El trabajo que buscas


Pronto llegará junio. La mitad del año. El mes 6… quedan 6 más para finalizar el año… y ¡no tengo trabajo!

Buscar trabajo no es igual para todos. Cada uno/a tiene que tener su “búsqueda planificada personalizada”. Cuando realices cursos de inserción laboral que repiten hábitos. No quiero decir que esos cursos no son buenos. No puedo decir eso. Lo doy yo habitualmente. Lo que tienes que hacer es que toda la información que te proporcionan, usarla para tu búsqueda de empleo.

Vamos a empezar, pero antes tenemos que hacer algo sencillo.

  • No mostrar desesperación. Tienes que valorarte.
  • Las empresas no buscan cualquier cosa. Todos queremos el mejor novio/a, y la empresa los mejores para ese puesto.

No buscamos empleo, queremos el puesto

Entonces, vamos a empezar. Así que tenemos que hacer lo siguiente:

Marcarme una estrategia. Buscar trabajo no es enviar un millón de currículum y esperar a que me llamen, si me llaman. Se planifica, se define, se escoge.

Definir un objetivo. No me vale cualquier cosa. Hay que saber de qué buscamos trabajo.

La búsqueda de empleo se ha complicado. Es una competición porque no hay ofertas, porque no hay puestos vacantes. Los que salen, se presentan un motón. Hay una autentica competencia.

A la hora de poner a todo esto, tienes que hacer dos cosas. La primera es cambiar de actitud. Si no vas a conseguir nada, para qué lo vas a hacer. Ponte a hacerlo, seguro que lo conseguirás.

La segunda, es que no lo vas a poder hacer solo. Necesitas ayuda. Para eso estamos los/las orientadores laborales. Para ayudarte hacer un plan acción para buscar un empleo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Responde bien a una oferta


Muchas personas que oriento me dicen que envían directamente el currículum por email sin una presentación. Y eso, para mí, es un error.

Cuando respondemos a una oferta (incluido en Infojobs) tenemos que hacer “nuestra carta de presentación” que es el email.

Aunque sea un email, y no una carta en papel, no quiere decir que cuidemos los detalles.  Tenemos que saber que cómo nos presentamos, así nos van a ver los demás. Diferenciar entre un colega y una persona que nos va a seleccionar.

Sin faltas de ortografía. Evidente, ¿no?. Bien, léelo, pásale el corrector, lo que quieras, pero sin faltas.

Cuida la redacción. La manera de expresarte (demasiado formal o demasiado informal) me dará la imagen de hacerme una imagen de ti. Si está es buena, no hay problema, pero si es negativa, te van a descartar.

Sobre todo, si el puesto es para “comunicarte” con la clientela de la empresa, tu carta de presentación será la “prueba de selección” que los demás puestos no tendrán.

En el apartado “asunto” del email, tienes que poner algo. Quien lo recibe quiere saber para qué le enviaste el email. Si se trata de una autocandidatura,  pon algo así como “CV puesto XXXX”. Si lo envías al email general de la empresa puedes poner “Departamento de RRHH/selección de personal/…”.

Si simplemente es para contestar una oferta, en el asunto tienes que poner la referencia o el nombre de la oferta que se trate. Algo así como “Oferta XXXX/ nº referencia/…”.

El email tiene estructura (igual que la carta)

Saludo. Unos buenos días o buenas tardes, no está mal. También puedes poner “Estimado/a Sr/a,” si es muy formal. Nunca un Hola, aunque conozcas a la persona.

Motivo por el que envías el currículum. Si es para contestar a una oferta, pues decirle dónde lo viste, qué oferta, para qué puesto, … Si es una autocandidatura, que quieres optar al puesto XXXXXX.

Tú vales para ese puesto. Lo tienes que tener claro. Yo cumplo los requisitos exigidos porque tienes la experiencia en… o la formación específica… o… lo que sea pero corto (recordamos que el currículum va adjunto).

Provocar la entrevista y participar en el proceso de selección.

Recuerda que tiene que facilitar la lectura de la empresa. No escribas párrafos de más de tres líneas, y que cada uno trate de un tema.

Finalmente, despídete y firma el email. Pon tu nombre completo o por lo menos nombre y un apellido. Pon un teléfono de contacto y email. Solo con el objetivo de que a vista tenga los datos para contactar contigo.

Adjunta el archivo son el currículum. ¿Cómo personalizo mi archivo del curriculum?

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

 

Lo que hacemos mal en la búsqueda empleo 2.0


Lo que hacemos cuando nos ponemos a buscar trabajo en la red (lo que llamamos empleo 2.0) es darnos de alta en todo lo que vemos. Y ese es el primer error. No todas las redes ni todos los portales ni todas las web van a ayudarnos a encontrar el empleo que buscamos.

Lo mejor que puedes hacer es centrarte en aquellas plataformas y redes que se adaptan a tus intereses.

Si nos dedicamos a leer de todo, veremos qué hay de todo. No tienes que saber ni conocer todas las herramientas que existen (o aun no existen) en internet. Cada una sirve para algo. Y la tendrás que conocer y usar si te ayuda a alcanzar tus intereses. Si no, no vale la pena conocerla ni usarla. Me refiero a tweetdeck, socialbro, hootsuite, etc. Son herramientas técnicas y usadas por community Manager.

Pensar que estar en Linkedin o en Infojobs, ya llega. La mayoría de las personas que oriento, abren un perfil en Linkedin y otro el Infojobs, y a esperar. Es otro gran error. Los perfiles están “muertos”. Es decir, parados, sin vida, sin movimientos.

Para más saber más de Linkedin y Sácale más partido a tu perfil de Infojobs

Siempre aportar valor. Cuando redactamos nuestros perfiles en las redes y en las web, lo mismo que hacemos en nuestro currículum, no damos valor a nuestro trabajo y a nuestro aprendizaje. Son perfiles (y currículum) planos.

Aunque estemos sin trabajo, el buscar un trabajo, en empleo 2.0, también es un trabajo. La formación continua es fundamental. No olvides que tienes en la red millones de cursos de formación y tutoriales que te ayudaran a conocer y saber aquello que te hace falta para completar tu currículum y tu perfil.

No sirve para nada todo esto, si lo demás, los que te están buscando o los que tú estás buscando, si no te ven. Tienes que hacerte visible.

Tienes que saber que tu red de contactos no te van a dar empleo. Tienes que hacerte una buena red de contactos, te ayudará.

Finalmente, no te olvides de planificar y de organizarte. El peor error que puedes cometer es meterte en la red y perderte. Recuerda que estás ahí para buscar trabajo, no para ver anuncios  ni pelis.

Organiza tu escritorio. Hazte un horario. Ten una planificación y una estrategia. Ten a mano tu agenda y un sitio para poder hacer buscar trabajo de una manera comoda.

No puedes pasar todo el día. Hay un mundo físico fuera. Sal, practica deporte, pasea, y sobre todo, relaciónate con otra gente.

Crees que esto es aburrido. Pues estar en la calle de puerta en puerta, eso si también es aburrido.

Bien, ya termino. Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

Haz que se fijen en ti: tu eres el mejor candidato


En el mundo laboral en el que estamos viviendo tan competitivo, las ofertas laborales son escasas. Por eso es importante impresionar para que se fijen en ti. Lo importante no es enviar tu currículum, sino que lo lean (o le echen un vistazo) y te llamen para realizar la entrevista.

Hoy quiero que hablemos de cuáles son las claves que más le llaman la atención a los seleccionadores y, cómo no, los que no les gustan nada.

¿Quién soy? Ya hemos dicho en otras ocasiones que necesito saber antes de ponerme a buscar trabajo quién soy (laboralmente), qué sé hacer, qué puedo aportar, cuáles son los requisitos, etc. Es bueno que conozcamos nuestras debilidades (para reducirlas) y nuestras fortalezas (para reforzarlas). La pregunta que va a caer en la entrevista es: ¿por qué tú y no otro?

Conocer tu currículum. Cuando acudes a la entrevista y te hacen preguntas sobre tu currículum, lo más habitual es que no se conozca. No hace falta que repitas todos los datos que están en el papel, sino que me cuentes (con tus palabras) lo que has hecho, lo que has aprendido, lo que se te da mejor, y, también, lo que no te gusta. Además, de las empresas dónde trabajaste, el tiempo,… pero no recites, sino cuéntame.

¿Por qué quieres ese trabajo o por qué quieres trabajar en esa empresa? Habitualmente contestamos por contestar ofertas que nos parecen bien, aunque no sean de lo mío. Por eso no nos llaman a la entrevista porque no sabemos adaptar mi currículum a la oferta y/o a la empresa. Pero cuando llegamos a la entrevista, otra pregunta que siempre cae es: ¿por qué quieres este trabajo? o ¿por qué quieres trabajar con nosotros?

Tienes que tener claro porque estás ahí, lo que sabes hacer, lo que puedes aprender, lo que no sabes hacer, lo que te gusta, lo que no eres bueno, … es decir: ¿por qué tu y no otro? Es decir, conocer tus fortalezas y tus debilidades, además de tus competencias.

No hables mal de nadie. Tenemos que tener claro que a nadie le gusta que alguien hable mal (o con menosprecio de otra persona). No vas a conseguir el nuevo puesto poniendo a parir a alguien de la competencia. La discreción es lo que se valora, no la lengua larga.

Te necesitan. Desde que envías el currículum hasta que llegas a la entrevista hay que crear la necesidad de que te entrevisten porque eres necesario para el puesto y la empresa. Uff¡¡ es muy difícil¡ Creo que de todo el proceso lo más difícil de conseguir, pero no imposible porque alguien lo consigue, que es el que llega al final, aunque no sea el mejor.

¿Cómo lo hiciste? Cada vez más las entrevistas en vez de hacerte preguntas directas, lo que están haciendo es ponerte en una situación y preguntarte cómo lo resolverías o qué harías. Bien, para que puedas llevar algo preparado, te diría que te imagines situaciones para resolver. Por ejemplo, si vas a una entrevista para ventas, pues como le venderías nuestro producto a un cliente (mujer, edad 55, con teléfono móvil, sin hijos). Para hacerlo necesitas conocer los productos y técnicas básicas de ventas. Para prepararlo hazlo con el método start

Tienes un compromiso con la empresa. Sé que ahora no hay matrimonios ni parejas para toda la vida, ni tampoco empleos. Pero cuando una empresa realiza un proceso de selección se gasta un dinero y un tiempo. Por lo que no va a querer a nadie que se vaya a los pocos días, para volver a empezar con el proceso. No hace falta que le declares amor “hasta que la muerte os separe”, sino que durante el tiempo que dure el contrato y la formación vas a estar. Sé que hay un montón de razones para dejarlo, pero no lo digas. De todas formas, si vas a la entrevista o entrevistas es porque te interesa.

Ya finalizo. Otras dos cosas importantes. Por un lado, recordar los nombres de las personas que te entrevistan o con quien hablas en el proceso de selección. Y, la otra, por supuesto, es tener la suficiente confianza en ti. Si te llaman para la entrevista es porque han visto algo en ti que le gusta, pero no metas la pata.

Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional,  ponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

La orientación laboral es lo que más ayuda a las personas desempleadas


Un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) pone de relieve que las ‘Técnicas de Búsqueda de Empleo’ y la ‘Orientación Profesional’ son los servicios ofrecidos por las oficinas públicas de empleo que más ayudan a los parados a encontrar un trabajo.

El estudio ‘Una primera evaluación del impacto sobre la salida del desempleo de las políticas activas ofrecidas por los servicios públicos de empleo en España’ analiza entre 2011 y 2015 los cuatro servicios para parados que ofrecen las oficinas públicas de Empleo: ‘Técnicas de Búsqueda de Empleo’, ‘Orientación Profesional’, ‘Itinerario Personalizado’ y ‘Tutoría Individual’.

El informe revela que los parados de larga duración son los que parecen beneficiarse con mayor intensidad de cualquiera de los servicios analizados.

En concreto, la tasa trimestral de salida del desempleo para parados de larga duración aumenta en torno a un 25% después de recibir el servicio de ‘Técnicas de Búsqueda de Empleo’ en el periodo 2013-2015.

Mientras, para los que reciben el servicio de ‘Orientación Profesional’, la salida del desempleo se incrementa un 24%.

Fedea concluye que es cada vez más necesaria la inversión en políticas activas de empleo para hacer frente al desajuste entre las capacidades y competencias de los desempleados, pero su inversión se debe focalizar en aquellas partidas más eficientes.

Las ‘técnicas de búsqueda de empleo’ y la ‘orientación profesional’ son los servicios que más ayudan a los parados

Buscaremos la mejor forma de poder resolver las dudas a la hora de buscar un trabajo. Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional,  ponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

Cómo hacer un autoanálisis


Lo más importante de la búsqueda de empleo es realizar un buen autoanálisis personal y profesional. Muchas son las dudas de cómo tengo que hacerlo. Bien, os ayudaré.

Por qué es importante que te conozcas

Principalmente para ayudarte a:

  • Saber lo que eres capaz de hacer y lo que puedes aportar
  • Conocer en todo momento tus limitaciones y cómo superarlas
  • Identificar preferencias sobre que tipo de trabajo estás dispuesto a buscar
  • Determinar las prioridades sobre los puestos buscados
  • Enumerar los medios que necesarios
  • Definir las estrategias
  • Establecer plazo o fases para la búsqueda de empleo
  • Afrontar una entrevista de trabajo con confianza

Toma papel y boli, empieza a escribir.

Conocimientos. Toda tu formación.

  • Titulación reglada. Descripción, nivel, año finalizado, centro.
  • Formación complementaria. Descripción, año, horas, centro, área.
  • Formación informal. Formación (conocimientos) adquiridos en el desempeño de un trabajo, voluntariado, prácticas, colaboración, aficiones, etc.

Tienes que tener en cuenta que no todo se aprende en la “escuela”. Hay conocimientos aprendidos en “otros lugares” o de “autoaprendizaje” que puede ser de utilidad para una empresa y necesarios para el desempeño de un puesto.

Destrezas. Lo que podemos englobar en ¿qué sabes hacer?

Describe con precisión:

  • Adquiridas en el periodo formativo
  • Adquiridas en los puestos de trabajo desempeñados, incluido las practicas no remunerados, el voluntariado, ocio, aficiones, etc

Puede ser valorable para una empresa las actividades y tareas que lo que realizas durante el día, siempre que puedan dar valor al desempeño del puesto.

Saber estar. Nos referimos a las actitudes.

El comportamiento en el entorno de trabajo y las habilidades sociolaborales son aspectos muy valorados por los seleccionadores en la actualidad.

Haz una reflexión sobre tus cualidades. A modo de ejemplo tenemos:

  • Reflexión y eficiencia
  • Iniciativa y decisión
  • Puntualidad, seriedad y lealtad
  • Facilidad para trabajar en equipo
  • Optimismo y resistencia ante las frustraciones
  • Polivalencia
  • Afán de superación
  • Capacidad de aprender
  • Adaptación a distintos entornos de trabajo

Puedes seguir tu con otras ….

Una vez que tengas todo esto, tienes que agrupar todos los conocimientos, las destrezas, las actitudes y las cualidades que son requeridas para el puesto de trabajo que optas, y, como no, para la empresa en la que quieres/vas a trabajar.

Lo que pretendemos es casar el empleo  con tu perfil profesional, así tu currículum será leído, y te llamarán para la entrevista

Si después de leer este articulo, necesitas ayuda para realizar el autoconociento, ponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

 

Tú consulta de orientación laboral


Los orientadores/as laborales nos encontramos con distintas situaciones laborales y personales. Lo que vemos son personas que buscan su primer empleo, perfiles profesionales más o menos cualificados para el mercado laboral, personas con problemas personales y familiares que limitan su inserción laboral, etc. Pero todas tienen en común que tienen problemas y dificultades a la hora de acceder a un puesto de trabajo.

Muchos y muchas de las personas que orientamos lo que necesitan son herramientas y recursos que se adapten a su búsqueda de empleo. Por mucho que nos apuntemos a talleres o cursos de búsqueda de trabajo, tenemos que saber que es un camino personal y adaptado a cada uno de nosotros. Por lo que la orientación laboral tiene que dar soluciones a nuestras necesidades de buscar un empleo de manera personalizada e integral.

El orientador/a laboral es aquel que te ayuda y te enseña a ser tu “autónomo” e “independiente”. Tenemos que incentivar el auto-conocimiento, la auto-eficiencia y la auto-realización, etc, para poder hacerlo de manera independiente, sin su orientador/a laboral.

El objetivo de las sesiones de orientación es concretar los objetivos y el plan de acción para encontrar el trabajo que se desea. Lo que hacemos es escuchar a la persona orientada para poder llegar a definir las estrategias del plan de acción para ser el candidato/a perfecto para el puesto.

El orientador laboral tiene que concretar qué busca, qué quiere, cuál es su inquietud y qué demanda del mercado laboral. Una vez que tengamos todo esto, podemos empezar a definir el plan de trabajo.

Por otro lado, la persona que orientamos tiene que definir él/ella sus objetivos, comprometerse con el itinerario a seguir, los pasos que hay que seguir, las acciones que hay que desarrolla. Ese es el trabajo del orientador.

Lo que no es una cita de orientación es la entrega de listados de web, portales, direcciones postales, empresas, etc para enviar el currículum o inscribirse en bolsas. Tampoco dar plantillas o modelos generalizados de currículum “perfectos” para llegar a una entrevista.

El objetivo de la entrevista de orientación laboral es intentar conseguir toda la información de cuáles son los intereses, las motivaciones, las habilidades, las competencias, los requerimientos del mercado laboral, las oportunidades de trabajo, etc, de la persona orientada, e intentar relacionarlas. Lo que llamamos es definir el perfil profesional y conocer el nivel de empleabilidad de la persona.

A partir de ahí, es la persona la que tiene que iniciar el camino hacia la nueva búsqueda de empleo. No nos olvidamos de conocer y trabajar las herramientas de búsqueda de empleo como son el currículum, entrevistas, dinámicas, perfil de las redes, buscar ofertas, etc.

Podemos empezar realizando un DAFO y CAME con la intención de comparar el perfil profesional de la persona con el perfil profesional al que queremos optar.

Buscaremos la mejor forma de poder resolver las dudas a la hora de buscar un trabajo. Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional,  ponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional