia, taquicardias, etc lo interpretan como una señal de “hasta aquí”. Por eso empiezan a ser tratados medicamente.

¡No quiero buscar trabajo!

Quiero marcharme a otro planeta, a otro lugar. Si lo hago, ¿se acabaría la ansiedad? Yo no soy médica, pero creo que con marcharse, con huir de la situación, el problema no cambia. Creo que la ansiedad va contigo.

Por mi experiencia en la orientación profesional, para afrontar la búsqueda de empleo sin ansiedad, lo mejor, es ponerte en manos de profesionales, como somos los orientadores y las orientadoras.

Si conoces las herramientas y los recursos a tu disposición para afrontar la búsqueda de empleo, tu autoestima aumentará. Y tu estado de ánimo mejorar. Verás tú día a día con mejor perspectiva.

Lo que sí sé, y lo vivo a diario, es esa “tensión” que me mantienen activa, con ganas, motivada. Es decir, con ilusión de afrontar una nueva etapa de mi vida.

Empezaremos a poner en valor mis fortalezas. Al conocer mis puntos fuertes, tanto a nivel personal como profesional, lo que estoy haciendo es reduciendo mis debilidades. Seguro que no soy la más alta, pero seguro que soy la más agradable. Tampoco soy la más lista, pero soy la más metódica.

Lo importante para poder superar la ansiedad en la búsqueda de empleo, es que te pongas en manos de profesionales, tanto médicos como de orientación.

Lo que funciona es organizarte. Tómalo como un trabajo. Dedícale un tiempo al día. Ten tu sitio. Apunta todo en tu agenda. Conoce el mercado al que quieres ir. Quítate las creencias y esas etiquetas que te limitan. Y solicita ayuda a tu orientador. Aprenderás a buscar trabajo. Seguro que lo vas a lograr.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

¿Cómo conseguir que las empresas lean tu email con tu currículum?


Cada vez es más difícil que las empresas lean nuestro email donde le adjuntamos nuestro currículum. Y cada vez es más fácil que lo envíes directamente a la papelera.

Lo vemos nosotros todos los días. Cuando abrimos nuestra bandeja de entrada recibimos un montón de email de cosas que no nos interesa para nada o no necesitamos. Y nos pasamos unos minutos enviando email a la carpeta de papelera si ni siquiera abrirlo.

Si lo haces tú, también lo hace la empresa todos los días.

Solo abrimos o dejamos para otro momento aquellos que el titulo o la materia puede ser que me pueda interesar. Y ya leeré.

No puedes desilusionarte o dejar de enviar tu currículum a las empresas. Lo que debemos (yo también me incluyo) aprender a enviarlos, y así puedan ser leídos, y tener una oportunidad de llamarte para la entrevista.

Vamos a empezar.

Personalízalo. Lo mejor es que lleve el nombre del destinatario o el departamento (RRHH; Departamento de Personal; Selección de personal, etc). Redactar el contenido para quien lo está leyendo. Que parezca que le estás hablando directamente. Se nota cuando enviaste a varios a la vez y parece una publicidad de algo.

Conoce la empresa. La mejor forma de que se abra el email es que le interese el perfil que le envías. Para eso tienes que saber qué puede necesitar. Para eso, busca la información de la empresa. Lo mejor es seguirla en redes sociales y en los portales de ofertas para ver qué buscan o pueden necesitar.

Llamada a la acción. Las llamadas a la acción son las que hacen que las personas abran el email.  Bien, en el caso de búsqueda de personal son las que son urgentes, están en ese momento. Por ejemplo, si tienen publicada una oferta en redes sociales o portal de empleo, mandales un email con el titulo de esa oferta. Si por lo contrario, lees en su web que van a vender el próximo año en un nuevo país, y tu le envías el email, no lo van a abrir hasta dentro de unos meses, porque no es urgente.

Breve y claro. No te líes. Redacta un email conciso y claro. Describe lo que quieres destacar y por lo que valdrá la pena abrir el archivo adjunto. Deja claro que le envías el currículum para un puesto en concreto o un oferta determinada. Nada más.

No envíes fotos, logos o videos en el email. Molestan, de verdad.

No mandes muchos a la vez para que no sean spam.

No envíes a todo el mundo. Selecciona las empresas objeto. Enviar por enviar no te da garantía de que se abra el email.

La clave de la optimización de la apertura de un email es sólo que se reconozca quién envía el mensaje y para qué se envía.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Aprende a venderte


Siempre he dicho que buscar trabajo es un trabajo, con un horario, con su mesa, con sus herramientas. Pero como todos los trabajos una vez hecho el producto, necesitamos una labor comercial.

Incluso las personas que se dedican a las ventas, no saben vender su currículum, porque siempre han vendido productos, pero nunca ellos mismos.

Por eso, una vez que tengas tu currículum elaborado, tienes que aprender a venderte.

La verdad es todos tenemos competencias comerciales. Somos capaces de contar lo maravilloso que es nuestro móvil, lo bueno que está la comida del restaurante xxx, pero somos incapaces de decir lo que yo sé hacer y donde soy competitivo.

¿Por qué no soy capaz de vender mi perfil profesional?

Puede ser por la modestia y la humildad no nos deja, ya que nos han enseñado que con estas virtudes nos ganaremos el cielo (para los católicos), pero mientras estamos en la tierra, nos mordemos la lengua.

Es muy difícil vender. Lo saben muy bien los que comerciales en activo. Una opción es ir de puerta en puerta a ofrecer nuestros productos. Lo que común se conoce como “puerta fría”. Si tu ahora estás en tu casa, a ti te gusta que durante la mañana te llamen al timbre y te ofrezcan enciclopedia, seguros, dar “voluntad” a la asociación XXX. Bien, me imagino que no.

Lo mismo pasa cuando tu vas a “puerta fría” por las empresas entregando tu currículum para “lo que haya”. Seguro que te lo recogen. Te dicen que te llamarán. Y sabes muy bien que no lo harán. Pero tu tienes la sensación de que has cumplido, ¿no?

Pues sería interesante que te pusieras a aprender a venderte

Lo que tienes que hacer es conocerte. Hacer un conocimiento de tus fortalezas y debilidades. Ver tus amenazas y conocer las oportunidades que tienes. Lo que se llama DAFO y CAME

Una vez que lo tengas, no toca más que practicar. Por eso tiene que hacerte preguntas para poder tener respuestas.

100 preguntas, 100 respuestas

Por último, aunque lo tienes que hacer todo paralelamente, tener tus perfiles en redes y portales actualizados.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo