Véndete como profesional


Hoy quiero que hablemos de qué tengo que hacer para poder proyectar mi imagen como profesional.

Cuando hablamos de promocionar personas nos olvidamos de que el marketing también nos puede ayudar.

Vamos a ver unos pequeños consejillos que nos pueden ayudar a que nuestra imagen profesional tenga una mejor visualización.

  • Identifica tus fortalezas y debilidades
  • Destaca en qué áreas donde puedes potenciar tus habilidades
  • Define tus objetivos
  • Concreta tus metas a donde quieres llegar
  • Cómo te ven los demás
  • Quién te valora
  • Crea tu red de contactos
  • Actualízate
  • Demuestra confiabilidad
  • Muestra tu seguridad
  • Diferénciate
  • Resalta tus logros
  • Cuida los detalles de tu imagen
  • Proactivo

Creo que son muchas cosas…

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Anuncios

APPs para buscar trabajo


 

Os dejo hoy una infografía donde podeis ver las APPs más importantes para buscar trabajo

Finalizo, espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

 

¿Se puede encontrar trabajo en Linkedin?


Lo que me preguntan es ¿de verdad que Linkedin me da empleo? Yo creo que sí. Además, te diría que incluso puede quitártelo. Pero no es fácil.

Lo que tenemos que dejar claro es que Linkedin es una red social especializada en relaciones de trabajo. No es una red social para ligar, ni para hacer amigos, sino para relacionarte con personas desde el punto de vista laboral y profesional.

Lo que no es Linkedin es un portal de empleo como lo es Infoempleo o Infojobs. Lo que sí es verdad es que no es fácil, por determinados motivos:

Es una red social, no una web de ofertas.

No sé si conoces la diferencia. Pero es muy importante que lo sepas. Porque Linkedin es una red social donde los profesionales puedes interactuar, por eso se puede publicar o compartir ofertas.

Lo mejor que tiene Linkedin es “la relaciones profesionales entre sus miembros” a través de la interacción en los grupos, dar a conocer novedades de tu empresa o de tu oficio, poder relacionarte a través de los mensajes privados, la participación en los perfiles, etc, pero no las ofertas de empleo.

Es la razón fundamental por la que las ofertas son mínimas.

Relaciónate

Como no es un portal de empleo, sino una red social, cómo puedo hacer para conseguir un empleo. Pues es fácil, relacionándote.

Con quién. Pues con colegas de profesión, con seleccionadores, con potenciales jefes, … con la gente del mundo laboral, no de compis de “fiesta”.

Entonces mi presencia activa en Linkedin no es a corto plazo, sino te lo tienes que plantear a medio y largo plazo. Es decir: para siempre.

Que vas a conseguir. Que el tiempo invertido participando de manera activa te va ayudar a ser conocido, a aparecer en las búsquedas, a ser reconocido en tu profesión. Y por ahí vendrán oportunidades de empleo.

Las ofertas ocultas

Lo que comentábamos antes. Muchas ofertas no se publican, se buscan candidatos para ese puesto. Entonces puede ocurrir que una empresa contacte contigo para una nueva oportunidad de trabajo.

La saturación, el mayor inconveniente

La red estaba bien. Estábamos lo que realmente queríamos buscar una relación profesional. Sin embargo, con el boom de Linkedin, aparecen “vendedores” de todo, incluso “ligoteo”. Por eso muchas personas han marchado o no usan Linkedin.

A mi me envían desde ofertas de seguros a mensajes como “podemos hablar?” y la verdad para eso no estoy en Linkedin.

Después hay mucho perfil de “star” de empresarios y profesionales. Y a mi me da que es todo “vapor, no humo”.

Por lo que empiezan (ya están) timos con falsas ofertas, con falsas entrevistas, con falsas … solo con el objetivo de conseguir un email para enviarte publicidad de algo o una venta piramidal. ¡Un horror!.

Lo único que se consigue es estafar al desempleado, pero también lo que se logra es que se acabe como si fuera una web “mala” de ofertas.

Finalizo. Creo que hay que estar en Linkedin, pero no es lo único. Hay más puertas y más redes. Úsala con cabeza. Y seguro que conseguirás llegar a dónde quieras.

Espero que el post de hoy te ayude y si te puedo ayudar como orientadora profesional, contacta conmigo

Nunca dejes tu extracto de Linkedin en blanco


En el extracto de Linkedin es donde tenemos que describir nuestras habilidades, capacidades y competencias para ser visibles en la red. No podemos poner por poner. Hay límite: 2.000 caracteres. Así que la redacción es complicada.

Lo que figure en el extracto un resumen de mi perfil profesional, lo que puedo hacer, lo que sé hacer. Es decir, quién soy yo.

Cuando alguien entra en tu perfil, lo primero que ve es el extracto, y con lo que lea se hará una idea de tu perfil profesional. Entonces, continuará o no leyendo el resto del perfil.

Es el único espacio del perfil del Linkedin en donde podemos ser creativos, mostrarnos como somos. Puedes adjuntar el enlace a tu videocv o a tu web o blog. En el extracto está nuestra diferenciación.

Tenemos que darle un toque personal. Los profesionales (trabajadores y empresas) somos personas. No podemos mostrarnos fríos ni distantes. Tenemos emociones y debamos gestionarlas.

Antes de ponerte a redactar tu extracto, tienes que tener en cuenta lo siguiente: encontrar-gustar-contactar.

Es el proceso que seguimos en las búsquedas. Primero, aparecemos. Después, ven nuestro extrato. Finalmente, si lo que leyeron les gustó o es lo que andan buscando, pues leen nuestro perfil (que es nuestro currículum). Has logrado el objetivo: ¡provocar el contacto!

¿Qué significa contactar? Te enviaran email para realizar la entrevista, o unirte a la red de contactos, o tener una colaboración profesional.

Las personas que oriento, cuando veo sus perfiles, muchos de ellos son un resumen de su currículum (estudios, experiencia) pero esa no es la función. Lo que tienes que hacer es resumir tu perfil, pero con tus palabras. Eso con tus palabras, como si fueras tú quién lo dijera. Por eso, no copies los de otros perfiles semejantes al tuyo.

A esta altura de post comienzan las preguntas: ¿qué pongo?, ¿qué hago?, ¿qué cuento? ….

La verdad que no sé que debes poner. Porque somos nosotros los únicos que sabemos lo que somos y lo que sabemos hacer. El extracto es muy personal.

Lo que tengo claro es que el extracto te muestres como persona que sabe ejercer un trabajo. No como solo un trabajador. Destaca tus competencias personales y relaciónalas con las profesionales. Muestra tus fortalezas y debilidades.

Pautas para redactar tu extracto

  • Habla en 1º persona. Es tu perfil. Eres tú.
  • Dime cuál es tu objetivo profesional
  • Destaca tus competencias, tus puntos fuertes, lo que te hace diferente frente a los demás competidores.
  • Acuérdate de los que estuvieron contigo, del equipo, de los compañeros/as, de los colegas (de profesión). Sobre todo de los que aprendiste algo que es importante para ti.
  • Hazlo tuyo. Habla de los valores, de los objetivos, de los logros,…
  • No te olvides de tu pasión, de lo que realmente te ha hecho feliz,….

Recuerda: sólo tienes 2.000 caracteres (espacios incluidos)para decirle al mundo: quién eres. Dile que vale la pena que siga leyendo. Es tu tarjeta de visita.

Ponte a redactar

Lo que tenemos que tener claro es que el extracto no es una carta de presentación. Ni tampoco un resumen de mi currículum. No es una bio. Es una tarjeta de presentación. Aclarado esto, empezamos a redactar.

Lo haces para decir quién soy y qué me diferencia de los demás perfiles parecidos al mío. Tiene que decir algo porque sino los seleccionadores no siguen leyendo el resto del perfil.

El contenido del extracto

Tiene que contener los siguientes puntos:

  • ¿Quién es?: estudios, habilidades, capacidades, hobbies…
  • ¿Qué haces/sabes hacer? puesto, funciones, tareas, responsabilidades,…
  • ¿Qué ofrece/aportas? Porque vale la pena contratarnos para la empresa por conocimientos, competencias, experiencia, formación, etc.

Tienes que tener claro que no redactas tu extracto para tener el perfil completo. Por otro lado, si el extracto no aporta valor al perfil tampoco sirve para mucho. La verdad, mejor no lo hagas.

Qué no poner en el extracto

Tienes que tener claro que unas veces podrás acertar y en otras veces equivocarte. Bien, va en el aprendizaje. Todo lo que hagas o digas en Linkedin va a tener una repercusión positiva o negativa en el mercado laboral. No te agobies. Es el día a día.

Por eso quiero contarte lo que recomendamos que no pongas (por si acaso):

  • Llenar por llenar 2.000 caracteres. Sin contenido. Bla, bla, bla, bla,
  • Sé concreto, breve, no te enrolles, no te lies.
  • Tiene que hacer algun enlace a algo. A un blog, a un videocv, a alguna red (facebook o twitter)
  • Que no sea un ladrillo. Que sea fácil de leer.

Y …. Un email para contactar (¡Por favor!)

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Los beneficios de no tener redes sociales para buscar trabajo


Yo creo que para mostrarnos a nivel profesional tenemos que estar en la red. Porque como dice el slogan: “si no están en Google, no existes”.

Sin embargo, no soy fanática de las redes sociales. Creo en ellas, creo que nos ayudan, creo que las debemos utilizar, pero respecto a todas esas personas que dicen NO a las redes sociales. Y sobre todo, mi máximo respecto, para quien no las usa para buscar trabajo o para mostrarse laboralmente.

Valoro mucho más a una persona que dice NO a las redes sociales, que aquella que dice SI y no las usa porque “no me sirven”. O se está o no se está.

Yo creo que para mostrarnos a nivel profesional tenemos que estar en la red. Porque como dice el slogan: “si no están en Google, no existes”.

Sin embargo, no soy fanática de las redes sociales. Creo en ella, creo que nos ayudan, creo que las debemos utilizar, pero respecto a todas esas personas que dicen NO a las redes sociales. Y sobre todo, mi máximo respecto, para quien no las usa para buscar trabajo o para mostrarse laboralmente.

Valoro mucho más a una persona que dice NO a las redes sociales, que aquella que dice SI y no las usa porque “no me sirven”. O se está o no se está.

Yo creo que para mostrarnos a nivel profesional tenemos que estar en la red. Porque como dice el slogan: “si no están en Google, no existes”.

Sin embargo, no soy fanática de las redes sociales. Creo en ella, creo que nos ayudan, creo que las debemos utilizar, pero respecto a todas esas personas que dicen NO a las redes sociales. Y sobre todo, mi máximo respecto, para quien no las usa para buscar trabajo o para mostrarse laboralmente.

Valoro mucho más a una persona que dice NO a las redes sociales, que aquella que dice SI y no las usa porque “no me sirven”. O se está o no se está.

¿No tienes Twitter o Facebook? Seguro que se lo has preguntado a alguien o alguien te lo ha preguntado a ti. Bien, puede ocurrir dos situaciones: o eres un friki que no está conectado o no estar en redes te hace alguien especial y distinto.

Las personas que tengo en las citas de orientación que cuando le explico cómo buscar ofertas en la red o ver información en las redes y no tienen (porque no quieren) redes sociales, me comentan que tienen la sensación de no enterarse de mucho con amigos y familia porque hablan de algo que ellos/as no saben. Les entiendo perfectamente. Me pasa a mí lo mismo con series y programas de televisión que no sigo o no veo.

Ahora todo está a disposición de todos. Antes algunas cosas eran privilegio de unos pocos. Siguiendo este pensamiento, podemos decir que todos los que estamos en redes sociales, estamos a disposición de todos. Sin embargo, el hecho de no estar en redes sociales da “idea de exclusividad”. En resumen: ofreces algo que no sabe Google que existe.

¿Cómo? (os preguntareis). Pues sí. Os imagináis una playa que no estuviera en Google maps, sólo sabrían de ella los de entorno, para encontrarla tendríais que perderos, … y después ¡a disfrutar de la playa!

Estar en la red era un plus, pero ahora la red está colapsada, entonces el beneficio de no estar en las redes seria el prestigio. ¿Por qué saber de ti, todo lo qué haces, de manera rutinaria, no sería más negativo que positivo?

Ya llevamos tiempo usando profesional y personalmente las redes sociales (yo la primera), por lo que estoy convencida que tener un número elevado de seguidores o un video muy visto no tiene que ser igual a valoración profesional.

Lo que sé es que para que se te valore en el mundo 2.0, tienes que tener la valoración en el mundo 1.0. Es decir, realmente ser un profesional de tu profesión y de tu sector.

Es verdad que para estar en las redes tenemos que invertir mucho tiempo. No sólo para crear los contenidos (textos, infografías, videos) sino también para ver los comentarios que dicen de ti. Analizar tu reputación online. Si no tienes redes, te ahorras mucho tiempo. De eso doy fe.

Imaginaros una tienda de pequeña de barrio que quiere hacer de su facebook su escaparate. Estoy convencida que tarda menos en decorar su pequeño escaparate 1.0, que su perfil de 2.0. Pero al mismo tiempo, se preocupa de la clientela que está a 10 km para que vean su maravilloso escaparate 2.0, mientras su clientela está sin atender.

En el mundo laboral, nos pasaría lo mismo. Estamos más preocupados para que nos vean empresas de no sé dónde. Y el tiempo que pierdo convenciéndoles que soy el mejor trabajador, no se lo dedico a las empresas de mi entorno, que son las que me pueden contratar.

El mayor inconveniente de estar en las redes y de participar e interactuar con otras personas virtuales es que comentes errores que los ven todo el mundo. Y es muy difícil de enmendar porque Google los tiene, los ven. En el mundo 1.0, no hay ese error. Si te equivocas, si comentes un error queda ahí y nadie lo sabe. No tienes que dar explicaciones más allá de tu entorno.

Pero esté inconveniente es una ventaja competitiva para quienes no están en las redes. Porque ellos nunca se equivocan. Por lo menos no lo podemos ver. Es muy simple, cualquier orientador puede valorar mis artículos, pero yo los de él o ella no puedo, porque no los leo.

Y ahí es a donde quiero llegar (y terminar) es muy fácil decir que no quiero estar en las redes sociales (profesionalmente hablando) porque “así nadie sabe de mi”. Mejor dicho, nadie me puede comparar con nadie. Así ahorro tiempo en dedicarme al “cara a cara” que al “face a face”.

Sí es verdad, pero yo creo que los que estamos en redes, y usamos e interactuamos, somos más valientes, porque nos enseñamos quiénes somos y lo que somos capaces de hacer. Los demás (los que no están en redes) nos pueden valorar, pero nosotros a ellos no.

Lo que si se confunde (y hay muchos textos hablando de esto) es que no es lo mismo estar disponible que ser accesible.

Es verdad que poder acceder a algunas empresas o profesionales es muy difícil, pero a través de las redes sociales este acceso se facilita. Ahora cualquiera se puede dirigir a ti para preguntarte o pedirte alguna información.

Lo que sí es verdad es que estar fuera de las redes te evita escuchar, oír, hablar, responder, interactuar con gentes que no conoces de nada. Te ahorras mucho tiempo.

Yo desde aquí soy partidaria de las redes sociales, sin embargo es mejor no mantener un perfil en Linkedin, que tener uno mal hecho, sobre todo para dar un poco de “buena impresión”.

Termino, si no eres capaz de completar tu perfil en las redes sociales (sobre todo en Linkedin), yo puedo ayudarte a poder posicionarte mejor en las búsquedas de los reclutadores.

contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Los secretos que linkedin tiene bien guardados


Hay unos tips y trucos que hacen que puedas sacar el máximos a linkedin. Puede que consideres que son muy básicos (y no valían un articulo), pero la mayoría de las personas que oriento no lo sabían.

Desactiva las orientaciones. Cuando actualices algo del perfil, desactiva las actualizaciones (control de privacidad), con el fin de no bombardear a tu red con las modificaciones.

Desorganizado. El contenido del perfil tiene que estar primero lo que hay que resaltar. Pero el criterio lo marcas tú, no linkedin.

Que no te vean. Cuando quieras ver otros perfiles (por curiosidad para ver que ponen) pon “anónimo” en la parte de “seleccionar lo que otros ven cuando has visto su perfil”.

Sé “grupie”. Únete a todos los grupos que quieras, mientras sean con temática relacionada con tu perfil, ocupación, sector. Porque te dará mayor visibilidad de tu perfil.

Relaciónate con todo el mundo. No solo te relaciones con las personas que conoces. En las búsquedas en Linkedin favorece a los que están en la red. Primero, los de primer nivel y después los de segundo nivel.

No te escondas. El número de contactos te da mejor visibilidad. Así que si te relacionas con todo el mundo (lo comentamos antes) lograrás mejor red de contactos.

Habla de lo tuyo. Sin miedo habla de lo que sabes. Comparte información y que te compartan la información. La optimización de tu perfil será mejor posicionado.

Comunícate. No solo con una foto en donde se te vea mejor. Escribe como si estuvieras hablando con quien te está leyendo. Transmite quién eres y cómo eres. Sé accesible. Crea el interés por saber de ti.

Espero que estos pequeños truquillos te ayuden a optimizar tu perfil en linkedin.

Estar en la red más profesional del mundo, no es tener unos datos. Es vivir en la red.

Más información sobre Linkedin

Espero que te haya ayudado. Recuerda que necesitas ayuda para redactar tu perfil en linkedin, contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.