¿Por qué te contrato a ti?


La única razón por la que una empresa busca una persona para su empresa es para realizar unas tareas, unas responsabilidades y/o unas funciones que en su plantilla actual no puede solucionar, no puede resolver.

El objetivo del proceso de selección es buscar a alguien que pueda resolver el problema que tienen en la empresa. Y lo que quiere el entrevistador durante todo el proceso es “dime algo para seleccionarte a ti”.

Por eso, en cuando elaborares tu currículum o prepares la entrevista, la pregunta que tendrás que responder será: ¿por qué te contrato a ti y no a otro candidato?

En el momento que te planteas acceder al proceso de selección, tienes que tener en cuenta la respuesta a esta pregunta. Por lo que tu currículum y la entrevista tienes que transmitir que tú eres el mejor candidato para el puesto.

Serás el mejor candidato para la oferta que quieres si tienes la capacidad de resolver, de dominar tu oficio o profesión y, sobre todo, sacar el trabajo adelante con la mejor productividad.

Todos los puestos de trabajo, da igual su categoría, tienen una parcela de resolución, de responsabilidad, de toma de decisiones. Todos los oficios y profesiones aportan valor añadido a la empresa. Sin embargo, no todos los profesionales, no todos los trabajadores, saben o no conocen que pueden solucionar y aportar en la empresa.

Por mi experiencia como orientadora profesional puedo afirmar que muchas de las personas que buscan un empleo no tienen muy claro qué es lo que saben hacer, qué pueden resolver, qué pueden aportar en un puesto y a una empresa.

Son personas muy trabajadoras, muy buenos profesionales en su oficio, que tienen una larga experiencia o, también, una formación adecuada y actualizada para el puesto. Pero cuando le preguntas que saben hacer, e incluso qué han hecho a lo largo de su carrera profesional, no saben explicarlo, no saben describirlo. Y ese es para mí el mayor problema.

Los años que hemos vivido, los tiempos que estamos viviendo, hemos conseguido que una parte de la población activa muy válida esté totalmente perdida, con baja autoestima, desmotivada, y con miedo.

Todas estas circunstancias hacen que se olviden de su experiencia laboral, de lo que pueden aportar a un puesto, de lo válidas que son para la empresa. Cuando se ponen delante de una empresa (incluso delante de un orientador laboral) no saben qué decir, porque el miedo a no ser contratados y, sobre todo, la autoestima y los prejuicios, hacen el resto.

Hay que evitar todo esto. ¿Cómo?

La respuesta es simple, perdiendo el miedo, en primer lugar. Y después conociéndote. Es imposible que una empresa te conozca sin que tú lo hagas primero.

Si es tu caso y quieres comenzar a perder el miedo, te dejo un post que te puede ayudar

Empezar el año con actitud de “lo voy a conseguir”

Recuerda que si necesitas ayuda y si te puedo ayudar como orientadora profesional,

Contacta conmigo

Anuncios

Tu DAFO profesional y personal


Ya finalizó el verano. Entonces, es un buen momento para realizar tu DAFO para encaminar tu plan de búsqueda de empleo.

El DAFO es una buena herramienta para plantearse las nuevas acciones a realizar y para marcar los nuevos objetivos profesionales cara la recta final del año.

En septiembre es un buen mes para reorganizar tu agenda, replanificar tu plan de búsqueda de empleo, tener un lugar cómodo y tu horario de trabajo, en este empleo de buscar un empleo.

Analiza tu objetivo profesional, describe tus logros, redactar tu currículum, preparar la entrevista, y proponer nuevos objetivos a cumplir.

Recuerdo que lo más importante a la hora de encauzar tu búsqueda de empleo es ser consciente de la situación que estás viviendo, y así podrás decidir hacia dónde puede ir.

Después, debemos reflexionar hace referencia a nuestro estado anímico: Mi motivación.

Cualquier tarea que desarrollemos sin motivación nos causará estrés. No podremos realizarla adecuadamente. Necesitamos saber si estamos motivados o no para lograr nuestro objetivo: encontrar trabajo.

Sin voluntad no hay esfuerzo, sin esfuerzo no hay sacrificio, y sin sacrificio no hay resultados.

Es un buen momento para analizar todo lo que dejamos atrás, saber lo que hemos superado, y, sobre todo, lo que hemos fracasado para encontrar el nuevo trabajo.

En nuestra sociedad el concepto de fracaso es un estigma que nos marca. Tenemos que saber aprender de los hacemos, tanto bien como mal. Por eso, fracaso es sinónimo de superación y resiliencia.

Tenemos (en presente) de ser conscientes y reflexionar acerca de nuestros fallos y errores durante la búsqueda de mi nuevo trabajo.

En tu plan de acción para buscar trabajo es importante que se detallen acciones que nos permitan mejorar nuestra búsqueda de empleo y alcanzar el objetivo: tener mi nuevo trabajo.

Todo esto lo tienes que hacer de una manera pausada, relajada y fuera del ambiente negativo que puede rodearte.  Si lo haces bien, tendrás un reflejo de lo que pretendemos ser y qué retos abordar para alcanzar el objetivo que se busca: la realización personal y profesional.

Te animo a que conviertas lo que nos queda en septiembre para realizar tu DAFO y tu CAME para buscar ese empleo que buscas.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

 

Cómo defino mi objetivo profesional


Ya hemos comentado en varios post que en buscar trabajo, bien porque me he quedado sin él, o bien porque quiero cambiar el que tengo, empieza por responder a: ¿De qué busco trabajo?

La respuesta seria la ocupación de la que voy a buscar mi nuevo trabajo. La única limitación es que esa respuesta encaje con mi desarrollo profesional y mis intereses personales.

Entonces, a partir de aquí, lo que tengo que hacer es iniciar mi búsqueda de empleo localizando ofertas relacionadas, redactar mi currículum para esa oferta, buscar qué empresas necesitan o buscan ese perfil, realizar mi DAFO y mi autoanálisis, buscar los canales de contratación que se realiza la empresa o el sector, etc.

Defino mi objetivo profesional

La manera de empezar es por grupos o por áreas de ocupaciones que pueden interesarse. Vamos a ver los más importes.

Actividades artísticas. Son aquellas actividades que se relacionan con la creatividad y la imaginación. Sus opciones dentro del mundo productivo pueden encontrarse como: diseñador/a, restaurador/a, decorador/a, delineante, ilustrador/a, creativo/a publicitario, etc.

Actividades administrativas. Se tratan de actividades de clasificación, ordenación, cálculo  y manejo de datos, utilizando nuevas tecnologías, aplicaciones, programas. Las ocupaciones más habituales de estas actividades pueden ser: auxiliar administrativo, administrativo, secretaria, operador de informática, cajero, contable, introductor de datos, asesor contable y fiscal, gestor financiero, etc.

Actividades científicas. Se refieren a actividades muy especializadas en un campo concreto de conocimiento, con el objetivo de investigar, descubrir, inventar, experimentar nuevos instrumentos o hallazgos de un área específica. Son representativos de estas actividades, trabajos como: físico, biólogo, responsable de laboratorio, químico, historiador, etc.

Actividades comerciales. Se definen con actividades relacionadas, no solo con la venta del producto sino también con la oferta de servicios que incluyan el trato con el cliente. Como por ejemplo de este tipo de actividades, están las ocupaciones de: dependiente de comercio, técnico/a comercial, teleoperador/a, atención al cliente, etc.

Actividades medioambientales. Son actividades dirigidas a la conservación de la naturaleza y el medio ambiente, tanto en la preservación del medio natural como en limpieza y reciclaje de residuos. Algunas ocupaciones características de este área son: agente forestal, técnico/a de control de calidad de agua, etc.

Actividades técnicas. Actividades dedicadas al montaje, instalación, reparación y mantenimiento de equipos, tanto eléctricos, electrónicos, mecánicos, etc. Algunas ocupaciones pueden ser: técnico/a en reparación, fontanero, mecánico/a, electricista, etc.

Actividades sociales. Son aquellas actividades que se relacionan con la atención a personas, tanto mayores, jóvenes, menores o discapacitadas. Algunas pueden ser: monitor sociocultural, dinamizador sociocultural, educador/a infantil, cuidador, técnico/a sociosanitario, etc.

De que soy capaz

Tengo que determinar que soy capaz de hacer. Te dejo una lista. Tienes que seleccionar la que mejor de definan. Si ves que alguna no está, añádelas, sin problema.

Mi Interés

Todas las personas tenemos unos intereses. Te dejo un listado y tendrás que seleccionar aquellos con los que más te identifiques. Si hay alguno que no encuentras, lo añades a tu lista.

Mi personalidad

El objetivo es valorar diversos aspectos de tu personalidad para conocer tu capacidad para el mercado laboral.

Te dejo una lista, pero puedes añadir los que quieras.

Tienes que hacer un autoanálisis de tu personalidad.Una vez que tengas la lista que te caracteriza, lo que tienes pensar por qué eres así.

Mis logros

Tienes que describir lo que has logrado en tu vida laboral (o personal, en muchos casos relacionados). Piensa en todo lo que has hecho, lo que has logrado, bien con contrato, sin contrato, voluntario, prácticas, etc.

Saca valores numéricos (cuantifícalo) aunque puedes tener logros que no se pueden valorar numéricamente (cualitativo).

Te dejo una lista de verbos de acción positiva que te puede ayudar

Redacta el logro

Más Info cómo redactar tu logros pincha aqui

¿Cómo quieres trabajar?

Tienes que tener en cuenta las aptitudes profesionales, tu personalidad, tu cualificación, tu experiencia de cada uno de nosotros.

Defino mi objetivo profesional: de qué busco trabajo

Objetivo profesional

  • Análisis del perfil profesional: Rasgos de personalidad, gustos, intereses, preferencias, disponibilidad.
  • Análisis del perfil profesional: formación reglada, no reglada, informal, no formal, experiencia profesional
  • Mercado de trabajo: necesidades del entorno laboral

Redacto mi objetivo profesional.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Mejora tus posibilidades de encontrar un empleo


Hoy quiero que hablemos de mejorar mis posibilidades de encontrar un trabajo. Estamos a mediados de septiembre. Ya empieza la rutina de nuestra ciudad, de nuestro pueblo. La familia y amigos ya han vuelto. Todo comienza.

Bien, pues tú también tienes que volver (o empezar) a tu trabajo: buscar trabajo.

Ante todo tienes que ser optimista. Si crees que no va valer para nada que te pongas a buscar trabajo, pues no lo hagas. Pero si por lo contrario crees que si buscas lo encontrarás, pues adelante.

Márcate las metas. Lo que tienes que hacer es planificar tu búsqueda, organizarte, definir los objetivos (y cumplirlos).

Sé proactivo. Me refiero que no tengan que estar detrás de ti, sino que tú seas el que esté buscando.

Cambia. Si lo que estuviste haciendo hasta ahora no te ayuda. Pues cambia el plan de búsqueda de empleo.  Y si viste que fuiste avanzando, reorganiza el plan.

Formación continúa. Busca que es lo que están requiriendo para el puesto. Si no lo tienes o te falta, proponte aprenderlo. El mercado laboral es cada vez más competitivo y no hay puesto que no tenga cambios tecnológicos, legales, producción, etc

Repasa tu red de contactos. Vuelve a contactar con ellos, una llamada, un mensaje, un email para preguntar qué tal el verano, no viene mal. Recuerda que la tu red de contactos, tu mejor aliada.

Visibilidad. No te olvides de volver a tus redes sociales. Tu plan de búsqueda de empleo 2.0

Volvemos al trabajo, a la rutina. Para eso márcate un horario, un sitio y tu agenda.

Bien, ya termino. Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Tu perfil profesional en tu curriculum


La mayoría de las personas que hacen su curriculum lo realizan de manera estándar: datos personales, formación, experiencia y otros datos. De manera cronología (de lo último a lo anterior).

Cuando llegan a las citas de orientación (sobre a todo a las mías como podéis comprobar en este blog) y le dices que hay que adaptar el curriculum a la oferta y a la empresa. La cara es de “¡Qué dices!”.

Sí pensar en cambiar el formato del curriculum. Salir de una estructura establecida (no sé por quién y para qué) nos cuesta mucho.

Bien, a los que me seguís, sabéis que mi modelo de curriculum preferido es funcional combinado,  ya que recoge mejor la definición de quién eres laboralmente y que puedes aportar al empresa cuando te incorpores.

Bien. El problema que veo (y me preguntan en las consultas de orientación) es cómo redacto el perfil profesional en mi curriculum.

Lo que estaréis pensando ahora es por qué tengo que definir mi perfil profesional en mi curriculum si ya se ve lo que he hecho o aprendido en mi vida profesional.

Si pero no es lo mismo leer lo que tú has puesto que ver lo que has hecho. Y no es lo mismo saber qué sabes hacer.

Dar por hecho que una persona que no me conoce de nada, al echar un vistazo a mi curriculum (porque los curriculum no se leen), pueda saber perfectamente lo quién soy, cuando en la mayoría de las ocasiones yo no soy capaz de explicar qué sé hacer, es el error más generalizado que tienen las personas que buscan un empleo.

Además, suponer que una persona, que puede leer en una mañana una cantidad de curriculum, dé por hecho aspectos o cosas que no he puesto en mi curriculum, también es un error bastante generalizado.

Una manera para que el seleccionador se fije en tu curriculum es facilitarte el camino: ponle lo que eres, lo que vales, lo que sabes hacer. Y así lograrás lo que quieres: que lea el curriculum y después que te llame para la entrevista.

Si es así, el curriculum ha cumplido su objetivo.

El perfil profesional es un pequeño texto, de entre 6-8 líneas (si lo puedes hacer en 3 linea, mejor), donde vamos a redactar qué sé hacer, cuál es mi fortaleza, qué puedo aportar al puesto y a la empresa. Es decir: quién soy yo (a nivel profesional).

El objetivo de destacar mi perfil profesional es facilitar al seleccionador que te conozca a golpe de vista.

No quiero que me pongas que estudiaste, que hiciste, donde viajaste, o que tienes carnet y coche.

Lo que quiero es que redactes cuáles son tus competencias profesionales, qué te diferencia de los demás de tu profesión, qué puedes aportar, cuál es tu objetivo en el puesto que quieres.

No vale copiar los perfiles profesionales de otros compis, porque lo vais a enviar todos a la misma oferta, entonces todos tendréis el mismo, y por eso seréis todos descartados, porque sonará a “frase hecha”.

El lugar donde ponerlo es debajo de los datos personales. Arriba del folio, antes de empezar a bajar la vista.

Os dejo mi perfil que he puesto en mi currículum:

Llevo más de 16 años en el mundo de la formación y la orientación laboral. La orientación laboral no es igual para todos. Existe una orientación laboral para cada persona. La orientación laboral es un desarrollo personal y profesional de la persona que tiene necesidades reales a las que tenemos que dar respuestas. La orientación es un acompañamiento a medida donde se utilizan herramientas para alcanzar el objetivo. Es un cambio que no se puede recorres corriendo sino con paso firme. Cada paso da valor al anterior.

¿Vas a hacer el tuyo?

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Aspectos fundamentales del Sistema Nacional de Cualificaciones (SNCFP)


El Sistema Nacional de Cualificaciones es un elemento fundamental para cualquier trabajador (y persona que busca un empleo), porque:

Afianza derechos:

  • Derecho a la cualificación de todas las personas. Todos los trabajadores tienen derecho a que una especificación oficial acredite su competencia oficial en un campo ocupacional, independientemente de la vía por la que se haya adquirido (formal, informal, no formal o por experiencia laboral).
  • Derecho al reconocimiento social de esa cualificación. Una vez acreditada la cualificación tiene pleno significado en el empleo. Es decir, le corresponde una ocupación en el mercado laboral.
  • Derecho al proceso de progresión en las cualificaciones. A través del sistema de cualificaciones un trabajador no queda estancado en la última titulación que obtuvo, sino que se rompe las barreas formativas en la medida que se abren varias vías para acreditar la competencia ocupacional.

Ascender laboralmente

El Sistema de cualificaciones es un referente en la negociación colectiva y proporciona la contratación de un trabajador.

Es un sistema que se revisa y se actualiza las clasificaciones profesionales, ya que identifica las diferentes figuras profesionales estratificadas por niveles, correspondientes a cada área competencial.

El punto de partida es la Ley Orgánica 5/2002 de 19 de junio de las Cualificaciones y la Formación Profesional (SNCFP)

La finalidad de la ley es, principalmente:

  • Facilitar la integración de las distintas formas de certificación y acreditación de las competencias y de las cualificaciones profesionales
  • Fomentar la formación a lo largo de la vida
  • Integrar las distintas ofertas formativas
  • Instrumentar el reconocimiento y la acreditación de las cualificaciones profesionales

Tiene como objetivo principal,

La ordenación de un sistema integral de formación profesional, cualificaciones y acreditación, que responda con eficiencia y transparencia a las demandas sociales y económicas a través de las diversas modalidades formativas, así como la oferta de la formación sostenida con fondos públicos, favorecerá la formación a lo largo de toda la vida, acomodándose a las distintas expectativas y situaciones personales y profesionales.

A dicha finalidad se orientarán las acciones formativas programadas y desarrolladas en el marco del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional, en coordinación con las políticas activas de empleo y de fomento de la libre circulación de los trabajadores.

Qué se entiende por SNCFP

El conjunto de instrumentos y acciones necesarios para promover y desarrollar la integración de las ofertas de la formación profesional, a través del Catalogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, así como la evaluación y acreditación de las correspondientes competencias profesionales, de forma que se favorezca el desarrollo profesional y social de las personas y se cubran las necesidades del sistema productivo.

Las funciones del SNCFP

  • Promover y desarrollar la integración de las ofertas de la formación profesional, a través de un Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales
  • Evaluar y acreditar las correspondientes competencias profesionales.

Los principios básicos del SNCFP

  • El desarrollo personal y al ejercicio del derecho al trabajo como a la libre elección de profesión u oficio y a la satisfacción de las necesidades del sistema productivo y del empleo a lo largo de toda la vida.
  • El acceso, en condiciones de igualdad de todos los ciudadanos, a las diferentes modalidades de la formación profesional.
  • La participación y cooperación de los agentes sociales con los poderes públicos.
  • La adecuación de la formación y las cualificaciones a los criterios de la Unión
  • Europea.
  • La participación y cooperación de las diferentes Administraciones públicas.
  • La promoción del desarrollo económico y la adecuación a las diferentes necesidades territoriales del sistema productivo.

Los fines del SNCFP

  • Capacitar para la actividad profesional.
  • Promover una oferta formativa de calidad.
  • Proporcionar a los interesados información y orientación.
  • Incorporar a la oferta formativa acciones de formación que capaciten para el desempeño de actividades empresariales y por cuenta propia.
  • Evaluar y acreditar oficialmente la cualificación profesional cualquiera que hubiera sido la forma de su adquisición.
  • Favorecer la inversión pública y privada en la cualificación de los trabajadores y la optimización de los recursos dedicados a la formación profesional.

Quién realiza la regulación y la coordinación del SNCFP

Corresponde a la Administración General del Estado la regulación y la coordinación, sin perjuicio de las competencias que corresponden a las Comunidades Autónomas y de la participación de los agentes sociales.

El Consejo General de Formación Profesional es el órgano:

  • Consultivo y de participación institucional de las Administraciones públicas y los agentes sociales.
  • De asesoramiento del Gobierno en materia de formación profesional, sin perjuicio de las competencias que el Consejo Escolar del Estado tiene atribuidas.

El Instituto Nacional de las Cualificaciones es el órgano técnico de apoyo al Consejo General de la Formación Profesional responsable de definir, elaborar y mantener actualizado el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales y el correspondiente Catálogo Modular de Formación Profesional.

Cómo se desarrolla el SNCFP

Para el desarrollo del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional se promoverá la necesaria colaboración de: las empresas con las Administraciones públicas, las universidades, las Cámaras de Comercio y las entidades de formación.

Para identificar y actualizar las necesidades de cualificación, así como para su definición y la de la formación requerida, se establecen procedimientos de colaboración y consulta con los diferentes sectores productivos y con los interlocutores sociales.

La formación favorecerá la realización de prácticas profesionales de los alumnos en empresas y otras entidades. Dichas prácticas no tendrán carácter laboral.

Cómo se organiza el Catalogo Nacional de Cualificaciones Profesionales

Se organizará en módulos formativos articulados en un Catálogo Modular de Formación Profesional y ordenados por niveles de cualificación. Teniendo en cuenta en todo caso los criterios de la Unión Europea, igualmente se garantiza la actualización permanente del catálogo, previa consulta al Consejo General de la Formación Profesional, de forma que atienda en todo momento los requerimientos del sistema productivo.

Más información sobre el SNCFP

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Elabora un plan de acción para buscar trabajo


Si continuas buscando trabajo o vas a empezar a buscarlo, estás en el sitio adecuado. Hoy quiero que hablemos de cómo elaboro mi plan para conseguir ese empleo que quiero.

Para que te sea más fácil tendrás que seguir unas pautas y así poder alcanzar el objetivo esperado (encontrar un trabajo).

Cuando hablamos de “planificar” decimos que es un esfuerzo que se realiza para cumplir objetivos y hacer realidad distintos propósitos.

Para poder llegar al objetivo es necesario ir pasando distintas fases que se definen en el momento de comenzar, además de usar diferentes recursos y herramientas.

Sin embargo, planificar desde el punto de vista de la orientación laboral, es “plantear, organizar y gestionar estratégicamente una serie de tareas para encontrar el empleo deseado”.

A estas alturas me preguntas: ¿por qué necesito planificar mi búsqueda de empleo?

Es verdad que la mayoría de las personas que buscan trabajo lo que realizan es enviar/entregar currículum a todas las ofertas que se presentan (sino no las hay, me presento igual “por si acaso sale algo”). Ya hemos dicho en este blog que ese es el mayor error

¡Hazte un currículum!

La razón primordial de tener un plan de acción para buscar trabajo es optimizar los recursos. Es decir, no es enviar por enviar (perdemos tiempo, no nos contestan, nos deprimimos y gastamos dinero y tiempo) sino concentrar los envíos en los puestos concretos y en las empresas determinadas.

Es decir, aumentar la productividad en el proceso de búsqueda, además de conseguir no desmotivarte y no decaigas en la búsqueda de empleo. Lo que quiero es que no de desesperes y no abandones.

Por mi experiencia en la orientación laboral, es que las personas que “están acostumbradas a planificar” le resulta más fácil. Pero, las que no “planifican” habitualmente, les es un poco más complicado.

Elaborar un plan de acción para buscar trabajo te ayuda a desarrollar tu competencia de planificación, muy valorada en el mercado laboral.

Empezamos. Dividimos nuestro plan en tres partes:

¿Qué puedo o sé hacer?

Tengo que pensar qué tareas o actividades, responsabilidades puedo hacer y así buscar un trabajo.

Para hacerlo repasa toda tu experiencia profesional. Piensa en todo lo que has hecho a lo largo de tu vida laboral, bien en empresas como en actividades de voluntario, o en la realización de prácticas no laborales de los cursos o de los ciclos de formación profesional.

También, repasa todo lo que has estudiado, los módulos de los cursos, de los másteres.

Todo por escrito. Te ayudará a verlo. Repásalo las veces que te haga falta. No tengas prisa, tomate el tiempo que haga falta.

Organiza toda la información que has recopilado

Una vez que tengas todas las tareas, funciones y responsabilidades, y todo lo que estudiaste o te formaste a lo largo de tu vida laboral. Tienes que agruparlas por grupos. Tienes que ver que ocupaciones o profesiones puedes ejecutar esta experiencia y formación.

A estas alturas ya tienes un gran camino hecho. Esto es lo más difícil. Ahora, ya cuentas con una gran materia prima para elaborar tu plan.

Tercero. Realizar mi seguimiento en buscar trabajo

¿Cómo hago mi seguimiento? y ¿dónde registro mi actividad para buscar trabajo? pues sencillo: en una agenda.

Tienes que tener una agenda de búsqueda de empleo en donde puedas apuntar desde a dónde envías el currículum, los portales en dónde estás registrado, las ofertas que contestas, etc.

Además, apuntar las tareas que tienes o has hecho. Donde está el horario para buscar trabajo. En pocas palabras, tener todo a mano y todo registrado.

Necesitar buscarte un sitio para buscar trabajo y tener un horario

Antes de terminar, quiero que sepas que no es fácil. Comienza despacio. Vete poco a poco, día a día.

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo