Escucha activa en una entrevista


En una entrevista de trabajo lo que siempre nos enseñan (y nos dicen) es que nos dediquemos a escuchar. Pero, el truco está en escuchar bien, y, como siempre te digo, mostrar interés. Es decir, mostrar que estás en escucha activa.

En una entrevista tienes que mostrar interés por el puesto para el que te está entrevistado y, además, atender a lo que te están diciendo el entrevistador.

La escucha activa es un instrumento básico de comunicación. Nos cuesta mucho. No nos enseñan a escuchar. La escucha activa es fundamental en el lenguaje no verbal. Con tu cuerpo, con los gestos, estás demostrando que estás atendiendo, pero lo complicado es que la persona que está entrevistando también tiene que ver que tú les estás atendiendo.

Hoy os dejo un vídeo donde os van a enseñar señales que demuestran que has captado la atención del interlocutor. Saber interpretarlas y saber emitirlas te ayudará a tener un buen desarrollo de la entrevista.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional contacta conmigo

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

No pasas la entrevista por…


Cuando preparamos la entrevista de trabajo, siempre pensamos en las respuestas a las preguntas, pero nos olvidamos de unos detalles que parecen “nada importantes”, pero te puede costar la entrevista.

No tratar con prepotencia a la persona de recepción. Recordamos que la entrevista es desde que llegas al sitio. Entonces, las personas que te vas encontrando son parte de la entrevista. No muestres tu carácter ni tu personalidad con ellas.

Puede ser que te hagan esperar. No te pongas borde, y menos con alguien de la empresa. Se te valorará por todo, no sólo por lo que digas en la entrevista.

Cuando te pidan hacer una pregunta o si tienes una duda, puedes preguntar por el sueldo, las comisiones, la consecución de objetivos y su retribución, sin problema. Pero, el problema es cómo lo haces. Lo más normal es que salgan en la entrevista (no eres el primero que lo pregunta, y, por lo general, la empresa ya lo especifica). Recuerda que puedes negociar.

Ten cuidado con lo que llamamos “tics”, tanto corporales como verbales. Son muy molestos, cuando estás realizando la entrevista. Ayudan al entrevistador a centrar la entrevista en ellos. Si el puesto de trabajo es para atención al público, hablar por teléfono, representar a la empresa, suele no gustar que las personas tengan tics. Cuando preparares la entrevista, cuida esos pequeños detalles. Que te ayude alguien cercano a ti.

Los nervios. Nos pierden. Si no vas seguro y confiado que eres el mejor candidato para el puesto, los nervios saldrán. Y dirás todo aquello que no quieres, de la peor manera posible, sin sentido. Es decir, un desastre de entrevista. Prepárala.

Recuerda que el truco está en dar confianza de que sabrás hacer lo que tienes que hacer, qué aprenderás lo que tengas que aprender, qué defenderás el puesto como mejor puedas. Si no das esa buena primera impresión, no pasarás la entrevista.

Después hay pequeños detalles que ayudan a pasar la entrevista. Por ejemplo,

  • Estás en una entrevista de trabajo. La persona que te va a entrevista está trabajando. No estamos en un bar, ni quiere ligar, ni le hacen gracia tus chistes. Contrólate.
  • Lo que queremos en las empresas son personas normales. Así que intenta ser agradable.
  • Si te preguntan algo, responde a lo que se te pregunta.
  • Si la pregunta es directa, no te enrolles. Responde.

Si quieres preparar tu próxima entrevista, tienes el taller de entrevista y más información sobre la entrevista de trabajo.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional, Mi curriculum.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

 

El secreto para pasar la entrevista de trabajo


Existen muchos talleres de cómo superar la entrevista de trabajo, incluyendo todo tipo de preguntas y respuestas. En este blog tienes un taller de entrevista completo.

Siempre aconsejo a todo el que vaya a una entrevista que la prepare. Que lleve respuestas a preguntas estándar que le van a hacer. Sin embargo, lo reconozco, hay un pequeño secreto para superar la entrevista y te llamen para el puesto.

Ese secreto es la actitud. Si, la actitud. ¿y qué quieres decir (os preguntareis)?

En todos los talleres (incluso los que yo imparto) queremos centrarnos en las respuestas a preguntas que nos realizan durante la entrevista. Pero, nos olvidamos del mensaje que recibe la persona que nos está entrevistando.

Este es la clave principal. Y lo decimos siempre. Por mucho que lleves las respuestas adecuadas, te conozcas perfectamente el currículum, aprendas todo sobre la empresa y todo lo demás que quieras, si tú no transmites que quieres trabajar en esa empresa y qué estás sobradamente preparado para realizar las funciones del puesto, el seleccionador no te va a seleccionar. Esa es la actitud.

La verdad que la mayoría de las personas que van a una entrevista, van por ir, porque ya piensan que no los van a seleccionar, porque ve muchos en la sala de espera, cuando realizan la entrevista contestan “lo que quiere oir el seleccionador”. Pero no es así. El entrevistador tiene que tener argumentos para seleccionar, más bien para eliminar. Una variable para seleccionar es que “por lo menos tiene ganas”.

Entonces, cuando prepares la entrevista de trabajo, recuerda de transmitir “ganas”. Es muy difícil, porque habitualmente no se hace.

Para eso no sólo manejar el lenguaje verbal (entonar, vocalizar, sonrisa telefónica, la alegría, …) sino también el lenguaje corporal (el movimiento de los brazos, la forma de sentarte, los gestos de la cara, …).

Para probar puedes grabarte en video o con sonido y después  visionalizalo.  Otra manera de ensayar es hacerlo delante del espejo. Como quieras, pero hazlo.

Recuerda lo que tienes que transmitir (no decir) es que tienes ganas de trabajar y que vales para el puesto.

Recuerda que si estás en la entrevista es porque han visto tu currículum y ven algo que ti que les gusta. Ya tienes un punto. Prepararla y vete tranquilo, lo vas a conseguir.

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional.

Entrevista por Skype: cuida los detalles


La manera de hacer la entrevista ha cambiado. Y también las técnicas de selección. Lo vemos todos los días, nos inscribimos en bases de datos en vez de enviar el currículum; enviamos el currículum por email, en vez de por correo electrónico; contactan con nosotros a través de los perfiles en redes sociales en vez de llamarme por teléfono, y muchas más. Finalmente, las entrevistas se realizan por Skype. Seguro que ya tuviste alguna entrevista o conoces a alguien que la tuvo.

La entrevista por skype:¿Por qué se hacen?

Por las ventajas que tiene para ambos: ahorro en el desplazamiento, flexibilidad horaria, facilitar la comunicación, entrevistar a candidatos alejados del entorno de la empresa,…

¿Qué no podemos olvidar?

Aunque la entrevista la hagamos en la playa, en el bar, o, incluso en mi casa, no podemos olvidar que es una entrevista de trabajo donde me van a evaluar para conseguir el trabajo que he quiero.

Cuida los detalles

Como hacemos en las entrevistas presenciales tenemos que cuidar los detalles:

  • Es importante que te oigan y oigas bien. Como pasa en las entrevistas presenciales que se te entienda. Vocaliza y no hables a gritos ni muy bajito. Prueba el micrófono del ordenador u otro que tengas.
  • Tiene que haber una buena luz para que se te vea bien. Los fondos también son importantes. Los fondos llenos de cosas distraen, cuando precisamente lo que quieres es que se fijen en ti. Por supuesto, que no se vean cosas desordenadas en el fondo, ropa tirada, restos de comida o el póster de tú grupo favorito; lo que te comento puede ser que te parezca una tontería, pero no siempre nos damos cuenta de ello.
  • Sin ruidos, puesto que distrae de la conversación. Comprueba antes si los altavoces funcionan bien y tú escuchas perfectamente lo que te dicen.
  • Tu imagen. Aunque la entrevista no es presencial, tienes que vestirte acorde con el puesto. Piensa en la persona que te ve. Así que usa colores neutros, no rayas ni cuadros, ni brillos, porque en cámara son muy incómodos.
  • Sin interrupción. Apaga móvil, procura que nadie venga a interrumpirte. Imagínate que estás en el despacho de la empresa y delante del seleccionador, ¿vendría alguien a decirte dónde está… en casa? Pues, no.
  • No mires a la cámara. Si, mira a la pantalla no a la cámara. Bueno, dependerá de dónde esté, pero si está arriba del portátil, aparecerás con la cabeza levantada todo el rato. No te acerques mucho, ni te alejes, la distancia tiene que ser la justa.
  • Durante la entrevista. Tienes que mirar a la persona, pero tampoco lo hagas todo el rato: la persona te está mirando, y si tú haces lo mismo, te verá mirando a otro sitio, no haciendo contacto visual. Es desagradable y da poca credibilidad. Refleja una persona que cuando te habla o le hablas, no te mira directamente, e intenta evitar ese efecto.
  • La calidad de la conexión. Tienes que tener la calidad adecuada para que el sonido y la imagen llegue con calidad. Desconecta todo. Si no tienes una buena conexión, si tu velocidad de subida es muy lenta, intenta irte a un sitio donde tengas buena conexión. Es muy desagradable que no se pueda realizar la conversación con continuidad.

Y finalmente, practica. Haz pruebas con amigos. Haz simulaciones. Que te hagan preguntas y haz respuestas. Grábalas y así verás los errores.

La entrevista por Skype también puede salir mal

Seguro que hay personas que han tenido entrevistas cómodas, con seleccionadores agradables, y se han sentido a gusto. Pero, no es lo normal. Mi experiencia es que cuando se realiza una entrevista, sea presencial o por Skype, los nervios, la incertidumbre, se apoderan de nosotros.

Para que podamos afrontar la entrevista con naturalidad, tenemos que prepararla, así al ansiedad y todos los nervios se amortiguan. En eso puede ayudarte Skype. Mantén una conversación con un amigo, que te haga una entrevista y, además, grábala. Así verás los errores y aciertos.

Si sigues estos consejos a la hora de realizar tu entrevista por Skype, seguro que lo harás perfectamente.

Bien, finalizo. Espero que el post de hoy os haya ayudado. No te olvides que si crees que necesitas ayuda, ponte en contacto conmigo. Buscaremos la mejor forma de poder resolver las dudas a la hora de buscar un trabajo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

Relájate ante una entrevista


Al acudir a una entrevista estamos nerviosos y es un momento incomodo. Básicamente porque nos van a “interrogar” y también porque nos jugamos un puesto de trabajo.

Cuando nos llamen para concertar la entrevista, lo primero que tenemos que hacer es anotar todo: dónde es, qué empresa es, a qué hora es, en qué va a consistir la entrevista (si es una entrevista o si también hay un examen o prueba, todo lo que puede ser interesante).

Entonces, empezamos a prepararla. Para eso tienes el Taller de entrevista de este blog.

Pero lo que hoy quiero que hablemos es de cómo conseguir relajarme ante la entrevista.

Ante todo, busca un sitio tranquilo y que te ayude a relajarte. Puede ser un parque o un lugar en tu ciudad. También un riconcito de tu casa. Un lugar en donde tu estés agusto y tranquilo.

Respira. Sí. Respira hondo y con tranquilidad. Cierra los ojos, no pienses en nada. Toma aire por la nariz, llena todo los pulmones. Y después suéltalo por la boca. Despacio. Sin prisas. Repite varias veces.

También ayuda hacer algo de deporte. Si te gusta, hazlo. También puedes salir a pasear por las calles o por el parque o por algún pasaje bonito. No pienses en la entrevista. Te ayudará. Se trata de dejar los pensamientos negativos fuera, sobre todo antes de una entrevista.

Si al caminar o practicar tu deporte, le unimos ir escuchando una buena música, también sería una gran idea para relajarte. Escucha la que te guste y te anime. Te ayudará.

Finalmente, antes de entrar en la entrevista, tómate una infusión o algo caliente, pero sin cafeína o teína, para no aumentar los nervios. Eso sí, tómala sin prisas, sin agobio.

Y no te olvides, antes de ir a la entrevista, e incluso cuando entres, es que pienses que va a salir bien. Has preparado la entrevista, sabes muy bien que vales para el puesto, conoces tu trabajo y las tareas que vas a realizar, y te llamaron porque en tu curriculum vieron que tú puedes ser el mejor candidato.

Así que vete tranquilo a la entrevista. Sin agobio. Lo harás muy bien.

Espero que te haya gustado el post de hoy. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesional,  ponte en contacto conmigo.

Autora. Isa Loureiro. Orientadora Profesional

¿Quién te entrevista?


Cuando participas en un proceso de selección tienes que tener en cuenta la persona que dirige la selección. Puede ayudarte mucho conocer los tipos de entrevistadores que pueden entrevistarte.

Es muy importe saber quién te entrevista, porque así podrás preparar la entrevista de mejor manera. En función de quien te entrevista, así te harán la selección.

Conoce quién te entrevista

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Mi nombre es Isabel Loureiro. ¿En qué puedo ayudarte?

 

Preguntas fáciles, respuestas díficiles


Ayer realicé un taller de entrevista de trabajo. Cuando realizamos las preguntas, me llamó la atención que a preguntas sencillas (para mí), la persona no supiera que decir. Por eso, pensé que tenía que hacer un post sobre cómo responder a las preguntas más difíciles.

¿Por qué tú y no otro? Esta pregunta es un fácil que te caiga. Si no es ésta será una parecida. Cuando te den a elegir entre tú y otra persona, la respuesta tiene que basarte en aspectos profesionales y personales. Tienes que ser tú el contratado. Destaca lo que sabes hacer, lo que puedes hacer, lo puedes aprender,… y sobre todo, habilidades personales como la valía, el esfuerzo, el compromiso, la responsabilidad,…

Dime un defecto. Nadie es perfecto. Tenemos un defecto. Dilo sin miedo. Es mejor ser una persona “defectuosa” que perfeccionista. Los defectos pueden transformarse en una oportunidad. Es decir, ponlo en positivo.

Tus logros. Uff¡¡ esta es difícil. La mayoría de las personas con las que hago los simulaciones, no saben que han hecho, que han logrado. Y si les pides datos, se pierden. Piensa en todo lo que has aprendido y has hecho en tu vida laboral. Intenta llegar a cuantificarlo. Dale un valor cuantitativo. También puedes destacar algo personal. Como por ejemplo, superé una enfermedad, o terminé mis estudios con una nota de xxx

Qué te parece nuestra empresa. Aquí tienes que tener información sobre ella. Mira la web, mira los foros, busca información. Haz un análisis. Destaca lo que veas más interesante para tu puesto, y menciona lo que no te guste. Por ejemplo: A pesar de tener un buen producto, su web es complica de navegar.

Cómo te ves dentro de unos años. Se hace para ver las expectativas que tiene la persona. Lo normal es responder en sentido generalista, no interesa la verdad dónde estarás porque nadie lo sabe, ni tampoco contestes algo que sea irreal. Se trata de ver el desarrollo profesional y personal. Por ejemplo: me veo trabajando. Me veo en un puesto mejor. Pero nunca “me veo viviendo en la luna”.

¿Por qué está empresa? Por sus valores, por su trabajo, por sus productos, por el sector en el que esta, por … siempre por algo que realce a la empresa. Nunca decir que es porque no tengo nada, porque no hay otra, porque es la única opción.

Por qué dejaste tu último trabajo. Porque … lo que sea. Dilo sin miedo. Pero si no quieres, échale la culpa a la crisis. Por reducción de personal, mi departamento se redujo. Yo llegue más tarde, me fui antes. También, porque se terminó el contrato y no me renovaron. Pero nunca por enfados con los jefes, no aguantaba más, no me gustaba, no … negativo.

Háblame de tu anterior empresa o anterior jefe/a. Destaca que te llevabas bien con él/ella, que estabas contento en la empresa, que el ambiente era bueno, etc, pero nunca hables mal de nadie, y si es de la competencia, jamás.

Y finalmente, ¿tienes alguna pregunta? Te dejo un artículo que ya publicamos en el blog. Preguntas que puedes hacer en la entrevista

Espero que el post de hoy te haya ayudado. Recuerda que si te puedo ayudar como orientadora profesionalponte en contacto conmigo.

Mi nombre es Isabel Loureiro. ¿En qué puedo ayudarte?